Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1924

Comunicación de J. M. Puig Casauranc a Emilio J. Dillon sobre las relaciones México-Inglaterra.
México, D. F., julio 24 de 1924.

Al cónsul de México en Londres:

Entregue doctor [Emilio J.] Dillon siguiente mensaje:

Señor Presidente [Álvaro Obregón] encárgame transmitirle lo siguiente:

Me refiero a su extenso e interesante mensaje fecha 13 de los corrientes.

Pasado asunto Secretaría Relaciones, ésta opina que dada situación relaciones entre México y Gran Bretaña, única forma existe obsequiar deseos expresados señor ministro [James R.] McDonald es la de que yo diera entrevista prensa mundial tocando puntos usted refiérese dicho telegrama, de las cuales declaraciones resultaría patente buena voluntad ha estado siempre México tener relaciones amistosas Inglaterra y, especialmente, que incidente [Cunard] Cummins considérase como una acción personal dirigida contra éste y nunca contra gobierno inglés.

Texto declaraciones sería como sigue:

Pregunta: ¿Cuál es el ánimo en que está el gobierno mexicano con respecto a Inglaterra?

Respuesta: México está en la mejor disposición de tener buenas y amigables relaciones con todos los países del mundo y especialmente con el gobierno y pueblo ingleses, pues yo personalmente, lo mismo que mi gobierno, tenemos un gran concepto de ese gran pueblo por su elevada cultura y por su habilidad demostrada ante el mundo para conservar dentro de la democracia una completa armonía con todas las colonias, que gozan de mayores libertades que muchos pueblos que se sienten autónomos.

Especialmente ahora tengo la mayor simpatía hacia Inglaterra que al tener un gabinete laborista, sus tendencias y aspiraciones se supone que coinciden con el programa que mi gobierno ha venido desarrollando.

Pregunta: ¿Cómo puede compaginarse la anterior declaración con el incidente Cummins?

Respuesta: Las dos cosas son completamente diferentes.

En todo el incidente Cummins nunca se tuvo la intención de ofender en lo más mínimo a Inglaterra, sino que fue dirigido expresamente contra dicho señor Cummins por su actitud intemperante, quien además no tenía ninguna investidura oficial, ni de carácter confidencial siquiera.

Pregunta: ¿El incidente no fue provocado por la defensa que el señor Cummins hizo de algunos intereses británicos?

Respuesta: México reconoce el derecho que tienen las demás naciones de velar por sus nacionales y nunca ha recibido mal las representaciones que le hacen en términos comedidos; por lo tanto, nunca vio con prevención las representaciones hechas por el señor Cummins en favor de la señora [Rosalie] Evans (Ver Nota 1) y lo único que no pudo tolerar fue la forma altanera e injuriosa en que está redactada.

Respecto a la señora Evans, el gobierno mexicano ha estado siempre en disposición de hacerle justicia y de indemnizarle los daños sufridos y si no se ha llegado a un arreglo es por la intransigencia de la perjudicada y por la falta de tacto del señor Cummins.

Pregunta: ¿Entonces cree usted que no existe motivo para un alejamiento entre México e Inglaterra?

Respuesta: El gobierno mexicano no cree que exista causa verdaderamente grave para mantener alejadas a las dos naciones, y esto es tan cierto que en el último telegrama que se dirigió al gobierno inglés, por conducto del cónsul de México en Londres, señor [Alejandro] Carrillo, con motivo del incidente Cummins, se hizo constar expresamente la disposición de recibir a cualquier representante o agente de la Gran Bretaña y en particular al Honorable Hohler, dejando así a la decisión y a la iniciativa de Inglaterra el acercamiento que tan buena acogida tendrá por parte del gobierno mexicano.

Pregunta: ¿Cuál será la base para la reanudación de relaciones?

Respuesta: La del reconocimiento de la mutua soberanía y la del cumplimiento, por parte de ambas naciones, de las obligaciones que les impone el Derecho de Gentes: México está demostrando ante todo el mundo su capacidad para cumplir los deberes que le impone el Derecho Internacional.

En particular, tratándose de los daños causados a los extranjeros por las últimas revoluciones, México ha invitado a todas las naciones para firmar convenios de indemnización, y esta invitación fue hecha a Inglaterra al igual que a todas las demás naciones, desde hace tiempo.

México conserva los mismos buenos propósitos y, por consiguiente, la invitación hecha a Inglaterra está todavía en pie.

El gobierno y el pueblo mexicanos esperan que cuando el gobierno y la opinión pública de Inglaterra se den cuenta, de una manera desapasionada, de las circunstancias de México, de la causa y forma en que se desarrollaron los hechos del incidente Cummins, desaparecerá toda la mala inteligencia y no quedará obstáculo para un acercamiento.

Pregunta: ¿Qué cree usted que inspiró principalmente al señor Cummins al proceder en la forma y términos que lo hizo, al dirigir sus últimas notas a la Secretaría de Relaciones?

Respuesta: Tengo la impresión de que el señor Cummins estaba íntimamente interesado en conservar la anómala situación que prevalece entre ambos gobiernos porque esta situación le aseguraba seguir conservando la posición personal; y esta opinión vino a robustecerse porque el solo anuncio del viaje del H. Hohler, de cuyo viaje se derivaría, seguramente, la reanudación de nuestras relaciones y la eliminación automática del señor Cummins, determinó en él actividad inusitada, agitando el asunto que tenía aspecto más enojoso, sin que se hubiera presentado ninguna circunstancia grave que lo justificara, y dirigió a la Secretaría una nota cuyas consecuencias él nunca pudo ignorar, excepción hecha de su expulsión; y es seguro que su actitud se encaminaba a crear un nuevo incidente que suspendería el viaje de Sir Hohler y la situación se prolongaría y con ella su posición personal. [Rúbrica] Alvaro Obregón.

Mismo señor Presidente desea procure usted tener entrevista con Ministro McDonald preguntándole si declaraciones anteriores serían suficientes en su concepto para darle base reanudar negociaciones.

Para información personal suya participóle ignoramos alcance hayan tenido negociaciones con señor [Rafael] Nieto, pero instrucciones diéronsele limitáronse tratar extraoficialmente asunto sin que hubiérase llegado ningún acuerdo satisfactorio virtud funcionarios con quienes habló pretendieron que acreditárase a señor Nieto como agente confidencial para reconocimiento y nosotros contestamos que conforme criterio México deseábamos reanudación relaciones incondicional sin perjuicio discutiéramos y firmáramos inmediatamente después convenio para comisión reclamaciones.

Desconocemos tenor conversaciones que sostuvo señor Nieto y por tanto nunca tuvimos conocimiento de que pláticas Nieto hubieran aproximado o asegurado reanudación relaciones.

Después Foreign Office estuvo acuerdo no pedir dicho requisito, pero manifestó dudas sobre estabilidad y apoyo opinión pública de gobierno presidente Obregón.

Diéronse seguridades de que gobierno sofocaría rebelión dentro plazo fijábase en mensaje 13 febrero.

Pláticas interrumpiéronse por enfermedad señor Nieto y diéronse por terminadas en vista declaraciones dio ministro McDonald en 15 febrero reiterando anteriores dadas prensa de que México solicitaba reconocimiento pero Inglaterra no otorgaríalo mientras México no hubiera satisfecho condiciones exigíansele.

Consideraciones anteriores nos hacen extrañar afirmación de que dicha época estuvo a punto resolverse reconocimiento.

Respecto negativa mía retirar policía después acuerdo ministro McDonald para que saliera desde luego Cummins no es exacta.

Al contrario, intercedí con señor Presidente diéranse tres días más para salida sin que nadie molestáralo.

Si el señor McDonald acepta declaraciones señor Presidente ruégole avisármelo objeto proporcionarlas prensa aquí transmitiéndose a la vez al extranjero.

Afectuosamente.

J. M. Puig Casauranc

Nota:

1. Rosalie Evans, nacida en Texas pero viuda de un ciudadano inglés, sería asesinada por una banda de delincuentes el 2 de agosto de 1924 en el camino a su hacienda de Polaxtla, Puebla.

Aunque los malhechores fueron aprehendidos y juzgados con diligencia, el hecho desató posteriormente fuertes reclamaciones del gobierno inglés.

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 135-138.