Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1923

Comunicación de José Inocente Lugo a Plutarco Elías Calles sobre una reprimenda presidencial.
Mexicali, B. C., marzo 12 de 1923.

Señor general Don Plutarco Elías Calles

Secretario de Gobernación

México, D. F.

Muy respetable y fino amigo:

Tengo el honor de saludar a usted y de enviarle copia de una carta que me dirigió el señor Presidente de la República el día 2 de este mes, con motivo del establecimiento de un casino que fue autorizado por el señor licenciado don Gilberto Valenzuela, subsecretario de Gobernación, según copia que va adjunta.

Mucho sentimiento me ha causado esta mala impresión del señor Presidente, pues ha dado crédito a informes de individuos de conducta equívoca y que bien pueden calificarse como “diablos predicadores”, toda vez que viven muchos de ellos de la explotación de los vicios.

Además, este asunto no es de la trascendencia que parece atribuirle el señor Presidente, pues realmente se juega en todas partes, inclusive en las ciudades de Estados Unidos, y se jugará mientras no se modifique la naturaleza humana, que inclina a los hombres a vivir lo mejor posible y con el menor esfuerzo.

En mi concepto, es preferible el sistema de permitir los juegos que señala el reglamento del ramo, bajo la vigilancia de los agentes de la autoridad, que el de prohibir rigurosamente el establecimiento de casinos, pues así no se dará lugar a que fuese burlada la ley con gran daño para las buenas costumbres.

Por los informes que he recibido y que en copias remito a usted, puede darse cabal cuenta de lo que realmente acontece en el caso, y precisamente mi última visita al pueblo de Tijuana tuvo por único objeto dictar las medidas de orden que se indican en un memorándum que también va adjunto.

Yo estoy satisfecho de que he guardado una actitud digna de un fiel y celoso mandatario público; de que he hecho amar [sic] en este lejano rincón nacional al gobierno emanado de la Revolución, estableciendo instituciones como la Caja de Préstamos para refaccionar a los pequeños agricultores mexicanos; de que he atendido puntualmente los servicios públicos, moralizando las finanzas de este distrito, al grado de haber hecho mejoras materiales por más de medio millón de pesos y tener una reserva de 600 mil pesos, no incluyendo los préstamos hechos al gobierno federal que montan a 200 mil pesos.

Pero si esto no tiene ningún valor apreciable, ni mis antecedentes como ciudadano que ha gastado sus energías en la lucha que ha conmovido fuertemente a nuestro país durante la segunda década de este siglo, me retiraré tranquilo a la vida privada para no ser motivo de disgustos a mis jefes, pues así cumpliré con los imperativos de mi conciencia y, tarde o temprano, tendré el consuelo de que el señor general Obregón reconozca que en este incidente ha habido mala fe de parte de los que lo han impresionado con falsas imputaciones.

Ruego a usted que me excuse lo haya molestado con esta larga carta, y haciendo votos por el restablecimiento de su delicada salud, quedo como siempre su amigo afectísimo y seguro servidor.

J. I. Lugo (Ver Nota 1)

[Gobernador del distrito norte de Baja California]

Nota:

1. Lugo fue remplazado en la gubernatura del distrito norte en octubre de 1923, por el general Abelardo L. Rodríguez.

Fuente:

Plutarco Elías Calles. Correspondencia personal 1919-1945. Dos tomos. Introducción, selección y notas de Carlos Macías. Coeditores de la presente edición: H. Cámara de Diputados LXI Legislatura, Fondo de Cultura Económica, Instituto Sonorense de Cultura, Miguel Ángel Porrúa (librero-editor) y Fideicomiso Archivos Plutarco Elías Calles y Fernando Torreblanca. México. Primera edición, 1991. Segunda edición -no venal-, agosto del 2010. Tomo II. 547 pp. Páginas 232-233.