2009
Mensajes a la Nacion del Presidente Felipe Calderon, en el marco de su Tercer Informe de Gobierno.
25 de agosto al 4 de septiembre de 2009.


I. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia Económica en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
25 agosto 2009

A fines del año pasado, en Estados Unidos empezó la peor crisis económica que se tenga registro. Pronto la crisis se extendió a todo el mundo.

Desafortunadamente nuestro México, cuya economía depende tanto de la de Estados Unidos, porque le exportamos la gran mayoría de nuestros productos y porque de ahí vienen los dólares que mandan nuestros migrantes, resultó severamente afectado por esta situación.

Sabíamos que no podíamos, desde México, evitar una crisis mundial y menos de esa magnitud; así que lo que hicimos fue concentrarnos en contrarrestar sus efectos en México y cuidar lo más importante para nosotros, que es el empleo.

Y qué es lo que hemos hecho para cuidar el empleo y apoyar a las familias mexicanas.

Por ejemplo, aumentamos drásticamente la inversión en infraestructura. Lo que buscamos fue generar empleo en sectores como la construcción, vinculados a carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles, redes de agua potable y saneamiento; todo el sistema y el sector de energía del país, impulsados por el gasto del Gobierno Federal.

Así, a pesar de ser un año de crisis, invertimos en este 2009 más que nunca en obras públicas federales. Este año, por ejemplo, invertimos el doble en infraestructura, de lo que se había invertido hace apenas tres años.

Segundo. Nos dedicamos a crear fuentes de empleo en la limpieza de carreteras, pintando escuelas, limpiando zonas arqueológicas, prestando servicios emergentes de salud. Y así, con el Programa de Empleo Temporal del Gobierno Federal le dimos trabajo a más de medio millón de mexicanos, lo que representó un valioso ingreso para estas familias, que de otra manera no hubieran tenido un ingreso para subsistir.

Una tercera medida fue proteger el empleo a través del Programa de Preservación y de Paros Técnicos.

Aquí lo que buscamos fue que las empresas que de repente dejaron de vender sus productos a Estados Unidos durante la crisis, no se vieran en la necesidad de despedir a sus trabajadores. Y por ello el Gobierno Federal propuso pagar hasta una tercera parte de su sueldo con cargo al Gobierno Federal, otra tercera parte por cuenta de la empresa y otra tercera parte por cuenta del trabajador.

Este Programa de Preservación del Empleo evitó que casi 450 mil trabajadores tuviesen que ser despedidos durante la crisis y así salvamos, también, su empleo.

Una cuarta medida ha sido un impulso sin precedentes a las pequeñas y medianas empresas, porque son las que más empleo generan. Y, para ello, lanzamos varios programas. Uno de ellos ha sido el de crédito; a pesar de que esta crisis suspendió el crédito en la mayor parte del mundo, en México seguimos facilitándole el crédito a las pequeñas y medianas empresas, a través de la Banca de Desarrollo. Y  así, durante los últimos 12 meses en México apoyamos a cien mil, cien mil micro, pequeñas y medianas empresas, en las cuales trabajan casi un millón y medio de personas en el país. Es algo nunca antes otorgado para las PyMES en México.

O bien, apoyamos sectores que perdieron ventas, como el sector de electrodomésticos, a través del programa de sustitución, mediante el cual apoyamos a la gente para cambiar su refrigerador o aire acondicionado viejo por uno nuevo, dándole un apoyo económico; y ya desde marzo a la fecha, hemos permitido que 100 mil familias renueven sus equipos de refrigeradores o de aire acondicionado, y con ello apoyamos también a los trabajadores de esas industrias.

El Gobierno Federal no ha dejado de apoyar la vivienda. En estos tres años se ha apoyado a tres millones de familias para que puedan tener casa. Los apoyamos con créditos o los apoyamos con subsidios, un anticipo para familias que ganan hasta cuatro salarios mínimos, a fin de que puedan adquirir su vivienda.

Y para apoyar a las familias, el Gobierno Federal tomó también varias medidas. Vale la pena destacar que congelamos el precio de las gasolinas y rebajamos en 10 por ciento el precio del gas que consumen en sus casas durante los momentos más graves de esta crisis económica internacional.

Estos son algunos de los ejemplos de las acciones que realizamos a lo largo y a lo ancho del país para que México logre enfrentar y, finalmente, superar la crisis económica internacional.

Sé que son tiempos difíciles, pero les aseguro que saldremos adelante, que ya hay datos incipientes, insuficientes todavía, pero muy alentadores, de que viene la recuperación económica. Será lenta, pero será positiva para México.

Mientras tanto, el Gobierno Federal ha hecho y seguirá haciendo todo lo que esté en nuestras manos a fin de que se tomen las medidas necesarias para apoyar la economía familiar y el empleo de los mexicanos.

Y puedes estar seguro de que una vez superada la crisis, tendremos una economía más fuerte y más dinámica, una economía que atraiga inversión y genere los empleos que tú y tu familia tanto necesitan.

II. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia de Infraestructura en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
26 agosto 2009

Muchas familias mexicanas ya resienten los efectos del cambio climático. En algunas zonas hay sequías muy importantes y en otras los huracanes o las inundaciones pegan cada vez con más fuerza.

Esto se debe a un fenómeno que le está ocurriendo a la Tierra, que se llama calentamiento global.

Para enfrentar esta amenaza tenemos que trabajar con otros países.

Pero ya desde México estamos impulsando medidas que reducen la contaminación y preservan nuestros recursos naturales. Por ejemplo, avanzamos en la utilización de fuentes generadoras de electricidad menos contaminantes, como es a base de viento, de agua o de sol.

Nuestro propósito es que cada vez se utilice menos petróleo y menos gas para generar electricidad. Obras emblemáticas de este esfuerzo es, por ejemplo, la Presa de La Yesca, entre Nayarit y Jalisco, que será la segunda presa más alta de su tipo en todo el mundo; o el Proyecto Parques Ecológicos de México, que ya hoy genera electricidad con la fuerza del viento en el Istmo de Tehuantepec, a base de unos grandes molinos que hemos instalado en esta Administración.

También estamos apoyando a las familias con programas de ahorro de energía. Por ejemplo, para que cambien su viejo refrigerador o su viejo aparato de aire acondicionado por nuevos equipos, que usan menos electricidad.

Así, por ejemplo, les estamos dando un apoyo en dinero o en crédito o las dos cosas; y con ello ya llevamos 100 mil refrigeradores o aparatos de aire acondicionado cambiados en tan sólo unos meses.

Tenemos otros programas que promueven el uso de focos ahorradores de luz, calentadores de agua a base de sol o estufas ecológicas en hogares mexicanos.

Una importante medida para mitigar el cambio climático es proteger nuestros bosques. Para ello, estamos destinando recursos sin precedentes, para restaurar suelos que se han erosionado, para combatir los incendios, o también para restaurar y reforestar más de un millón de hectáreas en estos tres años, algo así como arbolar todo el Estado de Querétaro.

Al mismo tiempo, estamos beneficiando a las comunidades indígenas y campesinas que son muy pobres y que viven en las selvas y bosques al pagarles por cuidar y proteger nuestros árboles y los manantiales que hay en ellos.

A la fecha, un millón y medio de hectáreas, que es más o menos la superficie de los estados de Aguascalientes, Colima y Morelos. Juntos se protegen mediante el Programa del Pago por Servicios Ambientales que damos a sus propietarios o poseedores.

Para garantizar el abasto de agua a las generaciones de hoy y de mañana, seguimos impulsando obras como la Presa El Realito, en San Luis Potosí; o la Presa Zapotillo, en Guanajuato, o rehabilitamos el sistema que dota de agua potable a la Ciudad de Hermosillo.

Estamos realizando también importantes obras para evitar inundaciones en distintas partes del país: en Tabasco, en Veracruz, en Hidalgo; desde luego, en la Ciudad de México donde estamos construyendo el Túnel Emisor Oriente, la obra más importante de su tipo en los últimos 30 años y que costará 14 mil millones de pesos.

Y para el tratamiento de aguas residuales que hoy están contaminando nuestros ríos y nuestros lagos, estamos impulsando programas de saneamiento en todo el territorio nacional. Hoy, dos de cada cinco litros de aguas negras ya son tratados y reutilizados para la industria, la agricultura o la recarga de los acuíferos.

En suma, tenemos un compromiso muy fuerte con el medio ambiente. Lo más importante es que con tu participación contribuimos al desarrollo sustentable de México, contribuimos a que nuestros hijos disfruten de un México más limpio, un México que dure para siempre, un México donde ellos puedan vivir mejor.

III. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia de Salud en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
27 agosto 2009

Amigas y amigos:

Gozar de buenos servicios de salud es un anhelo y un derecho de todas las familias mexicanas. Por eso, es muy importante que todos tengan a su alcance clínicas, doctores y medicinas para el momento en que se necesite.

Sé que muchas familias, y más en estos tiempos difíciles, viven con la preocupación de no tener con qué pagar el doctor si un hijo se enferma, o de tener que recortar el gasto si se presenta una emergencia.

La salud no debe ser privilegio para quienes pueden pagarla. La salud debe estar al alcance de todos los mexicanos por igual.

El compromiso del Gobierno Federal es que antes de finalizar este sexenio, México alcance la cobertura universal de salud; es decir, médico, medicinas y tratamiento para toda mexicana o todo mexicano que lo necesite.

Este es un paso fundamental, histórico, para garantizar el bienestar de los mexicanos. Esto es algo que quisieran lograr muchas naciones en el mundo, y los mexicanos lo estamos alcanzando.

Hoy, gracias a que se ha triplicado el presupuesto del Seguro Popular en tres años, 10 millones de familias que no pertenecen al Seguro Social o al ISSSTE ya pueden tener un seguro que cubra sus gastos médicos y tengan los servicios de salud que se merecen, sin tener que endeudarse.

Ya empezamos a hacerlo con todos los nuevos mexicanos. Cada niña o niño que nace, llega con su Seguro Médico bajo el brazo.

Con el Seguro Médico para una Nueva Generación estamos cubriendo con servicios de salud a más de dos millones 200 mil niños y a sus familias, desde el momento de su nacimiento.

No sólo eso. Con el Programa Embarazo Saludable 400 mil mujeres están recibiendo la atención médica que ellas y sus bebés necesitan durante y después del embarazo.

Para atender las necesidades de salud de más familias, este año estamos invirtiendo más de nueve mil 300 millones de pesos en la construcción y remodelación de clínicas y hospitales. Esto es más del doble de lo que se invertía en clínicas y hospitales al inicio de mi Administración.

En estos tres años hemos concluido más de mil 300 obras hospitalarias del Gobierno Federal. Además, con las Caravanas de la Salud, que son equipos móviles, con médicos, enfermeras y un pequeño quirófano, estamos llevando servicios médicos a más de 13 mil pueblitos o comunidades marginadas del país, con lo que estamos beneficiando a más de dos millones y medio de mexicanos que no habían tenido servicio médico en todos los rincones de la República.

Todo esto ha sido posible gracias a que del 2006 a la fecha hemos aumentado en un 50 por ciento el dinero destinado a la salud. Este año, el presupuesto del sector es de alrededor de 350 mil millones de pesos, una cifra sin precedentes.

Ten la seguridad de que seguiremos trabajando por tu salud y la de tu familia. Ese es nuestro deber y ese es nuestro compromiso.

IV. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia de Seguridad en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
28 agosto 2009

Estimados ciudadanos:

Las familias mexicanas son familias de trabajo que todos los días hacen un gran esfuerzo por salir adelante.

Es injusto que ese esfuerzo se quede en manos de criminales.

Sé que lo más importante para ti es que tu familia pueda vivir segura y salir a la calle sin temor.

Por eso, el Gobierno Federal trabaja por tu seguridad.

Estamos poniendo un alto al crimen organizado, un enemigo que mata, secuestra y extorsiona a gente inocente; que extorsiona a hombres y mujeres honestos y que acaba con las posibilidades de desarrollo de comunidades enteras y que trunca el futuro de muchas personas.

Con el esfuerzo heroico de miles de policías, soldados, marinos y Ministerios Públicos Federales, estamos golpeando duro a la delincuencia.

Los criminales, que estaban acostumbrados a operar con impunidad, ahora viven bajo la amenaza permanente de ser capturados y llevados a la justicia.

Los decomisos de droga afectan sus ganancias. Los arrestos de sus líderes generan caos y desesperación en sus filas. Las detenciones de funcionarios corruptos les quitan la protección que tenían.

En lo que va de este Gobierno hemos decomisado cerca de 50 mil armas al crimen, y le hemos asegurado cantidades de droga como nunca antes en la historia de México.

Hemos incautado cinco mil toneladas de marihuana y casi 90 de cocaína, que equivalen a más de dos mil 500 millones de dosis. También hemos detenido a casi 80 mil personas presuntamente vinculadas a la delincuencia y las hemos puesto a disposición de las autoridades. Muchas de ellas han sido líderes de los principales cárteles en distintas ciudades del país.

Tan sólo en el último año hemos capturado a casi 70 capos regionales de todos los cárteles; es decir, en un año hemos hecho más capturas que las que solían hacerse a lo largo de todo un sexenio.

Estamos golpeando con decisión y  sin distingos a todos los grupos criminales. Y quiero ser muy enfático en esta lucha. No nos limitamos, ni centramos la lucha por combatir el narcotráfico nada más.

Esta lucha es fundamentalmente por tu seguridad y la de tu familia, porque buscamos evitar que los criminales tomen el control de las comunidades y así pretendan imponer sus reglas.

Esta lucha busca evitar que grupos criminales se adueñen del pueblo o de la ciudad donde vives, y entonces se dediquen a secuestrar o a extorsionar a la población. Combatimos a la delincuencia para hacer valer la ley.

Sólo con un verdadero Estado de Derecho es posible garantizar la seguridad y la libertad de los ciudadanos, y fomentar el crecimiento económico y los empleos que tanto necesitamos.

La acción de los delincuentes lastima a los mexicanos en su integridad, su patrimonio y en su propia vida.

Precisamente, uno de los delitos que más agravia a la sociedad es el secuestro. Por eso, hemos apoyado a las autoridades locales responsables de combatir este terrible mal.

Sólo este año, en los últimos 12 meses, hemos detenido a más de mil 400 secuestradores; hemos desarticulado a más de 200 bandas dedicadas al secuestro y hemos liberado a más de mil víctimas que habían sido secuestradas.

Si seguimos así, muy pronto el secuestro va a reducir su incidencia perniciosa en el país.

En el Gobierno Federal seguimos comprometidos con tu seguridad y la de tu familia. Con estas acciones, estamos construyendo un México seguro, un México para vivir mejor.

V. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia de Educación en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
31 agosto 2009

Amigas y amigos:

Todos queremos un México que brinde más oportunidades a nuestros jóvenes, que les permita prepararse y conseguir un trabajo digno y competir con éxito frente a jóvenes de todo el mundo.

Para lograrlo, debemos asegurarnos de que todos los mexicanos tengan acceso a la educación, y que la educación sea una educación de calidad.

Por eso, para evitar que la falta de dinero aleje a los niños y a los jóvenes de la escuela, en este último año el Gobierno Federal está apoyando a seis millones de estudiantes de todos los niveles educativos, con una beca. Con esa beca, pueden ayudar en la casa, comprar útiles o uniformes o pagar su transporte.

Sé lo mucho que se esfuerzan nuestros niños y jóvenes todos los días por aprender y por ser cada día mejores.

Estas becas son un reconocimiento a ese esfuerzo y un apoyo para que puedan alcanzar sus metas.

También queremos que nuestros niños y jóvenes puedan estudiar en mejores escuelas, y que los maestros puedan enseñar en mejores condiciones de trabajo.

Por eso, este año el Gobierno Federal ha rehabilitado más de 16 mil escuelas de educación básica, principalmente en los lugares más pobres del país.

Con la Alianza Educativa que hicimos con los maestros, estamos capacitando y evaluando con más cuidado a los profesores, porque queremos asegurarnos de que quienes le den clases a tus hijos sean cada día los mejores maestros.

Hoy, las plazas de los maestros ni se venden, ni se heredan. Hoy, por primera vez en la historia, las plazas de los maestros se concursan y gana la plaza la maestra o el maestro que resulte mejor calificado en ese concurso. Y así, ya hemos concursado en el último año, de manera limpia, 25 mil nuevas plazas de maestro en el país.

Y queremos ir por más. Queremos que los maestros ganen un salario digno, pero también queremos que nuestros hijos tengan cada día una educación de más calidad, que les permita competir con éxito en la vida, particularmente ahora que las inversiones y los empleos en todo el mundo se deciden dependiendo de la calidad de la educación de cada país.

Sabemos también que cada día crece el número de jóvenes en México. Qué bueno. Y, al mismo tiempo, sabemos que no hay suficientes espacios educativos para ellos.

Al inicio de mi Gobierno encontré que sólo uno de cada cinco en edad universitaria tenía espacio en la educación superior. Por eso, hemos trabajado intensamente por ampliar esos espacios.

Hoy, el Gobierno Federal está construyendo más de 90 planteles de educación superior. Y en tres años, hemos puesto en marcha más de 600 bachilleratos, preparatorias o escuelas técnicas equivalentes.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que estamos haciendo en educación. El Gobierno Federal, en cumplimiento de su deber constitucional, otorga educación gratuita a más de 30 millones de alumnos, desde preescolar hasta la universidad.

Así forjamos un México de oportunidades; un México donde todos, sin excepción, tengan la oportunidad de estudiar y desarrollarse plenamente.

En el Gobierno Federal estamos decididos a transformar a México, a transformar su futuro a través de la educación, para que todos los mexicanos podamos vivir mejor.

VI. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia de Seguridad en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
01 septiembre 2009

Amigas y amigos:

Todos queremos un México más seguro, un México de leyes y de libertades.

Para lograrlo, además de enfrentar a la delincuencia organizada con toda la fuerza del Estado, es necesario depurar y profesionalizar a nuestras policías.

Por eso estamos creando instituciones de seguridad con policías confiables, policías honestos y profesionales; policías capaces de defender a tu familia, con investigación profesional, con inteligencia y con estrategia; con más y mejores armamentos y con mejor tecnología.

Hoy la Policía Federal cuenta con tecnología de vanguardia, como este Centro de Mando, que es un punto clave de información para combatir eficazmente al crimen organizado en todo el país.

Este Centro opera ya con el Sistema Único de Información Criminal, que forma parte de la Plataforma México, que concentra en una sola base de datos los registros de criminalidad de policías del país y de la manera en la que actúa la delincuencia.

Ésta es la primera gran base de datos que reúne toda la información disponible sobre la actividad criminal en el país.

Hoy, todos los estados de la República y los municipios más importantes están interconectados a Plataforma México. El objetivo es que las autoridades de los tres órdenes de Gobierno luchemos de manera firme y coordinada en contra del delito.

Parte del esfuerzo de mejoramiento institucional es la formación de una nueva generación de policías científicos, investigadores, jóvenes universitarios bien capacitados, que tienen la voluntad de servir a México en las filas de la Policía Federal.

Además, estamos aplicando exámenes de control de confianza a prácticamente todos los servidores públicos federales vinculados a las tareas de seguridad, a fin de impedir que haya elementos corruptos en nuestra Policía.

Queremos asegurarnos de que la Policía Federal y también las policías estatales, sean policías en las que tú puedas confiar.

A fin de complementar estos esfuerzos, estamos fortaleciendo también nuestro marco legal. Muchos delincuentes se aprovechan de los vacíos de la ley para evadir la acción de la justicia. Por eso, hemos reformado nuestro Sistema de Justicia Penal.

Tenemos ahora leyes que poco a poco nos permitirán tener juicios más rápidos, más transparentes, más justos y más fáciles de entender y, sobre todo, más respetuosos de los derechos de las víctimas del delito.

Estamos fortaleciendo la coordinación entre los municipios, los gobiernos de los estados y la Federación para ser más eficaces en la lucha contra la criminalidad.

Con la Ley de Extinción de Dominio, aprobada por el Congreso, estamos expropiando los bienes que ha conseguido la delincuencia a partir de sus actividades criminales, y así la estamos golpeando donde más le duele, en su dinero.

Y queremos dejarle a México cuerpos de seguridad y de justicia en los que tú puedas confiar y con la capacidad de darle a nuestro país la seguridad pública que demanda la ciudadanía.

Con estas acciones estamos construyendo el México que queremos: un México más seguro, un México para vivir mejor.

VII. Mensaje a la Nación del Presidente Calderón en Materia de Combate a la Pobreza en el marco de su Tercer Informe de Gobierno
03 septiembre 2009

La crisis económica mundial ha afectado el ingreso de las familias mexicanas, en especial de las que menos tienen.

Sé que los mexicanos más pobres viven principalmente alrededor de las grandes ciudades y en las zonas rurales e indígenas del país, como en la Sierra Tarahumara, en Los Altos de Chiapas, en La Montaña de Guerrero, en La Huasteca o en La Mixteca.

Y también sé que su mayor preocupación es que sus hijos tengan lo indispensable, que tengan educación, salud, alimentación.

Y para atender esa demanda, es muy importante llevarle apoyos hasta los lugares donde viven.

El Programa Oportunidades del Gobierno Federal está apoyando a los hogares más pobres del país con becas educativas, útiles escolares, servicios de salud, suplementos alimenticios para niños y mujeres embarazadas; y especialmente con una ayuda económica, con una ayuda en dinero, para que en estos tiempos difíciles, particularmente, no falten alimentos en la mesa del hogar.

Sumados todos los apoyos, cada una de las familias de Oportunidades recibe entre 500 y más de dos mil pesos al mes. Y este año el Programa está ampliando su cobertura hacia las zonas urbanas.

Con eso, Oportunidades apoya a cinco millones 200 mil familias; es decir, 26 millones de mexicanos reciben el apoyo de Oportunidades; uno de cada cuatro, en especial los más pobres, tienen este Programa del Gobierno Federal.

Y junto con Oportunidades, están operando nuevos programas que benefician a los que más lo necesitan, muchos de ellos indígenas.

Por ejemplo, estamos apoyando a los adultos mayores. Con el Programa 70 y Más, entregamos 500 pesos al mes a más de dos millones de personas mayores de 70 años de edad que viven en las localidades más apartadas de México. En tan sólo dos años, el número de beneficiarios del Programa de Adultos Mayores se ha duplicado.

Otra estrategia es la Estrategia 100 por 100. Con ella nos ocupamos de ayudarle a los municipios más marginados. Así, por ejemplo, hemos abierto caminos rurales; hemos mejorado escuelas y clínicas; hemos construido redes de agua potable; les hemos llevado la luz y el drenaje a los 125 municipios más pobres de México.

Por ejemplo, construimos un camino que permite a los habitantes de Hueytlalpan, un pueblito de la Sierra Norte de Puebla, llegar en 15 minutos a Zapotitlán de Méndez, en vez de más de una hora que hacían antes.

Esto les facilita el comercio y el acceso a servicios, y además les ayuda a los muchachos a ir a la escuela, pues en Zapotitlán ya pasa la carretera interserrana, que conecta a comunidades más grandes.

También estamos ayudando a la gente más pobre que hasta ahora tenía en su casa piso de tierra. Lo que estamos haciendo es poniéndoles un piso de cemento, para que vivan mejor.

De esta manera, ya le hemos cambiado los pisos de tierra por pisos de cemento a más de 800 mil hogares, particularmente en las zonas rurales. Con ello, muchas familias de la Meseta Purépecha, o de la Sierra de Zongolica, o de la zona de El Nayar, que son regiones indígenas, han mejorado la salud, la higiene de sus hijos y sus condiciones de vida.

Nuestro objetivo es que al terminar mi Gobierno no haya una sola casa que tenga piso de tierra. Queremos que todas las viviendas de los mexicanos tengan Piso Firme para Vivir Mejor.

Asimismo, con el Programa de Pago por Servicios Ambientales, estamos dándole un apoyo en dinero a las comunidades indígenas para que cuiden las selvas y bosques donde viven. En estos tres años, medio millón de indígenas han recibido su apoyo a cambio de cuidar el bosque en donde habitan.

Y además, y esto es un programa muy importante, estamos contribuyendo a que las mujeres del país, especialmente las madres solteras, puedan trabajar y fortalecer el ingreso familiar. Sabemos que uno de sus principales problemas es que no tienen dónde dejar a sus hijos.

Gracias a la instalación de ocho mil 400 Estancias Infantiles. Hoy, más de 210 mil mujeres, madres de casi un cuarto de millón de niños, pueden dejar a sus hijos bien cuidados y seguros, y así han podido buscar o conservar un empleo para mejorar su ingreso.

También es importante decir que estas Estancias Infantiles le están dando trabajo a más de 40 mil mujeres. Ellas son educadoras, trabajadoras sociales o, simplemente, madres de familia que no tenían trabajo y que en su propia casa les hemos ayudado a adaptar una Estancia Infantil.

El Gobierno Federal trabaja por la gente; trabaja, en especial, por la gente más pobre.

Vivir Mejor es la política social del Gobierno Federal que apoya el gran esfuerzo que realizan cada día millones de trabajadores, de campesinos e indígenas, para vivir mejor. Así, avanzamos hacia un México con igualdad de oportunidades; hacia un México más justo.

Con el esfuerzo de todos, juntos vamos a salir adelante, para vivir mejor.

Fuentes:

http://tercer.informe.gob.mx/

http://tercer.informe.calderon.presidencia.gob.mx/informe/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/08/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-economica-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/09/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-de-medio-ambiente-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/08/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-de-salud-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/08/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-de-seguridad-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/08/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-de-educacion-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/09/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-de-seguridad-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/

http://www.presidencia.gob.mx/2009/09/mensaje-a-la-nacion-del-presidente-calderon-en-materia-de-combate-a-la-pobreza-en-el-marco-de-su-tercer-informe-de-gobierno/