Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

          1999

          1998

          1997

          1996

          1995

          1994

          1993

          1992

          1991

          1990

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1990-1999 > 1991

Discurso de Luis Donaldo Colosio. Discurso pronunciado en la Sociedad de las Américas.
Junio 11, 1991

Presidente del CEN del PRI

Nueva York, E. U., 11 de junio de 1991.

"En primer lugar debo decir que nos hemos movido de ser un Partido burocratizado y altamente centralista, a ser un Partido más descentralizado y lógicamente más práctico a todos los niveles".

"El reto ha sido modernizar al Partido, haciéndolo más atractivo, ante una sociedad más ágil, más moderna, más joven".

Quisiera agradecer el hecho de estar aquí por segunda ocasión. Quisiera platicar algunos cambios que hay en la economía política.

Casi toda la gente ha estado viendo la evolución económica que ha tenido nuestro país, pero también en el campo político ha habido cambios.

Como ha dicho el señor Georges Landau, México se enfrentará este año a una elección' muy importante, la que es llamada intermedia, misma que sucederá en agosto 18, para ser más preciso.

Yo podría decir que ésta elección será la piedra angular dentro de la marcha que la Nación está haciendo hacia la democracia.

¿Por qué es ésta elección intermedia tan importante? En primer lugar, porque es la elección más importante después de la elección presidencial que tuvimos en 1988.

En segundo lugar, porque los mexicanos votaremos por el cambio de toda la Cámara de Diputados y la mitad de la de Senadores, así como también se votará para el cambio de siete gubernaturas. Esta es la verdadera importancia de la próxima elección.

Pero a la vez va a ser la ocasión para ver la formación de un Congreso que coadyuvará en el proceso de modernización de México, proceso que el presidente Salinas ha echado a andar y que ha impulsado.

Si ustedes me permiten, me gustaría dividir mi presentación en tres aspectos.

El primero tiene que ver con las reformas que el PRI ha estado alentando.

La segunda son las condiciones en que la elección se va a llevar a cabo, de acuerdo con la nueva situación política, social y económica de nuestro país.

Y en la tercera parte me gustaría hablar acerca de las perspectivas electorales, en las que el PRI ha llevado a cabo reformas importantes dentro de su organización interna, mismas que han permitido desarrollar diferentes acciones.

En primer lugar debo decir que nos hemos movido de ser un Partido burocratizado y altamente centralista, a ser un Partido más descentralizado y lógicamente más práctico a todos los niveles.

Hemos creado una estructura del Partido que le da mayor importancia a los individuos, frente a una anterior que sólo se la daba a las organizaciones; a diferencia de la antigua estructura, la nueva le da más importancia a la vida diaria de toda la comunidad, importancia que es de gran relevancia para nuestro Partido.

El primer resultado que ha dado esta nueva estrategia es profundamente democratizador dentro del Partido.

Este nuevo proceso está íntimamente ligado a toda la estructura que pudiéramos llamar territorial, cosa que no sucedía anteriormente, y el resultado de esto es la forma de cómo mi Partido seleccionó a todos los candidatos a los puestos a que hice referencia al principio de mi presentación: mujeres, hombres y jóvenes que representan a la comunidad, que hacen su vida en la comunidad y que están unidos en las organizaciones a las que pertenecen.

No quiero decir con esto que ya no tengamos representación de las organizaciones, lo que estoy diciendo es que aún con el hecho de que nuestro Partido sea un partido de organizaciones, los candidatos, nuestros líderes, ahora tienen que dedicarle mayor tiempo y mayor esfuerzo, a todos los sectores que componen una mayor fuerza territorial.

Este es el principal cambio que estamos experimentando en nuestro Partido, que es a la vez un Partido de individuos y de organizaciones.

El otro aspecto al que me gustaría referirme ahora es el del cambio social. Desde 1988 nos hemos dado cuenta que la sociedad mexicana se ha transformado.

Es una sociedad más crítica, más demandante, que está pidiendo y exigiendo que los partidos, no sólo el PRI, se comporten a la altura.

Es por ello que en nuestra pasada Asamblea, la XIV efectuada el año pasado, nos avocamos a realizar reformas profundas acordes con las nuevas condiciones de esta nueva sociedad y a formular una sólida plataforma política, que incluyó cambios conceptuales de cómo conducir la política económica, y las nuevas características de la sociedad.

El reto ha sido modernizar el Partido, haciéndolo más atractivo. Ante una sociedad más ágil, más moderna, más joven.

Uno de los cambios perceptibles que se ha venido dando en México es que aproximadamente un 70 por ciento del electorado vive en ciudades, y de siete a ocho personas de cada 10 son menores de 35 años.

Es una joven sociedad mexicana, una sociedad que está muy consciente de que hay que crear empleos y que este país debe ser promotor de un mayor crecimiento económico y de la satisfacción de las necesidades urbanas: agua, seguridad, habitación, recreación, entretenimiento.

Por lo tanto, estos asuntos que he tratado con ustedes indudablemente tendrán que ser de importancia en esta campaña política que se está llevando a cabo. Por ello, todo esto lo consideramos para incorporarlo a nuestra plataforma política nacional.

El futuro es más optimista. Las condiciones son distintas. No es lo mismo ir a una elección con dígitos de tres cifras, como la inflación que teníamos en 1988, a llegar a unas elecciones con una tasa de inflación que ha caído drásticamente debido a la conducción correcta de la economía que ha hecho el presidente Salinas.

Este año, hasta mayo 31, la tasa de inflación acumulada es de aproximadamente 7.5 por ciento.

Posiblemente ustedes digan que esto es todavía alto, porque lo ven desde su punto personal y los estándares de este país, pero es un gran triunfo para los estándares nacionales.

Además, habría que señalar que el crecimiento de la economía mexicana es firme por primera vez en muchos años, y este crecimiento en la economía ha estado por encima del crecimiento demográfico, de la tasas demográfica, lo cual hace, por lo tanto, que el crecimiento económico per cápita sea importante. Esta situación permite que vivamos un clima positivo y diferente.

En el aspecto político, puedo decir que estamos enfrentándonos a una verdadera reforma política. No puedo estar de acuerdo con lo que escuchamos muchas veces de que la reforma económica avanza y no así la reforma política.

Si se han producido todos estos cambios económicos, es porque en México hay una nueva actitud política, y por ello los cambios económicos han sido posibles.

Es por eso que decimos que economía y política van siempre de la mano. Hemos encontrado nuevas actitudes y nuevo comportamiento político.

Ha habido tolerancia, ha habido negociación, ha habido concertación, ha habido concertación con la sociedad y por lo tanto, debido a ello, hubo consenso para todos esos cambios económicos tan importantes.

Consenso, pláticas de concertación con los sindicatos, con los empresarios, en fin, con todos los sectores que forman parte de la sociedad mexicana.

Por lo tanto, no puedo estar de acuerdo con esa afirmación en el sentido de que las transformaciones económicas se dan con mayor rapidez que las transformaciones políticas.

Hemos tenido reformas políticas muy importantes, que hemos hecho con el consenso de la mayoría de los partidos que están representados en el Congreso; hubo consenso con todos los partidos, a excepción de uno, y ese voto no se dio porque ellos mismos no estuvieron de acuerdo internamente para votar junto con nosotros y hacer esa reformas.

Puedo decirles que todos los partidos están representados en la Comisión Electoral, todas las corrientes están representadas en el debate electoral.

No sólo eso, puedo decirles que todos los partidos están representados y participando en el nuevo registro que hace mi país, y este nuevo padrón es el que se va a utilizar precisamente en las elecciones de agosto y en el mes de junio se estará entregando la nueva credencial electoral, distribuida bajo la supervisión de todos los partidos políticos.

Para el PRI, esta elección es muy importante y quiero informales que desde 1988 hemos participado ya en 23 procesos locales en diferentes estados y ciudades de México.

Y, por ejemplo, algunos han sido ganados por el PRD en Michoacán, el PAN en Baja California, el PAN en Mérida, el PAN en León, el PAN en Saltillo. La presencia de esos partidos en esos estados es real.

La victoria que han obtenido en esas ciudades, demuestra que la situación política en México es plural y demuestra que la transformación en México está en marcha.

Claro está, para las próximas elecciones del Congreso nosotros quisiéramos triunfar y obtener la mayoría para seguir adelante con las medidas vigorosas, modernizadoras, nacionalistas que el presidente Salinas ha estado llevando a cabo para el bienestar de México y de la sociedad mexicana.

Quisiera en este momento detenerme aquí para darle la bienvenida a sus preguntas.