Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

          1979

          1978

          1977

          1976

          1975

          1974

          1973

          1972

          1971

          1970

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1970-1979 > 1977

Mis memorias de la Revolución. Isidro Fabela. 39. Misión del Capitán Alberto Salinas Carranza cerca del Gobernador José María Maytorena.
Octubre de 1977.

 

 

 

MISIÓN DEL CAPITÁN ALBERTO SALINAS CARRANZA
CERCA DEL GOBERNADOR JOSÉ MARÍA MAYTORENA

CUANDO EL SEÑOR Carranza tuvo conocimiento de que el Gobernador de Sonora, Don José Ma. Maytorena había pedido licencia para separarse temporalmente de su puesto alegando razones de salud y se marchó a Tucson, Arizona, el Primer Jefe de la Revolución creyó conveniente llamar a su sobrino el Capitán Alberto Salinas Carranza con objeto de que entrevistara a su amigo el señor Maytorena y le suplicara en su nombre que volviera a hacerse cargo, cuanto antes, de su Gobierno, regresando a Hermosillo porque eso era lo más conveniente para la Revolución.

La razón que tenía el señor Carranza para insistir a Maytorena a que volviera a tomar posesión de su puesto de Ejecutivo sonorense era ésta: la de que en aquellos momentos sólo el señor Carranza era el único Gobernador Constitucional del Estado Mexicano que había desconocido al usurpador Victoriano Huerta, considerando muy útil para la causa revolucionaria la adhesión de otro Gobierno Constitucional.

El Capitán Salinas Carranza partió inmediatamente para Tucson y se anunció con el señor Maytorena, quien lo recibió con las mejores muestras de amistad y simpatía.

La contestación de Maytorena fue inmediata en el sentido de decirle al sobrino de Don Venustiano que con mucho gusto lo complacería y que en breve tiempo volvería a tomar su puesto de Gobernador agregándole que no lo hacía inmediatamente por impedírselo una enfermedad que sufría.

Mire usted Capitán, le dijo, ese buró lleno de botellitas, todas esas son las medicinas que estoy tomando para curarme el mal del estómago que me produce constantes molestias y me imposibilita para el trabajo.

Cumplida su misión dio cuenta de ella al señor Carranza, pero como notara Don Venustiano, después de algún tiempo que el Gobernador Maytorena no regresaba a Hermosillo a pesar de sus promesas, insistió por conducto de su mismo sobrino en que volviera a ver a Maytorena para insistir en la necesidad urgente que había de que tomara nuevamente posesión de su alto cargo, pues eso le daría fuerza al movimiento revolucionario.

Por fin, después de algún tiempo largo, que duró meses, accedió dicho gobernante a dar por terminada su licencia que había pedido al Congreso Local volviendo a tomar las riendas del Gobierno sonorense.

 

Fuente:

MIS MEMORIAS DE LA REVOLUCIÓN.
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCÍA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1977. pp.125-126.