Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

          1939

          1938

          1937

          1936

          1935

          1934

          1933

          1932

          1931

          1930

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1930-1939 > 1934

Comunicación de Irving Fisher a Plutarco Elías Calles sobre su nuevo libro: Un sistema integral monetario y bancario.
New Haven, Connecticut, diciembre 26 de 1934.

Señor general Plutarco Elías Calles

México, D. F., México

Mi estimado general Calles:

Espero que dentro de unas pocas semanas podré enviarle una copia manuscrita de mi libro “A 100% System of Money and Banking” (Un sistema integral monetario y bancario) que a mi parecer, proporciona la mejor solución de las depresiones.

Cierto banquero y yo esperamos hablar pronto con el presidente [Franklin D.] Roosevelt acerca de tal obra.

Tal vez usted quiera traducir este libro antes de que se imprima en inglés.

Pero mi principal objeto al escribirle es ahora puramente personal.

¿Me permitiría usted que le enviara datos completos referentes a una inversión (Sonotone, compañía fabricante de accesorios para corregir defectos de audición, que está considerada como la compañía más importante en ese ramo) con la posibilidad de comprar una serie de “Voting Trust Certificates” (certificados de fideicomiso director), en caso de que esa inversión fuera lo suficientemente atractiva para usted?

Tal vez usted tenga en Nueva York algún representante para inversiones, quien pudiera estudiar este asunto para informarle.

Es una inversión extraordinaria.

He vendido varias series de acciones y de certificados de fideicomiso director, a ricos americanos; pero es difícil en estos tiempos encontrar un mercado lo suficientemente amplio, ya que los certificados de fideicomiso director que yo tengo, no figuran en la lista de valores cotizados y no me gustaría dedicar todo mi tiempo a buscar compradores de pequeñas cantidades.

Si usted tiene fondos disponibles para hacer inversiones, estoy seguro de que probablemente tomará en cuenta esta oportunidad, únicamente desde el punto de vista de una buena inversión -probablemente una de las mejores que se le hayan presentado.

Es lamentable para mí tener que vender aun cuando sea una sola acción, pero la depresión me obligó a vender todos mis valores líquidos, y ahora debo vender algunos de mis valores no líquidos.

Antes del desastre del mercado de acciones yo había ganado varios millones de dólares, y había gastado varios cientos de miles de dólares para fomentar el movimiento en favor de la moneda estable, que describí en el último libro que me permití enviarle.

En realidad yo he contribuido más que ningún otro.

Espero que dentro de unos cuantos años restauraré mi fortuna por medio de tres intereses cuando menos, de los que el Sonotone es de los que tengo mayor cantidad de acciones.

Incurrí en el error muy común antes de la depresión, de pedir prestado demasiado dinero; pero eso fue debido en gran parte a que el gobernador Strong, del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, me había asegurado que su política de control de crédito continuaría aun en el caso de que él muriera.

Naturalmente, yo no puedo esperar que usted me ayude principalmente por interesarse en que continúe mis actividades en favor de la reforma económica y saneadora.

Pero lo que le he explicado brevemente servirá para explicar también por qué he llegado a pensar en usted, creyendo que cuando menos estudiará el asunto que le propongo.

Mucho me agradaría presentar todas las pruebas a cualquier representante que usted nombre, o enviarle a usted mismo todos los datos.

La compañía está radicada en Nueva York, y su planta y funcionarios pueden verse en esa ciudad.

Yo soy uno de los miembros de la junta directiva.

La compañía está haciendo negocios en la actualidad en todo el mundo, y ha obtenido utilidades en todos los años de la depresión, aun cuando comenzó a trabajar después de que se inició dicha depresión.

(No sé que haya alguna otra compañía americana de la que pueda decirse lo mismo.)

He derrotado a muchos competidores que, contrario a la compañía Sonotone, perdieron dinero durante la depresión.

Si usted se interesa lo suficiente para estar dispuesto a permitirme que le envíe los datos a que antes me refiero, mucho le agradeceré que se sirva telegrafiarme indicándome a qué dirección puedo mandarlos, ya sea a México o a los Estados Unidos.

Esperando que así lo haga usted, ya que el tiempo es para mí de gran importancia, quedo, con mi más alta estimación, de usted sinceramente.

Irving Fisher

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 122 y 123.