2008
Mensajes a la Nación del Presidente Felipe Calderón, en el marco de su Segundo Informe de Gobierno.
Del 25 de agosto al 5 de septiembre de 2008.


I. Mensaje del Presidente Calderón sobre Seguridad en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Lunes, 25 de Agosto de 2008.
 
Muy estimados ciudadanos, buenas noches.

En México están ocurriendo muchos cambios. Uno de ellos, consiste en que el Congreso de la Unión aprobó un nuevo formato para el Informe de Gobierno, el cual será entregado únicamente por escrito y ahora rendiré cuentas a los ciudadanos de manera diferente.

Es por ello que ahora te hablaré, en los próximos días, sobre los temas más importantes de la vida del país.

El propósito es informarte sobre la situación y el rumbo de México, y también sobre lo que estamos haciendo para que tú y tu familia puedan vivir mejor.

Te invito a escuchar éste y los siguientes mensajes que transmitiremos a esta misma hora.

Sobre todo, te invito a que sigamos construyendo juntos el México que queremos: un México seguro, próspero; un México justo, limpio y democrático.

--00--

Mexicanas y mexicanos:

Sé que México enfrenta un gran problema de seguridad. Éste es un cáncer que se ha venido incubando durante años y al que no se le dio la debida atención, pero es un cáncer que vamos a erradicar.

La seguridad es una responsabilidad que compartimos todos los niveles de Gobierno, la Federación, los estados y los municipios. Todos somos responsables y entre todos debemos solucionarlo.

Yo te voy a platicar lo que el Gobierno Federal ha hecho y está haciendo para combatir la inseguridad y la criminalidad en el país.

Desde mi primer día como Presidente, la seguridad ha sido la más alta prioridad de mi Gobierno, no hay otro tema al cual estemos prestando más atención y aumentando cada día los recursos humanos y económicos para resolverlo.

Estamos completamente decididos a recuperar la seguridad, la autoridad y el orden en las calles y en las plazas del país. Por esa razón iniciamos y realizamos los Operativos Conjuntos, en los que hemos utilizado todos los recursos del Estado para lograrlo. Es decir, hemos contado con el apoyo del Ejército, de la Marina, de la Fuerza Aérea, de la Policía Federal, hemos acudido en apoyo a los gobiernos estatales y municipales, independientemente de su origen partidista, y no descansaremos hasta que tú te sientas seguro en la ciudad en que vives.

Estamos también apostando por limpiar, depurar y profesionalizar los cuerpos policiacos, porque no hay nada que agravie más a los ciudadanos que la corrupción y, particularmente, cuando la corrupción está en la policía.

La sociedad ha visto, por desgracia y con indignación, que en algunos delitos, por ejemplo en el caso de secuestro, han sido los propios policías quienes delinquen e incluso llegan a asesinar a sus víctimas.

Para limpiar nuestros organismos federales, les estamos haciendo exámenes de control de confianza a todos los policías federales, empezando por los altos mandos. Estos exámenes incluyen pruebas toxicológicas para saber si consumen drogas; exámenes sicológicos para saber si son aptos para el cargo, para conocer cuáles son sus valores; exámenes socioeconómicos para saber si hay elementos de un probable enriquecimiento debido a la corrupción.

Estamos también aplicándoles polígrafos, que son mejor conocidos como el detector de mentiras, para asegurarnos que no estén vinculados a la criminalidad.

Este esfuerzo es largo y costoso, pero vale la pena, porque queremos que tengas la seguridad de que los policías federales sirven a los ciudadanos y no a los delincuentes.

Por cada policía federal hay más de 20 policías estatales o municipales. Por eso queremos que este nuevo modelo policial se repita en todo el país, a nivel de las policías estatales y municipales, hasta que todos los mexicanos recuperemos la confianza en nuestras policías.

Por otra parte, estamos golpeando duro a la delincuencia y afectando severamente sus intereses y estructuras financieras y operativas. Por ejemplo, hace unos meses logramos el mayor decomiso de cocaína en el mundo, en la ciudad de Manzanillo: más de 23 y media toneladas de esta droga. Para darte una idea, eso equivale a 470 millones de dosis, más de cuatro dosis por cada mexicano. Te imaginas lo que hubiera provocado esta droga en la calle donde pasan tus hijos o en el lugar donde se divierten.

Además, por primera vez se logró la captura de narcotraficantes y drogas que se transportaban en altamar en un submarino, inclusive; hemos golpeado a las bandas criminales y capturado a varios de los líderes de los principales cárteles y líderes de plaza.

Logramos la captura de varios narcotraficantes del más alto nivel. Por ejemplo, Alfredo Beltrán Leyva, alias El Mochomo, líder del cártel de Sinaloa; Sandra Ávila Beltrán, del Cártel del Pacífico; Rogelio Díaz Cuéllar, alias El Rojo, del Cártel del Golfo, y que controlaba a Ciudad Victoria, la capital de Tamaulipas; o el J.C., que controlaba la zona de Tampico, Altamira, también en ese estado; El Chelelo, líder de Los Zetas en Monterrey, o el Tigre, líder del Cártel de Juárez; o el Gus, del Cártel de Tijuana; Alfredo Rangel, El L 46, lugarteniente de Los Zetas; o el Débora, que controlaba para esta organización el sureste del país. También detuvimos a Ever Villafañe, el narcotraficante más buscado de Colombia en todo el mundo, y muchos, muchos más.

Tan sólo entre septiembre del año pasado y junio de este año, hemos detenido a más de 22 mil personas vinculadas al crimen, y hemos decomisado más de 11 mil armas, desde pistolas y ametralladoras, hasta granadas o lanzamisiles.

En esta lucha y tan sólo en este año, han muerto más de 100 policías federales, 62 soldados y cinco marinos, muertes que lamentamos profundamente porque han sido mexicanos que ofrendaron su vida para recuperar la seguridad de las familias mexicanas.

Pero por qué han muerto ahora más policías federales, o soldados y marinos que nunca. Quizá una de las razones es que por primera vez en mucho tiempo, ahora sí estamos enfrentando en serio a la delincuencia y no la vamos a dejar pasar.

Es una batalla difícil, sí; es una batalla que tomará tiempo, que costará recursos y por desgracia vidas humanas, pero puedes estar seguro que es una batalla que vamos a ganar con el apoyo del pueblo de México.

Nuestra estrategia es integral. No sólo estamos fortaleciendo a las policías o aplicando medidas persecutorias contra los criminales, sino también tenemos políticas y programas preventivos, como la estrategia Limpiemos México. Con ella, estamos recuperando espacios públicos que estaban en manos de delincuentes y se los devolvemos a la ciudadanía; a través del Programa Escuela Segura, protegemos a más de 10 mil primarias o secundarias, para evitar, con el apoyo de los papás y los maestros, que haya en ellas drogas, armas, o bandas de delincuentes. Queremos que estés tranquilo mientras tus hijos van a la escuela.

También impulsamos la prevención y el tratamiento contra las adicciones. Tan sólo con el dinero que le decomisamos a un ciudadano de origen chino, más de dos mil 500 millones de pesos, estamos construyendo 310 clínicas en todo el país, para el tratamiento y la prevención de adicciones entre los jóvenes y los adolescentes.

Sé que hay una gran preocupación de los ciudadanos; sé que nos están exigiendo a las autoridades, con toda justicia, que pongamos un freno definitivo a la delincuencia. Para ello, finalmente ya nos estamos poniendo de acuerdo todos los gobiernos del país, sin importar colores partidistas. De ello, del Acuerdo por la Seguridad, la Legalidad y la Justicia, que acabamos de suscribir, te hablaré el día de mañana.


II. Mensaje del Presidente Calderón sobre Estado de Derecho en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Martes, 26 de Agosto de 2008.

Mexicanas y mexicanos:

Muy buenas noches.

Sólo un país de leyes puede progresar y brindarle oportunidad a todos sus ciudadanos.

Hoy, el Estado de Derecho en México se ha visto amenazado por una delincuencia que, por años, se ha alimentado de la tolerancia y en ocasiones de la franca corrupción de algunas autoridades, y también de la indiferencia y de la apatía de muchos ciudadanos.

Es por ello que mi Gobierno trabaja para fortalecer y modernizar las instituciones de nuestro sistema de justicia y seguridad pública.

Un paso fundamental que los mexicanos hemos dado, gracias a la decisión responsable del Congreso de la Unión y de las legislaturas locales, es la aprobación de la reforma constitucional en materia de procuración e impartición de justicia.

Una reforma que contó con el consenso de las fuerzas políticas.

Gracias a ella podremos avanzar en la modernización de las instituciones de procuración e impartición de justicia.

Esto es indispensable para triunfar en nuestra lucha por un México seguro, por un México de orden, un México de leyes, un México de libertades.

Con esta reforma nuestro país adoptará un sistema de justicia penal con juicios orales y procesos simplificados, en el cual los jueces van a conocer de manera más directa las pruebas o los alegatos del Ministerio Público y de los acusados.

Será, por tanto, un sistema más transparente y más respetuoso de los derechos humanos y, sobre todo, un sistema protector de los derechos de las víctimas que estaban hasta ahora ignorados.

Además, las autoridades tendrán nuevas y mejores herramientas legales para combatir a la delincuencia que flagela a los ciudadanos.

Gracias a figuras como el arraigo o la extinción de dominio de aquellos bienes que tuvieron un uso criminal podremos golpear con mayor contundencia a las organizaciones de delincuentes.

La reforma también fortalece las facultades de las instituciones policíacas para la investigación preventiva, para la formación de inteligencia e información, que son indispensables para combatir al crimen organizado.

Por ejemplo, y no obstante que el secuestro es un delito de carácter local, las autoridades federales capturaron en este año a más de 200 secuestradores en todo el país.

Yo estoy seguro con mayores facultades técnicas y legales podremos ser aún mucho más eficaces en el combate al delito.

Reformar las leyes es un paso necesario, pero no suficiente en el camino hacia un México más seguro.

Tengo muy claro que la inseguridad y la violencia no pueden ser erradicadas por mero decreto.

Sé que la sociedad se encuentra profundamente agraviada por la impunidad y por la corrupción, y sé que estos males se hacen más difíciles de combatir si falta la coordinación suficiente entre las autoridades.

Es por eso que, haciendo a un lado nuestras diferencias políticas, ideológicas o partidistas, los tres niveles de Gobierno: el Federal, el estatal y municipal; los poderes públicos: el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, en un acto de Estado, verdaderamente republicano, nos unimos para firmar el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad.

Con este Acuerdo el Gobierno Federal, los gobiernos estatales y municipales de todo el país nos hemos comprometido a depurar y a certificar las instituciones de seguridad y de justicia, a elaborar una estrategia nacional antisecuestro y una estrategia nacional contra el narcomenudeo.

Nos hemos comprometido a la formación de unidades estatales especializadas contra el secuestro, a la construcción de nuevos penales de alta seguridad con módulos especiales para secuestradores, al fortalecimiento del Sistema Único de Información Criminal, a fin de contar con información que permita generar inteligencia y tecnología de punta para combatir a la delincuencia.

Vamos a organizar un sistema para tener localizadores de celulares con los cuales operan los delincuentes; un sistema también de denuncia anónima tanto de corrupción de funcionarios públicos, como de actos delictivos, que proteja a la ciudadanía.

Un sistema de recompensas para quien denuncie a los delincuentes y una política muy intensa de prevención que incluya el Rescate de Espacios Públicos, el Programa Escuela Segura y la clínica de tratamiento para adicciones.

En esta lucha es fundamental la participación de los ciudadanos, esta es la parte más importante.

Por eso el Acuerdo propone la creación de un observatorio ciudadano para que sean ustedes, los ciudadanos, quienes juzguen y evalúen el desempeño de todos nosotros, los que tenemos que ver con la responsabilidad de la seguridad de la ciudadanía.

Todos tenemos algo que aportar en la lucha por hacer de México un país donde impere la ley.

Al consolidar el Estado de Derecho estamos contribuyendo a dejarle a nuestros hijos un México más ordenado y seguro en el que todos podamos vivir mejor.

Muchas gracias.


III. Mensaje del Presidente Calderón sobre Economía Competitiva en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Miércoles, 27 de Agosto de 2008.

Estimadas mexicanas, estimados mexicanos:

Para que podamos vivir mejor es indispensable contar con una economía competitiva, una economía fuerte y en crecimiento, que sea capaz de generar los empleos que necesitamos.

Desafortunadamente, este último año México ha enfrentado uno de los peores ambientes económicos internacionales. Hacía muchos años que no sufríamos, al mismo tiempo, recesión e inflación internacional, que son los dos peores males de cualquier economía.

Por un lado, la economía de Estados Unidos y de muchas naciones desarrolladas se encuentra prácticamente parada y, por el otro, los precios internacionales de muchas mercancías, entre otras el petróleo, los energéticos y los alimentos en todo el mundo han aumentado muchísimo en este año.

A pesar de todo eso la economía mexicana ha resistido razonablemente con solidez este escenario económico adverso y poco a poco vamos saliendo adelante.
           
Primero. El crecimiento de nuestra economía en el primer semestre de este año fue de casi el tres por ciento. Si bien es cierto que no es el crecimiento que necesita el país para progresar, es positivo este dato dado las condiciones tan adversas que tuvimos que enfrentar.

Segundo. El empleo también ha seguido creciendo, ya van más de 800 mil nuevas fuentes de trabajo en el país desde el inicio de mi Gobierno.

Tercero. La inflación que mide el aumento de precios en México es la más baja en nuestro país en todo el Continente Americano, salvo el caso de Canadá, y desde luego es la más baja de todos los países de América Latina.

Por otra parte, la confianza que hay en México ha permitido que aumente la inversión del mundo en nuestro país, que es una inversión, además, que genera empleos y que el año pasado alcanzó una cifra récord de casi 25 mil millones de dólares.

Hemos puesto en marcha una serie de programas para apoyar la economía, programas para ayudar a las pequeñas y medianas empresas a salir adelante, programas para promover la inversión en las zonas más marginadas del país.

Estamos realizando grandes esfuerzos para que no se afecte la economía de las familias mexicanas más pobres.

Un ejemplo de ello es que a pesar de los ajustes, el precio de la gasolina en México es 40 por ciento más barata que lo que cuesta en Estados Unidos y su precio en México es la tercera parte de lo que cuesta en muchos países de Europa. Lo hacemos para apoyar, precisamente, a las familias más pobres.

Pero no sólo estamos trabajando para superar esta coyuntura adversa, también estamos decididos a transformar a nuestro país con una visión de largo plazo.
           
Mi Gobierno sigue comprometido con una transformación profunda del aparato productivo nacional, porque queremos que la economía mexicana sea fuerte, competitiva, que crezca; por ello hemos impulsado reformas muy importantes en ese sentido.

Hemos reformado el sistema de pensiones, hemos logrado una Reforma Hacendaria por los que menos tienen, que fortalece las finanzas públicas, hemos reformado el sistema de justicia, hemos reformado el sistema electoral y especialmente estamos invirtiendo fuertemente en infraestructura, en educación y en salud.

Con estas reformas estamos impulsando cambios de largo alcance, cambios que buscan transformar a México de raíz y ayudarnos a construir la Nación que queremos para nosotros y para nuestros hijos.
           
Los problemas económicos internacionales que ahora enfrentamos son transitorios a final de cuentas, van a quedar atrás; pero lo que va a permanecer son los cambios de fondo que le estamos haciendo a la economía.

Al final de esta coyuntura difícil tendremos una economía más fuerte, más sólida, que crecerá más rápido y generará más empleos.

Por eso las reformas seguirán, porque debemos tener una economía que crezca, que vaya mucho más rápido, que genere mucho más empleos; una economía que sea capaz de competir y ganar en un mundo global; una economía que nos dé prosperidad, que sea armónica con el medio ambiente y que además distribuya el crecimiento con justicia y con equidad.


IV. Mensaje del Presidente Calderón sobre Igualdad de Oportunidades en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Jueves, 28 de Agosto de 2008

Muy estimados ciudadanos. Buenas noches.

Vivir mejor significa que las familias con mayores carencias puedan cubrir sus necesidades básicas y estén preparados para salir adelante con la dignidad de su propio esfuerzo.

A través del Programa Oportunidades apoyamos el desarrollo integral de cinco millones de familias, es decir, uno de cada cuatro mexicanos. Oportunidades les ayuda con una entrega en efectivo a las familias más pobres, para que puedan llevar alimentos a su mesa y para apoyarlos con otros gastos como los útiles y los uniformes escolares de sus hijos, además de ayudarles a proteger su salud.

Para ayudarles a esas familias a enfrentar la carestía de la vida, este año aumentamos la cantidad de dinero que reciben las familias más pobres. Ahora cada una de esas más de cinco millones de familias recibe en promedio 655 pesos al mes, es decir, 22 por ciento más de lo que venían recibiendo mensualmente.

Gracias a Oportunidades ahora hay más niños educados y mejor nutridos en las zonas rurales, más jóvenes indígenas en el bachillerato, más mujeres impulsando el desarrollo comunitario.

Vivir mejor también significa atender urgentemente las demandas de quienes habitan en las zonas más atrasadas del país. Con la Estrategia Cien por Cien estamos invirtiendo como nunca en los servicios de 125 municipios que son los más marginados de México.

La inversión acumulada en los dos primeros años de Gobierno superará los 12 mil millones de pesos, es decir, tres veces más que la realizada en los dos años anteriores. Con estos recursos estamos llevando agua potable a más de 900 comunidades que no la tenían; estamos mejorando la red de caminos rurales; estamos construyendo sistemas de drenaje, estamos ampliando la cobertura en el servicio de luz eléctrica.

También estamos haciendo un gran esfuerzo para cambiarle los pisos de tierra que tienen las casas de las familias más pobres. Queremos cambiar ese piso de tierra por pisos de cemento. En lo que va de este Gobierno hemos colocado más de cien mil pisos firmes en el país y estamos colocando otros 370 mil pisos para este año.

Vivir mejor es apoyar a los adultos mayores del campo. Es injusto que después de tanto trabajo en su vida pasen su vejez en condiciones de penuria y de zozobra.

Con el Programa 70 y Más le estamos dando mil pesos bimestrales a más de un millón y medio de personas mayores para que puedan salir adelante.

Vivir mejor también significa apoyar a las mujeres, en particular a las que son jefas de familia. En este Gobierno hemos abierto siete mil 400 Estancias Infantiles donde se están atendiendo más de 200 mil niños mexicanos, y gracias a las estancias 184 mil madres de familia se han podido incorporar a un trabajo productivo.

Las Estancias Infantiles para una Nueva Generación  también son en sí mismas una fuente de trabajo, porque a la fecha casi 40 mil mujeres obtienen un ingreso cuidando a los hijos de sus vecinas.

Vivir mejor es respaldar a las familias para que puedan comprar su propia casa y formar un patrimonio, independientemente de su ingreso. En esta Administración hemos apoyado con el anticipo para su casa a más de 450 mil familias de escasos recursos.

Este es un apoyo que incluso llega a los más de 50 mil pesos por vivienda, y es para que puedan comprar, construir o mejorar su propio hogar.

Con la Estrategia Vivir Mejor del Gobierno Federal, México busca la igualdad de oportunidades para todas las familias mexicanas, a partir de mejorar sus condiciones de vida.

Ten la seguridad de que seguiremos trabajando intensamente para construir un futuro más justo para ti y para tu familia; para construir un México más humano, un México con desarrollo humano sustentable pleno; un México sin pobreza extrema; un México con salud y educación para todos. Un México más solidario, más justo y mucho más unido. Un México donde todos podamos vivir mejor.

Muchas gracias por su atención.


V. Mensaje del Presidente Felipe Calderón sobre Salud en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Viernes, 29 de Agosto de 2008.

Estimados ciudadanos:

Muy buenas noches.

La salud es lo más importante para cualquier familia. Para mi Gobierno vivir mejor significa también que todos los mexicanos puedan recibir servicios de salud cuando lo necesiten. Por eso estamos fortaleciendo el Seguro Popular, que le da servicios de salud a la población que no los tenía.

A junio de este año, 2008, ocho millones de familias y más de 30 millones de mexicanos ya están afiliados al Seguro Popular, y gracias al Seguro Médico para una Nueva Generación, las niñas y los niños que han nacido en el país desde el primer día de mi Gobierno y que no tenían acceso a la seguridad social, cuentan ahora con la adecuada protección médica.

Con este nuevo seguro, un millón 400 mil niños afiliados y sus familias cuentan con acceso a los servicios de salud.

Vivir mejor significa también que todas las mujeres embarazadas cuenten con la atención que necesitan para cuidar lo más valioso: la salud de su bebé. Esto es posible gracias al Programa Embarazo Saludable, que pusimos en marcha este año.

Vivir mejor significa también que los mexicanos de las comunidades más lejanas también cuenten con servicios de salud.

Muchos de quienes están viendo este mensaje viven  muy lejos de las poblaciones más habitadas, donde están los hospitales, y para apoyarlos las 842 unidades móviles del Programa Caravanas de la Salud recorren diariamente 535 municipios, llevando servicios médicos a más de dos y medio millones de personas.

Vivir mejor significa también el que estemos garantizando el tratamiento contra el cáncer a todos los niños, sin excepción, a todos los jóvenes y menores de 18 años de edad.

Estamos dando, por otra parte, un impulso histórico a la construcción de más y mejores clínicas y hospitales en todo el país.

Gracias a la Reforma del ISSSTE, aprobada por el Congreso de la Unión, contamos ahora con recursos para construir unidades médicas y mejorar las existentes, incluyendo clínicas de medicina familiar, de detección y diagnóstico y nuevos hospitales generales del ISSSTE en estados como Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Coahuila, Michoacán, Nayarit, Veracruz o Querétaro.

También estamos invirtiendo para fortalecer la infraestructura hospitalaria del Seguro Social, poniendo en servicio nuevas unidades de medicina familiar y de atención ambulatoria, así como un gran Hospital General Regional en el sur de la Ciudad de México.

A través de la Secretaría de Salud, el Gobierno Federal ha puesto en marcha 251 unidades de especialidades médicas y está construyendo hospitales en todo el país, entre los que destacan los hospitales regionales de alta especialidad de Ciudad Victoria o de Durango, por ejemplo.

Vivir mejor significa también atender eficazmente la demanda de medicinas en todo el país. El IMSS y el ISSSTE han avanzado ya en el abasto oportuno de recetas. Sabemos que es necesario hacer todavía un esfuerzo mucho mayor.

Mi Gobierno seguirá asegurando que las personas que tienen VIH-SIDA sigan recibiendo medicamentos antirretrovirales de manera totalmente gratuita. Además, hemos eliminado el requisito que obligaba a las empresas farmacéuticas a tener una planta en el país.

Lo hicimos con el fin de que podamos contar con medicamentos de todo el mundo mucho más baratos para las familias mexicanas.

Amigas y amigos:

Si seguimos así, en tres años lograremos un anhelo de cualquier Nación: lograr la plena cobertura universal de salud; es decir, que toda mexicana o todo mexicano, sin excepción, cuente con médico, medicinas y tratamiento cuando lo necesite.

Seguiremos trabajando para que, con salud, tú y los tuyos puedan realmente vivir mejor.

Muchísimas gracias por tu atención.


VI. Mensaje del Presidente Calderón sobre Educación en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Sábado, 30 de Agosto de 2008.

Mexicanas y mexicanos, muy buenas noches.

El futuro de México está en la educación. La educación es la vía para que México pueda sobresalir en un mundo cada vez más competitivo, en el que solamente triunfarán las naciones que preparen mejor a sus estudiantes.

Nuestros jóvenes tendrán que competir por empleos y oportunidades con jóvenes de China, de la India, de Vietnam, de Brasil, de muchas otras naciones.

Su éxito, entonces, dependerá de que estén mucho mejor formados. Por ello, hemos puesto en marcha la Alianza por la Calidad de la Educación entre el Gobierno Federal y los maestros, a fin de brindarle a niños y jóvenes la mejor preparación posible desde los primeros años.

La Alianza es un compromiso para que las nuevas plazas las ocupen los mejores maestros a través de concursos de oposición, y también un compromiso para elevar la calidad educativa, mejorar la infraestructura física de las escuelas y reconocer el esfuerzo de los maestros, que se traduzca en mejores promedios de sus alumnos.

En el marco de esta Alianza, por primera vez en la historia se aplicó el Examen de Ingreso al Servicio Docente 2008-2009. Esto significa que en este ciclo escolar, que empezó en agosto, están dando clase más de siete mil nuevos maestros que sacaron las mejores calificaciones.

El propósito es que sólo los más preparados estén a cargo de la educación de tus hijos.

Por otra parte, para que nadie se quede sin estudiar por motivos económicos, estamos brindando a nuestros niños y jóvenes un apoyo integral. Por ejemplo, tan sólo este ciclo escolar son ya seis millones de estudiantes, de todos los niveles, los que están recibiendo el apoyo de una beca del Gobierno Federal.

Entre enero y junio de 2008 invertimos más de mil 800 millones de pesos para desayunos escolares de cinco millones de niñas y niños y de ellos, un millón 200 mil en comunidades indígenas.

En el ciclo escolar que terminó en junio pasado, distribuimos útiles a cuatro millones y medio de alumnos, particularmente en escuelas primarias en zonas rurales.

En este nuevo ciclo 2008-2009, ya hemos ampliado el apoyo a seis millones de niños y jóvenes a los que les estamos dando útiles escolares, incluyendo por primera vez a todos los alumnos de telesecundaria.

También estamos impulsando la evaluación; ésta es vital para saber qué ámbitos de la educación debemos reforzar.

Ya en este año 2008, la Prueba ENLACE se aplicó a casi 11 y medio millones de alumnos de primaria y secundaria; tuvimos algunos avances importantes.

Por ejemplo, los buenos estudiantes de primaria en Español pasaron de 24 al 30 por ciento; y en Matemáticas del 22 por ciento a casi el 28 por ciento.

Por supuesto que tenemos mucho camino por recorrer y mucho por mejorar.

Sabemos que hay una enorme necesidad de espacios educativos para nuestros jóvenes, particularmente quienes desean ingresar al bachillerato y a la universidad.

Al inicio de mi Gobierno sólo uno de cada cinco jóvenes en edad universitaria tenía un espacio.

Para generar mayores oportunidades escolares, el presupuesto para educación superior y media superior aumentó de 111 mil a 140 mil millones de pesos entre 2006 y 2008, lo que significa un incremento del 25 por ciento. Y la matrícula de estudiantes en estos dos niveles aumentó en casi 400 mil alumnos.

Para complementar ese esfuerzo, estamos impulsando proyectos de creación de 42 nuevos centros universitarios en el país. Entre ellos destacan, por ejemplo, la Universidad Intercultural Mazahua, que estrenó instalaciones en el Estado de México este año, o el impulso a la Intercultural de Guerrero, Michoacán y Quintana Roo, así como universidades politécnicas, como la de Tabasco, como la de Tamaulipas.

Amigas y amigos:

Trabajando, hombro con hombro, lograremos que todos los jóvenes puedan estudiar y que su estudio se vea recompensado con un empleo y con mejores oportunidades en la vida.

Al otorgar una educación de calidad a nuestros niños y jóvenes, avanzamos hacia un México no sólo más competitivo, sino sobre todo, más justo y más igualitario.

Muchas gracias.


VII. Mensaje del Presidente Calderón sobre Energía en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Domingo, 31 de Agosto de 2008.

Mexicanas y mexicanos, muy buenas noches.

En el primer día de mi mandato hemos realizado acciones para transformar a México de raíz y así construir la Nación que queremos para nosotros y para nuestros hijos.

Por eso, el Gobierno está fortaleciendo al sector energético nacional con importantes inversiones.

Tan sólo en infraestructura eléctrica, la inversión impulsada este año 2008, supera los 55 mil millones de pesos.

Con esos recursos se han levantado obras magnas, como la Central Eléctrica de Ciclo Combinado en Tamazunchale, o bien la conclusión de la Presa El Cajón, que son de las más grandes obras de su tipo a nivel mundial.

También se está construyendo la Central Hidroeléctrica de La Yesca, en los límites de Nayarit y de Jalisco.

Y, por otra parte, para impulsar la producción y reposición de nuestras reservas de petróleo y de gas, este año el Gobierno está invirtiendo otros 180 mil millones de pesos.

Sin embargo, sabemos que tenemos que redoblar esfuerzos e invertir mucho más recursos para garantizar que México cuente con energía suficiente para crecer y para financiar su desarrollo en las próximas décadas.

Por esa razón, el pasado 8 de abril envié al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma a fin de fortalecer a Petróleos Mexicanos. Esta iniciativa parte del reconocimiento de que nuestro país está perdiendo terreno en materia petrolera.

Las reservas probadas alcanzan, al ritmo de producción petrolera que tenemos hoy, únicamente para nueve años más de producción. Tenemos que cambiar esta realidad.

También la producción de petróleo ha venido disminuyendo y ha caído más de 500 mil barriles diarios de petróleo, comparada con la que producíamos hace cuatro años.

A qué equivale esto.

Equivale a que estamos dejando de recibir más de 150 mil millones de pesos al año, tan sólo por concepto de ingresos por venta de petróleo. Es absurdo que siendo un país petrolero cuatro de cada 10 litros de gasolina que consumimos en nuestros coches, tengan que comprarse en el extranjero porque no contamos con la suficiente capacidad de refinación.

Mientras nuestros vecinos ya comienzan a explorar y a explotar el petróleo que está en yacimientos debajo de nuestra frontera común, los mexicanos no hemos podido llegar a explorar y menos a empezar a producir para aprovechar esa importante riqueza, y podemos perder parte de ella.

Tenemos que actuar rápido. Afortunadamente tenemos el potencial para cambiar esta situación.

La buena noticia es que contamos con importantes yacimientos de petróleo y gas en tierra, en la costa y en lo más profundo del mar, y si logramos explorar y producir petróleo y gas en ellos, podríamos claramente garantizar el desarrollo de México.

La reforma no busca privatizar, busca fortalecer a Petróleos Mexicanos. Es una reforma que garantiza que esta empresa siga siendo única y exclusivamente de los mexicanos.

Y lo que busca es multiplicar la inversión, el acceso a la tecnología de punta y la capacidad operativa de PEMEX, a fin de que pueda explorar nuevos yacimientos y producir más petróleo, más gas y más gasolinas en beneficio de todos.

En los últimos cuatro años México sólo pudo desarrollar seis proyectos de exploración en aguas profundas del Golfo de México y sin resultados positivos.

Con la reforma, PEMEX podría desarrollar cientos de proyectos de manera simultánea en tan sólo un año, como lo hacen muchos otros países y prácticamente todas las empresas petroleras del mundo. Con ella aumentaríamos rápidamente la producción de petróleo y gas, y podríamos compensar la caída en la producción que hemos tenido en los últimos años.

La propuesta también incluye nuevos mecanismos de transparencia y rendición de cuentas de PEMEX, a fin de garantizar mejores resultados y poner un alto a la corrupción.

Si se aprueba la reforma, por primera vez los mexicanos, que somos los verdaderos dueños de PEMEX, podríamos adquirir bonos ciudadanos que pagarían rendimientos semejantes a las utilidades que tiene la empresa y además nos permitirían recibir información clara y transparente sobre el desempeño de la misma.

La reforma para fortalecer a PEMEX es vital para el futuro de México.

La iniciativa que envié al Congreso ya ha sido ampliamente debatida en los foros organizados por el Senado, ha sido revisada por, prácticamente, todos los especialistas en la materia.

Asimismo, diversos partidos y fuerzas políticas también han presentado sus propias propuestas.

Todos coincidimos en la urgencia de tomar medidas a fin de transformar a Petróleos Mexicanos en la empresa moderna que debe ser.

Sé que los legisladores de distintos partidos ya están trabajando seriamente en analizar estos proyectos.

A todos ellos hago un respetuoso llamado para que pueda discutirse y aprobarse, en su caso, pronto, una reforma que permita fortalecer a PEMEX, a fin de que México vuelva a ocupar el lugar que le corresponde como potencia petrolera mundial.

Actuemos aquí y ahora para aprovechar mejor la riqueza petrolera del país, para aumentar nuestras reservas y nuestra producción.

Para contar con ingresos que sigan impulsando, por muchos años, el bienestar y el progreso de México.

Fortalecer a PEMEX es fortalecer a México.


VIII. Mensaje del Presidente Calderón en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Lunes, 1 de Septiembre de 2008.

Sé que México enfrenta un gran problema de seguridad. Éste es un cáncer que se ha venido incubando durante años, pero es un cáncer que vamos a erradicar.

Desde mi primer día como Presidente, la seguridad ha sido la más alta prioridad de mi Gobierno. Por esa razón iniciamos y realizamos los operativos conjuntos, hemos contado con el apoyo del Ejército, de la Marina, de la Fuerza Aérea, de la Policía Federal, y no descansaremos hasta que tú te sientas seguro en la ciudad en que vives.

Estamos también apostando por limpiar, depurar y profesionalizar los cuerpos policiacos, porque no hay nada que agravie más a los ciudadanos que la corrupción y particularmente cuando la corrupción está en la policía.

Les estamos haciendo exámenes de control de confianza a todos los policías federales, porque queremos que tengas la seguridad de que los policías federales sirven a los ciudadanos y no a los delincuentes.

Por otra parte, estamos golpeando duro a la delincuencia y afectando severamente sus intereses y estructuras financieras y operativas. Hace unos meses logramos el mayor decomiso de cocaína en el mundo, más de 23 y medio toneladas de esta droga, eso equivale a 470 millones de dosis, más de cuatro dosis por cada mexicano.

Es una batalla difícil, sí; es una batalla que tomará tiempo, que costará recursos y, por desgracia, vidas humanas, pero puedes estar seguro que es una batalla que vamos a ganar con el apoyo del pueblo de México.

Para que podamos vivir mejor es indispensable contar con una economía competitiva; una economía fuerte y en crecimiento, que sea capaz de generar los empleos que necesitamos.

Desafortunadamente, este último año México ha enfrentado uno de los peores ambientes económicos internacionales. A pesar de todo eso, la economía mexicana ha resistido razonablemente, con solidez, este escenario económico adverso y poco a poco vamos saliendo adelante.

Primero. El crecimiento de nuestra economía en el primer semestre de este año fue de casi el tres por ciento.

Segundo. El empleo también ha seguido creciendo, ya van más de 800 mil nuevas fuentes de trabajo en el país desde el inicio de mi Gobierno.

Hemos puesto en marcha una serie de programas para apoyar la economía.

Estamos realizando grandes esfuerzos para que no se afecte la economía de las familias mexicanas más pobres. Un ejemplo de ello es que, a pesar de los ajustes, el precio de la gasolina en México es 40 por ciento más barata que lo que cuesta en Estados Unidos y su precio en México es la tercera parte de lo que cuesta en muchos países del mundo.

Mi Gobierno sigue comprometido con una transformación profunda del aparato productivo nacional; por ello, hemos impulsado reformas muy importantes en ese sentido.

Con estas reformas, estamos impulsando cambios de largo alcance, cambios que buscan transformar a México de raíz y ayudarnos a construir la Nación que queremos para nosotros y para nuestros hijos.

Los problemas económicos internacionales que ahora enfrentamos son transitorios a final de cuentas, van a quedar atrás, pero lo que va a permanecer son los cambios de fondo que le estamos haciendo a la economía.

Al final de esta coyuntura difícil, tendremos una economía más fuerte, más sólida, que crecerá más rápido y generará más empleo.

A través del Programa Oportunidades apoyamos el desarrollo integral de cinco millones de familias; reciben en promedio 655 pesos al mes, es decir, 22 por ciento más de lo que venían recibiendo mensualmente.

También estamos haciendo un gran esfuerzo para cambiarle los pisos de tierra que tienen las casas de las familias más pobres.

En este Gobierno hemos abierto siete mil 400 Estancias Infantiles, donde se están atendiendo más de 200 mil niños mexicanos. Gracias a las Estancias, 184 mil madres de familia se han podido incorporar a un trabajo productivo.

Para mi Gobierno, vivir mejor significa también que todos los mexicanos puedan recibir servicios de salud cuando lo necesiten.
           
A junio de este año, 2008, ocho millones de familias y más de 30 millones de mexicanos ya están afiliados al Seguro Popular, y gracias al Seguro Médico para una Nueva Generación, las niñas y los niños que han nacido en el país, desde el primer día de mi Gobierno, cuentan ahora con la adecuada protección médica.
           
Vivir Mejor significa también que todas las mujeres embarazadas cuenten con la atención que necesitan para cuidar lo más valioso: la salud de su bebé.

Estamos dando, por otra parte, un impulso histórico a la construcción de más y mejores clínicas y hospitales en todo el país. Si seguimos así, en tres años lograremos un anhelo de cualquier nación, que toda mexicana o todo mexicano, sin excepción, cuente con médico, medicinas y tratamiento cuando lo necesite.

El futuro de México está en la educación. Estamos brindando a nuestros niños y jóvenes un apoyo integral, son ya seis millones de estudiantes de todos los niveles los que están recibiendo el apoyo de una beca del Gobierno Federal. Entre enero y junio de 2008 invertimos más de mil 800 millones de pesos para desayunos escolares de cinco millones de niñas y niños, y de ellos, un millón 200 mil en comunidades indígenas.
           
En el ciclo escolar que terminó en junio pasado, distribuimos útiles a cuatro millones y medio de alumnos, y hemos puesto en marcha la Alianza por la Calidad de la Educación, a fin de brindarle a niños y jóvenes la mejor preparación posible desde los primeros años.

La Alianza es un compromiso para elevar la calidad educativa, mejorar la infraestructura física de las escuelas y reconocer el esfuerzo de los maestros que se traduzca en mejores promedios de sus alumnos.

Al otorgar una educación de calidad a los niños y jóvenes, avanzamos hacia un México, no sólo más competitivo, sino sobre todo más justo y más igualitario.

El verdadero desarrollo humano sustentable sólo puede entenderse respetando el medio ambiente. Vivir mejor significa que todos podamos disponer de agua en cantidad y calidad suficientes sin que llegue a faltarle a los mexicanos del futuro, por eso invertimos como nunca en infraestructura para que el agua llegue a quienes más lo necesitan.

Para vivir mejor, no sólo necesitamos proteger los recursos naturales, sino al mismo tiempo darle oportunidades de vida digna y de ingreso a los mexicanos que son sus dueños o poseedores, y que están entre los más pobres.

Gracias a PROÁRBOL, se beneficia a casi siete millones de personas, a quienes pagamos por reforestar, por recuperar los suelos, por preservar los bosques y selvas, o bien por hacer plantaciones forestales en aquellos lugares donde viven.

Por eso, en 2007 plantamos 253 millones de árboles y este 2008 plantaremos 280 millones de árboles más.

Hemos consolidado la presencia de México en el plano internacional. Hoy somos nuevamente un actor de peso en los mecanismos de cooperación de América Latina y el Caribe, y estamos trabajando fuerte para que nuestros consulados brinden cada día mejores servicios a todos nuestros paisanos.

Hemos fortalecido sus programas de orientación en materia de servicios de salud, estamos apoyando con becas las oportunidades de educación y de capacitación para el trabajo de los mexicanos en los Estados Unidos, a través de nuestros consulados.

Mexicanas  y mexicanos:

En los últimos días, en los términos que permite la ley, he tenido la oportunidad de compartir con ustedes algunos de los aspectos más importantes del estado que guarda la Nación, y en la Administración Pública a mi cargo, con motivo del Segundo Informe de Gobierno que presenté al Congreso, como lo ordena la Constitución.

Este es un momento propicio para que todos renovemos compromisos y redoblemos esfuerzos por el bien de México.

Quiero decirte que mi Gobierno seguirá trabajando todos los días para buscar y dar solución a los temas que más te preocupan a ti y a tu familia.

La tarea de transformar a México requiere del esfuerzo y el compromiso de todos.

Tenemos problemas, sí; los estamos enfrentando, y los vamos a superar y a salir adelante.
           
Por eso los invito a que en el tercer año de Gobierno sigamos adelante con determinación y firmeza en la construcción del México que queremos.

Trabajemos unidos hacia un mismo objetivo: un México más seguro y más justo.

Un México más limpio, más libre y más democrático.

Un México donde todos los mexicanos podamos vivir mejor.

Muchas gracias.


IX. Mensaje del Presidente Calderón sobre Infraestructura en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Martes, 2 de Septiembre de 2008

La infraestructura es clave para vivir mejor.

Mejora la calidad de vida de la gente, aumenta la competitividad de la economía, sobre todo genera empleos en su construcción, aumenta el crecimiento económico y también ayuda a reducir la pobreza.

Este será el sexenio de la infraestructura, porque nos proponemos aumentar la inversión en ella, llevándola a su máximo nivel  histórico. Esto es, pasar del tres a más del cinco por ciento del Producto Interno Bruto de inversión anual; es decir, casi 500 mil millones de pesos al año de inversión en infraestructura para vivir mejor.

Para ello es indispensable sumar esfuerzos, sumar esfuerzos del Gobierno Federal, de los gobiernos estatales y también de la sociedad. Es decir, necesitamos combinar inversión pública e inversión privada.

Es por ello que creamos este año el Fondo Nacional de Infraestructura, un fondo que nos va a permitir multiplicar los proyectos y combinar inversión pública y privada.

Ya en los primeros seis meses de este año hemos ejercido más de 190 mil millones de pesos; es decir, 16 por ciento más que el año pasado.

Y qué hemos hecho en materia de carreteras.

En 2007, el año pasado, modernizamos 435 kilómetros de carreteras federales. Este año estamos modernizando el doble de kilómetros que el año pasado.

Algunos de los proyectos que ya hemos concluido o que estamos modernizando,  son los siguientes:

Concluimos, por ejemplo, el tramo Tejocotal-Nuevo Necaxa, que forma parte de un eje carretero muy importante de México a Tuxpan.

Concluimos la nueva autopista Morelia-Salamanca; ampliamos a cuatro carriles el tramo Atlacomulco-Maravatío, en la carretera México-Guadalajara.

Modernizamos la autopista Tepic-Villa Unión, el último tramo que faltaba de modernizar entre México y Nogales.

Entregamos la carretera Arriaga-Ocozocoautla en Chiapas, el primer tramo. También modernizamos la carretera de Pachuca a Tulancingo; construimos una nueva carretera, la de Amozoc-Perote y el libramiento de Perote.

Un nuevo acceso al Puerto de Veracruz; ampliamos a cuatro carriles la carretera de Mexicali a San Luis Río Colorado; así como la modernización de la carretera de Irapuato a La Piedad; o el libramiento de Tecpan, en Guerrero, por citar algunos ejemplos de obras concluidas este año.

Sobre todo, seguimos construyendo o echamos a andar nuevos y muy importantes proyectos. Por ejemplo, la carretera Mazatlán-Durango, que va a atravesar la Sierra Madre Occidental y comunicará a los estados del norte con el Océano Pacífico. Nos permitirá esta carretera construir un corredor muy importante de Mazatlán hasta Matamoros.

También aceleramos y pronto terminaremos el Arco Norte de la Ciudad de México. Una carretera que conectará directamente desde la México-Querétaro hasta la carretera México-Puebla, y en consecuencia va a impulsar el desarrollo en los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, a través de este nuevo corredor carretero.

Iniciamos las obras del tramo Nuevo Necaxa-Ávila Camacho-Tihuatlán, el último que falta para concluir la autopista que va a permitir llegar desde México hasta Tuxpan en tres horas, en lugar de las más de seis horas que se hacían antes.

También iniciamos nuevos proyectos carreteros. Una muy importante, por ejemplo, nos permitirá reducir el recorrido de la Ciudad de Oaxaca hasta Huatulco, de las siete horas que se hacen ahora, a menos de tres horas.

Iniciamos la ampliación a cuatro carriles de la carretera Nueva Italia-Apatzingán, Michoacán, y también estamos modernizando muy importantes tramos carreteros; por ejemplo, de Rioverde a Ciudad Valles, en la Huasteca; otro de San Luis Potosí a Zacatecas, e iniciamos un proyecto también muy esperado de Zacatecas a Saltillo.

También ampliamos la carretera de Tapachula a la frontera con Guatemala, en Ciudad Hidalgo y, desde luego, estamos arreglando otros tramos carreteros muy importantes como, por ejemplo, la carretera México-Acapulco, que tanta falta nos hacía.

Sigamos invirtiendo en infraestructura. Sigamos construyendo juntos un México más fuerte y más comunicado. Un México donde todos podamos vivir mejor.

Muchísimas gracias.


X. Mensaje del Presidente Calderón sobre Infraestructura 2 en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Miércoles, 3 de Septiembre de 2008

Mexicanas y mexicanos:

El objetivo de mi Gobierno es que todos los mexicanos puedan vivir mejor. Por ello, una de mis prioridades ha sido la infraestructura; es decir, más y mejores carreteras, puertos; más presas, sistemas de agua potable, tratamiento residual de agua; más proyectos de generación o producción de electricidad, petróleo y gas; más redes de electricidad a comunidades apartadas; más caminos rurales y muchas obras más.

Para que la economía siga creciendo y generando empleo necesitamos conectar a México con el mundo. Por eso modernizamos los puertos de Coatzacoalcos, Salina Cruz o Veracruz; y además construimos cuatro nuevos puentes internacionales, entre otros, el Puente Reynosa-Anzaldúas.

Con obras como ésta queremos convertir a México en un punto estratégico para el comercio y la inversión mundial entre Asia, Europa, América del Norte y Latinoamérica.

Y qué estamos haciendo en aeropuertos.

Ya este año entregamos la Terminal 2 del Aeropuerto de la Ciudad de México; estamos construyendo el aeropuerto de Puerto Peñasco, en el Mar de Cortés; y construiremos un nuevo aeropuerto en la Riviera Maya, en Palenque; y ampliaremos aeropuertos como el de Toluca o el de Cuernavaca.

En materia de transporte ferroviario hay buenas noticias para los habitantes de la Ciudad de México. Este año empezó a funcionar el Tren Suburbano de Buenavista a Cuautitlán, que transportará a más de cien millones de pasajeros al año y va a reducir el tiempo, de recorrido de tres horas y media al día a menos de 45 minutos, entre ida y vuelta.

También iniciamos el proceso para construir dos trenes suburbanos más; desde Chalco hasta Ciudad Nezahualcóyotl, y otro más desde Ecatepec hasta el Metro Martín Carrera, para todos los mexicanos que viven en la zona oriente de la Ciudad de México.

En materia de energía y electricidad también estamos trabajando fuerte. Este año entró en operación la presa de El Cajón, de más de ocho mil millones de pesos; así como la planta de electricidad de Tamazunchale, con un costo de cinco mil millones de pesos.

Tanto la presa de El Cajón como Tamazunchale son las plantas más grandes de su tipo en América Latina; y además arrancamos la construcción de la presa de La Yesca, también en el Estado de Nayarit.

Por otra parte, este año ampliamos la cobertura del servicio de electricidad en poblados rurales o en colonias populares, llevándole la luz a más de 350 mil mexicanos que no la tenían.

Y en materia de agua, lo que estamos haciendo es que, además de llevarles agua potable a más de 900 comunidades que no la tenían, estamos rehabilitando o ampliando la capacidad de suministro de agua en ciudades tan importantes como Hermosillo o Acapulco.

Lo importante del agua no es sólo conseguirla, sino también tratarla y devolverla limpia a la naturaleza. En esta Administración hemos puesto en operación 86 nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, como la de Morelia, la de Oaxaca, la de Durango, y rehabilitamos 12 más.

Iniciamos el proceso para construir el Túnel Emisor Oriente de la Ciudad de México. Esta es la obra más importante para la capital en materia hidráulica en los últimos 30 años; va a costar algo así como 13 mil millones de pesos.

Con ello podremos garantizarle a los habitantes de la Ciudad de México que se eliminará completamente el riesgo de inundaciones catastróficas.

Todas estas obras permitirán que los mexicanos podamos vivir mejor, impulsarán un crecimiento sólido de nuestra economía para competir y ganar en el mundo, y nos permitirán generar empleo, que tanto necesitamos.

Sigamos invirtiendo en infraestructura. Sigamos construyendo juntos un México más fuerte y más comunicado; un México donde todos podamos vivir mejor.

Muchísimas gracias.


XI. Mensaje del Presidente Calderón sobre Sustentabilidad Ambiental en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Jueves, 4 de Septiembre de 2008

Estimados ciudadanos:

El verdadero desarrollo humano sustentable sólo puede entenderse respetando el medio ambiente. Por ello, estamos invirtiendo fuerte para obtener de la naturaleza los recursos que necesitamos para vivir y progresar, sin que ello implique amenazar la subsistencia del medio ambiente.

Vivir mejor significa que todos podamos disponer de agua en cantidad y calidad suficientes, sin que llegue a faltarle a los mexicanos del futuro.

Pusimos en operación 10 nuevas plantas potabilizadoras en beneficio de más de un millón de mexicanos. Al mismo tiempo, en mi Gobierno hemos puesto en funcionamiento 86 nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales, a fin de aprovechar el agua residual para la agricultura y la industria, dejar el agua potable para el consumo humano y devolverla limpia a la naturaleza.

Para evitar los riesgos asociados al manejo de agua en importantes centros de población, estamos impulsando el Plan Hídrico Integral del Valle de México, el Plan Hídrico Integral del Estado de Tabasco, así como el Programa para el Saneamiento Integral de la Bahía de Acapulco.

Para abastecer de agua potable a la Zona Metropolitana de San Luis Potosí, iniciamos la licitación de la Presa El Realito, y para proveer de agua potable a las ciudades de Guadalajara y de León, las Presas de Arcediano y El Zapotillo.

Vivir mejor es proteger la enorme riqueza natural del país. Por eso en lo que va de mi Administración hemos decretado seis nuevas Áreas Naturales Protegidas, con lo cual hemos logrado que el 11 por ciento del territorio nacional sean ahora Áreas Naturales Protegidas.

Para vivir mejor necesitamos no sólo proteger los recursos naturales, sino al mismo tiempo darle oportunidades de ingreso y vida digna a los mexicanos que son sus dueños o poseedores, especialmente en las comunidades más marginadas del país.

Gracias a PROÁRBOL se beneficia a casi siete millones de personas, a quienes pagamos por reforestar, por recuperar los suelos, por preservar los bosques y selvas, por arrancar proyectos de plantaciones forestales en los lugares donde viven.

Así, al mismo tiempo que logramos la conservación de más de 600 mil hectáreas de terrenos forestales adicionales el año pasado, estamos dando a comunidades indígenas y rurales la posibilidad de tener un ingreso digno.

Tenemos que revertir el daño que por años el hombre ha provocado al medio ambiente. Por eso en 2007 plantamos 253 millones de árboles, y este año plantaremos 280 millones más.

Tan sólo el pasado 5 de julio, en una jornada histórica, los ciudadanos, los niños, los adultos, las familias, plantamos casi nueve y medio millones de árboles en tan sólo un día.

Vivir mejor significa proteger nuestro medio ambiente, mejorar la calidad del aire y reducir los efectos del cambio climático. Hoy México cuenta con una Estrategia Nacional de Cambio Climático que es un ejemplo internacional.

Hemos consolidado una posición de liderazgo al impulsar la creación de un Fondo Verde entre todas las naciones, que ya ha sido aprobado por el Banco Mundial.

Se trata de premiar con recursos económicos a los países que cuidan el medio ambiente y de ayudar a los países más pobres a invertir en protección ambiental.

Vivir mejor significa aprovechar de manera eficiente y limpia nuestros recursos naturales. Por eso también trabajamos en la sustitución de combustibles fósiles por fuentes de energía renovable.

Por ejemplo, inauguramos la primera planta a gran escala de energía generada con el viento en el Estado de Oaxaca, que es la más grande de América Latina, e impulsamos proyectos hidroeléctricos que nos permiten producir más electricidad sin lanzar emisiones de carbono a la atmósfera, como con la construcción de las presas El Cajón y La Yesca.

Estamos invirtiendo en la generación de energía limpia para construir un México fuerte, limpio y sustentable.

Juntos, sociedad y Gobierno, podremos construir un México limpio, un México que dure para siempre. Un México en donde todos, no sólo los mexicanos de hoy, sino también los mexicanos de mañana, podamos vivir mejor.

Muchas gracias.


XII. Mensaje final del Presidente Calderón en el marco de su Segundo Informe de Gobierno. Residencia Oficial.
Viernes, 5 de Septiembre de 2008

Mexicanas y mexicanos:

En los últimos días, y en los términos que permite la ley, he tenido la oportunidad de compartir con ustedes algunos de los aspectos más importantes del estado que guarda la Nación y la Administración Pública a mi cargo, con motivo del Segundo Informe de Gobierno que presenté al Congreso, como lo ordena la Constitución.

Este es un momento propicio para que todos renovemos compromisos y redoblemos esfuerzos por el bien de México.

Quiero decirte que mi Gobierno seguirá trabajando todos los días para buscar y dar solución a los temas que más te preocupan a ti y a tu familia.

La tarea de transformar a México requiere del esfuerzo y el compromiso de todos.

Tenemos problemas, sí, pero los estamos enfrentando y los vamos a superar y a salir adelante.

Por eso los invito a que en el tercer año de Gobierno sigamos adelante con determinación y firmeza en la construcción del México que queremos.

Trabajemos unidos hacia un mismo objetivo: un México más seguro y más justo, un México más limpio, más libre y más democrático. Un México donde todos los mexicanos podamos vivir mejor.

Muchas gracias.

Fuentes:

http://segundo.informe.gob.mx/

http://segundo.informe.calderon.presidencia.gob.mx/

http://segundo.informe.gob.mx/informe/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/se-que-mexico-enfrenta-un-gran-problema-de-seguridad-este-es-un-cancer-que-se-ha-venido-incubando-durante-anos-y-al-que-no-se-le-dio-la-debida-atencion-pero-es-un-cancer-que-vamos-a-erradicar-presiden/
 
http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/solo-un-pais-de-leyes-puede-progresar-y-brindarle-oportunidad-a-todos-sus-ciudadanos-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/estamos-comprometidos-a-transformar-el-aparato-productivo-nacional-para-contar-con-una-economia-mas-fuerte-competitiva-y-con-mayor-crecimiento-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/superara-los-12-mil-millones-de-pesos-la-inversion-acumulada-en-los-dos-primeros-anos-de-gobierno-para-apoyar-a-las-familias-mas-pobres-de-mexico-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/de-seguir-por-el-camino-correcto-en-materia-de-salud-en-tres-anos-todos-los-mexicanos-sin-excepcion-contaran-con-medico-medicinas-y-tratamiento-cuando-lo-necesiten-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/al-otorgar-una-educacion-de-calidad-a-nuestros-ninos-y-jovenes-avanzamos-hacia-un-mexico-mas-competitivo-justo-e-igualitario-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/08/todos-coincidimos-en-la-urgencia-de-tomar-medidas-a-fin-de-transformar-a-petroleos-mexicanos-en-la-empresa-moderna-que-debe-ser-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/09/invito-a-que-en-el-tercer-ano-de-gobierno-sigamos-adelante-con-determinacion-y-firmeza-en-la-construccion-del-mexico-que-queremos-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/09/este-sera-el-sexenio-de-la-infraestructura-porque-nos-proponemos-aumentar-la-inversion-en-ella-llevandola-a-su-maximo-nivel--historico-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/09/para-que-la-economia-siga-creciendo-y-generando-empleos-necesitamos-conectar-a-mexico-con-el-mundo-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/09/el-verdadero-desarrollo-humano-sustentable-solo-puede-entenderse-respetando-el-medio-ambiente-presidente-calderon/

http://www.presidencia.gob.mx/2008/09/este-es-un-momento-propicio-para-que-todos-renovemos-compromisos-y-redoblemos-esfuerzos-por-el-bien-de-mexico-presidente-calderon/