Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1924

Comunicación de Arturo M. Elías a Plutarco Elías Calles sobre los problemas que existen en Yucatán y Tabasco.
Nueva Orleans, Luisiana, marzo 15 de 1924.

Señor general Plutarco Elías Calles

Torreón, Coah[uila], México

Querido hermano:

Hasta hoy nada ha podido hacer el núcleo de infidentes que se encuentran en este puerto.

He logrado que fracasen en todas sus maquinaciones, no habiendo podido llevar ninguna clase de pertrechos y los tenemos estrechamente vigilados.

Se ha esfumado la mayoría de acompañantes que tenía Adolfo [de la Huerta], encontrándose un gran número de ellos en esta ciudad, tales como ex gobernadores, diputados, generales, oficiales de Marina, etcétera.

De los principales, solamente [Jorge] Prieto Laurens se ha quedado con él, pero pronto lo esperamos tener por estos rumbos, esto es, tan pronto como vean que se aproximan las fuerzas federales a Tabasco, con toda seguridad que Adolfo y sus pocos acompañantes que todavía andan en territorio mexicano, se pelan.

El cañonero Bravo está listo con su respectiva dotación de granadas 101 milímetros y sólo espero que ordene el señor Presidente a dónde debe dirigirse, para despacharlo inmediatamente.

Tan pronto como el gobierno recupere los estados de la península de Yucatán y dispongamos de los infidentes que seguramente recalarán a este puerto, iré a México y creo que para entonces ya estarás allá.

Si algo necesitas que lleve de aquí me lo avisas para ir con tiempo arreglando todo.

Por el anexo número 1 te impondrás de que los agentes consulares en Belice y Corozal, aparentando ser leales a nuestro gobierno y estando considerados como tales, habían pedido al gobierno colonial de Belice la detención de Felipe Carrillo, en caso de que éste hubiese llegado allá.

Estos pillos pedían tal detención en nombre de nuestro gobierno, en combinación con los infidentes.

Afortunadamente descubrí a tiempo el proceder de estos desgraciados que hice fueran destituidos de sus puestos sin demora, como se llevó para arreglar en la mejor forma posible los trabajos que deban de hacerse en los Estados Unidos.

El combatir los elementos desenfrenados de los infidentes ha sido un rudo trabajo, pero al fin hemos logrado que no alcanzaran sus pretensiones.

Diariamente han estado enviando duros y calumniosos ataques contra ti y también en contra de [Álvaro] Obregón, siendo los más embusteros y formidables los que manda el mismo De la Huerta.

Yo continuaré mi sistema de informarte de todo aquello que revista interés.

Finas memorias de todos nosotros para todos ustedes así como para Chole [Soledad González].

Arturito [Elías] a todas horas se acuerda de su tío Plutarco.

Soy siempre tu hermano que te quiere.

Arturo M. Elías

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 62 y 63.