Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1923

Comunicación de Raymundo E. Enríquez a Plutarco Elías Calles sobre la promoción de la candidatura presidencial callista.
Tuxtla Gutiérrez, Chis., noviembre 23 de 1923.

Señor general P. Elías Calles

México, D. F.

Muy distinguido general y fino amigo:

Compláceme dirigirle la presente para informarle del resultado favorable obtenido en la entrevista confidencial que a su nombre tuve con el gobernador de esta entidad general Tiburcio Fernández Ruiz.

A pesar de las reservas que al principio sostuvo, logré interesarlo hacia el bien de Chiapas con la unificación de los elementos callistas que forman la gran mayoría del pueblo, manifestándole que usted tendría mucho gusto en contarlo entre sus colaboradores en esta lucha que nuevamente presenta la reacción contra los revolucionarios.

Conociendo yo la parte vulnerable, le manifesté que personalmente y mis amigos estábamos dispuestos a trabajar en el estado por la fórmula: Presidente República general Calles; senador Tiburcio Fernández Ruiz; y gobernador licenciado Luis Ramírez Corzo, siempre que la resolución de sus amigos y correligionarios fuese leal y sincera y sin tardanza; pues estando definidos los bandos contendientes no cabían vacilaciones, máxime, cuando sus atenciones gubernamentales y con las elecciones de ayuntamientos le impedían estar antes de enero en esta capital.

Su asentimiento quedó traslucido inmediatamente y pocas horas después -hasta me sorprendió gratamente la rapidez- algunos diputados y políticos me hablaban de que ya habían dado color callista.

Solamente sí debo manifestarle, confirmando las presunciones que le relaté en mi carta anterior, que tanto Tiburcio como los elementos gobiernistas se muestran celosos de las facultades exclusivas que respecto a su candidatura se abroga [sic] el general Fausto Ruiz, alegando que no es él quien por su poco prestigio está llamado a representar con fines personalistas su candidatura en el estado y menos que intente siquiera, ser el gobernador de Chiapas.

A este respecto, creo oportuno me permita usted indicarle que en obvio de dificultades y armonía, convendría que usted le dijese a Fausto que necesita usted de amigos leales y sinceros en la Cámara y que se concrete a salir electo diputado en las próximas elecciones por el primer distrito que comprende Tuxtla, Chiapa y Mezcalapa, y que ayude por lo pronto a Fernández para senador.

Cada candidato que procuraremos que sea popular en su respectivo distrito, le tocará defender el suyo unido a su candidatura.

Como pueden resultar dos o más partidos del mismo color callista en un mismo distrito con distinto candidato para diputado, etc., cuanto antes integraremos el Comité Pro Calles para que atienda igualmente a todos los simpatizadores suyos.

Salvo su mejor opinión, creo que sería también conveniente indicarle a los jefes del partido los unieran formando uno solo que se llamara Partido Socialista Chiapaneco, usando un solo distintivo: ya el roji-negro como lo tenemos en el Partido Socialista de Soconusco, o bien el triángulo rojo como el del Partido Socialista del Sureste.

Lo considero fácil y ventajoso para nuestra mejor organización; tanto más cuanto que pronto aparecerá aquí el periódico El Socialista, que sostendrá su candidatura, como El Pueblo que ya editamos en Tapachula con el mismo fin.

Con la determinación que aquí se ha tomado, tengo la firme convicción de que ninguno de los politiqueros que abundan por esa metrópoli meterá aquí las manos.

Por lo que me permito asimismo recordarle:

1. Aunque nos sea muy grata su presencia por acá, creo que debe usted atender de preferencia el centro y el norte del país, que nosotros le respondemos de Chiapas y como éste considero que están los demás estados del sureste.

Anuncie usted nada más su visita y después la disculpa.

2. Para Chiapas no se hace necesario que envíe usted propagandistas ni delegados, las agrupaciones aquí formadas se encargarán de hacer su propaganda, así como en las partes que contribuirán los candidatos respectivos.

3. No se hace necesario que usted haga ningún gasto ni desembolso alguno por la propaganda de su candidatura, únicamente se le agradecerá que los partidos allí establecidos como el Partido Laborista Mexicano o el Comité [Pro Calles], nos proporcionen telegráficamente las últimas noticias, retratos suyos y de cuando en cuando algo de papel de periódico que por aquí es escaso.

Ya le telegrafié al licenciado Ramírez Corzo la decisión del gobierno del estado para que trabaje resueltamente y que les ponga un ultimátum a los diputados disidentes [Julio] Esponda, [Agustín] Castillo y [Enrique] Domínguez (aunque bien poca falta nos hacen), pero considero que antes de quedar resuelta la Permanente pueden contribuir a controlar la Cámara de Diputados.

Si cuando reciba usted esta carta todavía no se han resuelto y lo considera usted útil, puede usted decirle al licenciado Luis Ramírez Corzo que con confianza se dirija al gobernador Fernández Ruiz para que éste vaya a México al arreglo definitivo de su candidatura para senador ahora que está controlada la Cámara por callistas y de paso exigir a sus antiguos subordinados lo respalden.

Antes de terminar no me parece por demás también recordarle, que de ser posible influya usted porque venga de jefe de Operaciones Militares el general Luis Vidal que no hace mucho ascendió y es de confianza, querido y respetado aquí, porque no obstante no tener sospechas fundadas del general [Donato] Bravo Izquierdo, por antecedentes temo obre de acuerdo con el diputado Luis Espinosa, de quien es íntimo amigo, y creo que tiene la creencia de que por él ocupa dicho puesto.

Sin otro particular por el momento y con mis mejores deseos por su salud y éxitos, me repito su afectísimo amigo, atento y seguro servidor.

Ingeniero Raymundo E. Enríquez

[Agente de la Secretaría de Agricultura]

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 257-259.