Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1923

Discurso del general Álvaro Obregón, presidente de la República, con motivo del festejo que en su honor se verificó en la plaza de Zitácuaro, Mich., el día 5 de febrero de 1923.
Zitácuaro, Michoacán, 5 de febrero de 1923.

Hemos tenido el gusto de aceptar la invitación que las autoridades de Zitácuaro nos han hecho, porque sabemos que este pueblo es liberal de abolengo, y de patriotas; de manera que al estar entre ustedes, nos sentimos altamente satisfechos.

Grata impresión he recibido, al ver que en Zitácuaro hay tales manifestaciones de liberalismo en ocasiones como ésta.

Continúen por este camino; pero tengan cuidado con los falsos apóstoles, con los que encubiertos con una capa liberal, prostituyen los principios.

Son peligrosos los tales apóstoles, en esta época en que de manera definida se deslindan los campos, y las ideas se destacan claras, poniendo de un lado a los liberales y de otro a los reaccionarios.

Estos falsos líderes, pueden hacer una labor funesta.

Yo estoy satisfecho de lo que se ha hecho, para hacer respetar nuestra Carta Magna; y más lo estoy al ver que el Gobierno Federal que tengo el honor de presidir, ha interpretado el sentir del pueblo; y ver también que ustedes están con el mismo Gobierno.

En cuanto al señor Gobernador del Estado, debo manifestarles que es un digno colaborador nuestro, que ha sabido gobernar a esta entidad con un gran tino, dentro de un criterio y acción liberales, sin exageraciones que puedan servir de bandera a los reaccionarios.

Por ello ha tenido y seguirá teniendo el apoyo material y moral del Gobierno del Centro, con objeto de que pueda seguir gobernando, como hasta ahora lo ha hecho, a este simpático Estado.

Agradezco íntimamente las demostraciones de afecto que se me han brindado, y corresponderé a ellas, ayudando a ustedes en todo lo que me sea posible.

Fuente:

Discursos del General Álvaro Obregón. Biblioteca de la Dirección General de Educación Militar. México, 1932. Dos tomos. Primera parte. Discursos de 1915 a 1923. 410 pp. Páginas 367 a 370.