1930
Comunicación de M. Escoto a Plutarco Elías Calles para pedir la libertad de su sobrina Magdalena Padilla Escoto.
Pátzcuaro, Mich., mayo 15 de 1930.


Señor general don Plutarco Elías Calles

México, D. F.

Muy respetable y estimado señor general:

Sin haber tenido nunca el honor de dirigirme a usted, sino hasta hoy para pedirle con todo respeto un servicio en bien del que sufre injustamente por no disponer de los medios de influencia y de dinero, ya que sin esos medios poco o nada se puede hacer en algunos casos por más que se tenga la razón.

Se trata, señor general, de que tuviera usted la bondad de pedir al señor Presidente de la República [Pascual Ortiz Rubio] la libertad de mi sobrina Magdalena Padilla Escoto, esposa de Margarito Ramírez, ex gobernador de Jalisco, (Ver Nota 1) personas tal vez conocidas de usted por haber intervenido muy directamente cuando en 1920 tuvo que salir de esa ciudad el señor general [Álvaro] Obregón perseguido tenazmente por el gobierno del señor [Venustiano] Carranza.

Mi referida sobrina Magdalena se encuentra internada por interdicción, por locura, en el sanatorio Laso a cargo del señor doctor Gregorio Oneto Barenque, sito en la séptima del Cedro 262 de esa ciudad; la enajenación mental que tal vez sufrió mi sobrina a raíz de haber sido castigada la infidelidad de su esposo dando muerte en esa ciudad a la mujer con quien él la engañaba, ha desaparecido completamente y se encuentra en su entero estado normal; pero como Margarito volvió a casarse en Guadalajara, posiblemente le interesa seguir sosteniendo indefinidamente el encierro de Magdalena, concretándose únicamente a pagarle la pensión sin darle un centavo más.

Ni Magdalena, ni sus familiares que nos interesamos por ella, podemos hacer los gastos necesarios en certificados médicos y demás trámites y es por lo que me veo en el penoso caso, de acuerdo con ella, de recurrir a quien con su influencia puede hacer que el señor Presidente de la República ordene hacer oficialmente los trámites necesarios en el caso y poner en libertad a la señora Padilla Escoto, a quien me propongo recoger al seno de mi familia en este pueblo.

Al tener usted la bondad de acceder a mis deseos, corrige una inmoralidad que se está cometiendo en la persona a que me refiero y tanto ella como yo le viviremos agradecidos.

Espero que se dignará contestarme mandándole una recomendación para el señor Presidente o diciéndome que hará directamente las gestiones ante dicho alto funcionario.

Con todo respeto, quedo de usted atento y seguro servidor.

M. Escoto

Nota:

1. Ramírez ocupó el Poder Ejecutivo de la entidad entre el 23 de abril de 1927 y el 8 de agosto de 1929. Ramírez, antiguo ferrocarrilero, es recordado principalmente por haber auxiliado al general Obregón para que éste pudiera abandonar subrepticiamente la ciudad de México en la víspera del Plan de Agua Prieta.

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 314-315.