1977
Mis memorias de la Revolución. Isidro Fabela. 23. En la Cámara.
Octubre de 1977.


 

 

 

EN LA CÁMARA

DESPUÉS DE MI formularia protesta me dirigí al Salón Verde donde deliberaban los diputados "Renovadores", decididos oposicionistas al homicida Huerta; y, habiéndolos interrumpido momentáneamente, les pedí que me consideraran como miembro de su grupo, cuyas ideas políticas eran las mías.

Mi adhesión fue recibida con aplausos.

Entre los "Renovadores" encontré una efectiva solidaridad, una fervorosa ansia de libertades y una fe ciega en la redención patria. Pocos días después nos juramentamos. El juramento fue solemne, emocionante, inolvidable. Todos, alrededor de una gran mesa, de pie, levantando los brazos tendidos a la altura del corazón, juramos luchar por la liberación nacional hasta vencer o morir. La llama revolucionaria iluminaba la frontera. La había encendido Don Venustiano Carranza, y entre otros muchos, Obregón, Calles, Bracamontes, Villa... los primeros paladines libertarios.

¡Guerra a muerte al tirano!, fue desde ese momento nuestra divisa. Si la tiranía no nos dejaba deliberar, iríamos a reunirnos donde pudiéramos o nos lanzaríamos a la revolución.

Huerta supo todo. Un traidor le denunciaba nuestros acuerdos.

Aquella felonía y la actitud desafiadora y terca de aquel bloque bravío, provocaron las iras del tirano, quien recogiendo el guante que le lanzara al rostro la muy osada oposición, decidió abatirla empleando el peor sistema para sus fines: la muerte para unos, la prisión para los más.

Los Diputados Serapio Rendón, Hilario Carrillo, Edmundo Pastelín, Néstor Monroy y Adolfo Gurrión, fueron sacrificados para demostrar, con hechos sangrientos, el temple todopoderoso de la dictadura.

El usurpador no sabía que la sangre es el mejor fertilizante de la libertad.

 

Fuente:

MIS MEMORIAS DE LA REVOLUCIÓN.
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCÍA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1977. pp.68-69.