Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1926

Plan de Veradero, de Amadeo S. Vidales, Primer Jefe de Reintegración Económica Mexicana y de las armas libertadoras en el Sur.
Acapulco, Guerrero, 6 de mayo de 1926.

PLAN DE VERADERO.

 

ACAPULCO, GUERRERO, 6 DE MAYO DE 1926.

 

A la nación mexicana.

Conciudadanos:

 

Hechos de considerable trascendencia, de vital importancia, habíanme privado de daros a conocer esta bandera; pero ya que dentro de la conciencia nacional se han arraigado benéficas ideas sociales que han reformado viejos sistemas de gobierno, destruyendo imperios y tiranías, os presento este documento fundamental seguro de que causará vuestra decisión a los verdaderos principios revolucionarios.

 

Que la causa que defiendo, como todas aquellas que se han trazado las naciones libres de la tierra para alcanzar su progreso y civilización llegará a constituir la felicidad de la Patria, porque ved y reflexionar sobre los sólidos principios en que ha fincado sus determinaciones:

 

1) Se reconoce nuestra Carta Fundamental promulgada en la ciudad de Querétaro el 5 de febrero de 1917.

 

2) Se desconoce de ahora para siempre la cláusula 13a del Plan de Iguala de 1821, por el que los españoles aseguraron los bienes que manejaban, despojados de la nación mexicana por la fuerza, por no ser derecho legítimo de poseer.

 

3) Expulsión general de españoles y nacionalización de los bienes que manejan como reintegro del despojo consumado a la nación por la cláusula No. 13 del citado Plan.

 

4) No se permitirá el retorno de españoles a la nación mexicana después de 15 años de nacionalizados los bienes reintegrados a la nación, aún cuando estos lo hagan bajo el amparo de otra bandera.

 

5) Será nula la escritura pública o privada por la que se transfiera a título de propiedad de inmuebles o negociaciones que en las oficinas fiscales y del Registro Público de la Propiedad y de Comercio hayan estado inscritas hasta el día 6 de mayo de 1926 a nombre de españoles. Se deesposerá a quien esté en posesión de ellas, sea mexicano o extranjero.

 

Y los notarios y escribanos; jueces o cualquiera que autorice títulos de tal naturaleza, serán castigados como reos de alta traición a la Patria, así como los empleados y jefes de las oficinas de Migración que permitan la entrada de españoles que salgan del territorio nacional después del 6 de mayo de 1926 y regresen nacionalizados en cualquier otro país.

 

6) De los bienes reintegrados a la nación pasarán al municipio libre, para su manejo como fuente de vida propia, los consistentes en fincas urbanas, factorías y toda clase de industrias que manejen los españoles en territorio mexicano y su usufructo será destinado, única y exclusivamente, al fomento de la enseñanza pública y la agricultura nacional.

 

7) De los bienes reintegrados a la nación consistentes en fincas rústicas, inmediatamente serán dotados de tierra los pueblos, cuadrillas, rancherías y congregaciones que carezcan de ellas, aplicando para el procedimiento, el decreto de 6 de enero de 1915, cuyo reparto o posesión tendrá lugar por jefes militares del actual movimiento que será legal y reconocido por los gobiernos de la nación. Este capítulo afecta a los latifundios del país.

 

8) De conformidad con lo prev enido por el artículo 1° , capítulo 1° , de la Constitución General de la República, serán respetadas y protegidas por este Plan, las vidas e interéses de los nacionales y extranjeros NO españoles.

 

9) Los intereses de extranjeros NO españoles que en el curso de la guerra sean lesionados por causa de fuerza mayor, inmediatamente serán pagados por el gobierno, de los intereses reintegrados a la nación.

 

10) Los Estados de la República que se adhieran o secunden el movimiento Libertario de Reintegración Económica Mexicana, reconocen como directriz la establecida por el Estado de Guerrero de acuerdo con el presente Plan.

 

11) Los inválidos en campaña serán recompensados y socorridos liberalmente; los padres, viudas e hijos de los que sucumban en la lucha serán pensionados y protegidos hasta su muerte por todos los gobiernos de la nación.

 

12) Este Plan reforma en su totalidad el "Manifiesto de Linares", N.L., lanzado a la nación mexicana el 16 de septiembre de 1922 por los ciudadanos Ricardo y Roberto D. F ernández y F. Batista.

 

A los campesinos de la República, guardias de Seguridad Pública o cuerpos de Defensas Sociales:

 

Conciudadanos:

 

Aquí teneís la grandiosa obra de reconstrucción nacional. Fijad en ella vuestra atención y cooperad a la defensa de nuestros propios intereses. Tened presente que con ella no se ataca en ninguna forma a las instituciones del país, ni a los verdaderos principios revolucionarios; estudiad su fondo.

 

Es un hecho innegable que México se ha independizado políticamente, pero económicamente seguís dominados y esclavizados viviendo como extranjeros en vuestra propia patria.

 

Fijad vuestros ojos en la historia y gravad en vuestros corazones el ejemplo que os legó Cuahutémoc para que supiéseis defender nuestros derechos o morir por ellos.

 

Al ejército nacional:

 

Un cordial y patriótico llamamiento hago a los miembros de tan gloriosa institución, desde el modesto soldado, hasta el de más alta jerarquía, no para que secunden el actual movimiento libertario emanado del inalienable e imprescriptible derecho de un pueblo libre y soberano, sino para que, cuando el deber los llame a combatir la nobleza y santidad de esta causa, so pretexto de defender las instituciones de la nación, reflexionad y llevad la mano al corazón que la sangre de indio que corre por sus venas les dirá:

 

¡Primero es mi Patria! y mi grito de guerra es:

 

¡Viva México independiente!

 

¡Mueran los españoles!

 

A las naciones extranjeras:

 

Amadeo S. Vidales, Primer jefe de Reintegración Económica Mexicana y de las armas libertadoras en el Sur, Estado de Guerrero, en defensa legítima de los intereses comunes de la Patria, suscribe el presente por el que les corre traslado por mediación de sus legaciones en México, D.F., les notifica:

 

Que en uso de las facultades de que se halla investido y del derecho inalienable en que se apoya el pueblo mexicano como libre y soberano de los que forman su globo que con esta fecha, 6 de mayo de 1926, queda desconocida, rota para siempre, sin ningún valor, la cláusula No. 13 del Plan de Iguala de 1821 por la que los españoles en México pretendieron asegurar a perpetuidad los bienes que retienen en su poder y que proceden del despojo que por la fuerza hicieron a al nación mexicana.

 

Cuartel General del Movimiento Libertario Reintegración Económica mexicana.

 

El Veradero, Distrito de Tavares, Municipio de Acapulco, Guerrero, a los 6 días del mes de mayo de 1926.

 

Fuente:

 

Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo.  México, 1998. p. 941-943.