Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

          1939

          1938

          1937

          1936

          1935

          1934

          1933

          1932

          1931

          1930

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1930-1939 > 1930

Comunicación de Raymundo E. Enríquez a Juan José Méndez respecto del rumor de que pretende colocarse en su lugar como gobernador de Chiapas.
Tuxtla Gutiérrez, Chis., septiembre 30 de 1930.

Señor general Juan José Méndez

Jefe de las Operaciones Militares

Tapachula, Chis.

Estimado amigo:

Como usted repetidas veces me ha manifestado ser un amigo leal y franco mío y de mi gobierno y con este motivo me ha dicho usted que cualquier noticia o intriga que se pretenda urdir para hacer cambiar esa amistad se la comunique a usted para aclarar sobre el particular, me permito informarle que me ha causado verdadera extrañeza el rumor general de que usted pretende, por cualquier medio, colocarse en mi lugar como gobernador del estado, rumor éste que se ha dado a la publicidad en periódicos de la prensa local y en cierta manera lo han asegurado mis enemigos en México y lo gritaron públicamente aquí cuando se trataba de darme un “camarazo” el año próximo pasado, así como por los informes rendidos por una Jefatura de Operaciones a la Secretaría de Guerra que la prensa de la capital ha hecho públicos últimamente.

Por otra parte, me permito recordar a usted el informe que le di en la entrevista que tuvimos, durante nuestra estancia a mediados de este mes en la capital de la República, o sea los actos que se le atribuyen como de hostilidad para mi gobierno entre otras cosas: que usted había protegido la fuga del reo de homicidio Ernesto Constantino Herrera, mediante la suma de mil pesos, según expresaba la propia madre de él y que prueba de ello era que la orden para tal objeto la había recibido el teniente coronel Cacho.

Además debo hacer de su conocimiento también que a mí han llegado informes hoy que he vuelto a hacerme cargo del gobierno, de que hasta en asuntos relativos a cobros de impuestos del estado, como en el caso de las propiedades rústicas La Victoria y Anexas, usted pretende intervenir, así como en el cumplimiento de órdenes judiciales de aprehensión de reos del fuero común, como en el caso del dipsómano Genaro Marín, que usted mandó quitar con una escolta federal cuando ya la policía de ese lugar había cumplido con su cometido.

Aunque me resisto a creer lo anterior, toda vez que como amigo y caballero he sabido guardar lealmente esa amistad y en lo posible he procurado ayudarlo, suplico a usted se sirva contestarme francamente para saber a qué atenerme. (Ver Nota 1)

Sin otro particular de momento, quedo de usted como siempre, su amigo atento y seguro servidor.

R. E. Enríquez

[Gobernador del estado]

Nota:

1. El general Méndez fue removido poco después de la Jefatura de Operaciones Militares de Chiapas.

Tres meses más tarde ya se desempeñaba como oficial mayor de la Secretaría de Guerra y Marina.

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 267-268.