Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

          1939

          1938

          1937

          1936

          1935

          1934

          1933

          1932

          1931

          1930

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1930-1939 > 1932

Comunicación de Genaro Estrada a Plutarco Elías Calles para remitirle copia de uno de los informes que ha enviado últimamente.
Madrid, España, julio 28 de 1932.

Señor general Plutarco Elías Calles

México, D. F.

Querido y respetado amigo:

Esperando que lo encuentre de interés, adjunto remito a usted copia de uno de los informes que he enviado últimamente acerca de cuestiones que son de mucha importancia en el actual momento de la República Española.

A pesar de que aquí se han concentrado ciertas enemistades de mexicanos que antes tuvieron acceso en lo que fue Legación de México, y que ellos han mostrado agudas actividades contra el régimen de nuestro país, actividades que han acabado por esfumarse aunque se ocultan para salir a luz cuando sea oportuno; a pesar de eso -decía-, es de mi deber informar a usted que dos de las personalidades más destacadas de aquí, me han producido, ellas principalmente, la impresión de ser muy sinceros amigos de usted, pues cada vez que con ellos hablo, como que se complacen en recordar a usted en términos y con manifestaciones que yo encuentro muy cordiales; son nuestro viejo amigo don Ramón del Valle Inclán y el doctor [Gregorio] Marañón.

Don Ramón ya está viejo y achacoso y no pierde, sin embargo, sus bríos.

Aquí se le considera como una especie de patriarca intelectual de la República.

Cuando le he preguntado si le gustaría volver a México, siempre me ha contestado rápidamente que sí y en cualquier momento.

Cuando me he encontrado con él en público, Valle Inclán lleva siempre las cosas de manera de producirse, venga o no al caso, en los términos más halagadores para México.

Es de esos amigos seguros y definitivos en quien no se puede dudar ni un momento.

Pero Valle Inclán sigue pobre y no puede gastar en viajes.

Ojalá que usted encontrara la forma de que, con pretextos universitarios o culturales, se le proporcionara facilidad para volver a nuestro país.

En cuanto al doctor Marañón, siempre me pregunta por usted.

Me ha dicho: diga al general Calles que no se preocupe en leer literatura médica y que tiene suficiente fortaleza para ir viviendo mejor que algunos aparentemente sin un achaque.

Y esto no se lo dice en plan de cortesía pasajera, sino enfrente de mucha gente.

Aunque él es un hombre muy solicitado por sus deberes de todo orden, me parece que poniéndolo en el caso de una invitación formal a México, y en caso de poder hacer el viaje, él lo haría encantado.

Por medio de los boletines de prensa que se captan en Santander, estuvimos pendientes del curso de la enfermedad de la señora [Leonor Llórente de Elías Calles], por cuyo mejoramiento hacemos nuestros mejores votos.

Reciba usted, como siempre, los afectuosos recuerdos de su viejo amigo que le desea todo bien.

G. Estrada.

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 168-169.