Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1922

Manifiesto al Pueblo mexicano, de Juan Carrasco, desconociendo al General Alvaro Obregón en su carácter de Presidente de la República.
Hacienda del Potrero, Sinaloa, 24 de junio de 1922.

MANIFIESTO AL PUEBLO MEXICANO DE JUAN CARRASCO.

HACIENDA DEL POTRERO, SINALOA, 24 DE JUNIO DE 1922.

AL PUEBLO MEXICANO

Firme en mis convicciones revolucionarias, desde 1910 en que tuve la honra de combatir a la tiranía, al lado del Mártir de la Democracia, don Francisco I. Madero, y después la gloria de contribuir con mis humildes servicios al restablecimiento del Orden Constitucional en la República, a raíz de haber sido interrumpido, por los asesinatos de MADERO Y PINO SUAREZ, llevados acabo por el traidor VICTORIANO HUERTA; vengo ahora nuevamente a levantar el Estandarte de la Revolución en mi querido Estado, para contribuir al pronto derrocamiento del llamado Gobierno OBREGONISTA, a fin de evitar que siga hundiendo al País, con sus antipatrióticos procedimientos y su nefasta administración; hasta lograr establecer un Gobierno Constitucional que sea un genuino representante de las aspiraciones nacionales.

Para nadie es un misterio, la ilegalidad del titulado Gobierno de Obregón, nacido de un crimen, al derrocar y asesinar al Presidente Constitucional de la República, don Venustíano Carranza; tal parece que se ha repetido la misma tragedia de febrero de 1913, habiendo encarnado en Alvaro Obregón la odiosa figura de Victoriano Huerta.

A raíz del asesinato del presidente Carranza, fueron mis propósitos, protestar con las armas en la mano, contra tamaño atentado nacional; mas muy a mi pesar, tomé la determinación de esperar un poco de tiempo, pues siendo mis condiciones, en aquel entonces, de cierta manera especiales, ya que estaba dedicado a trabajos políticos en el Estado, se hubiese dado otra interpretación a mi proceder; pero ahora que varios jefes, antiguos compañeros míos, se han lanzado a la lucha, he creído de mi deber secundarlos, para lo cual espero contar, como siempre he contado, con la ayuda y simpatías del viril y patriota Pueblo de Sinaloa, al cual hago un Solemne Llamamiento, esperando tener todo su apoyo, ya que jamás lo comprometería a una Causa que no fuese justa.

Es ya verdaderamente insoportable los atropellos y el desbarajuste administrativo, de los actuales Pro-Hombres de Sonora, que se han adueñado del Poder; tal parece que están manejando al País, como si fuese cosa propia.

Todo el Pueblo es testigo, que los únicos que privan en la actual administración, son los Sonorenses, siendo el único requisito para entrar a figurar en el Poder, haber nacido en Sonora, [sic] son los capaces para Gobernar el País; siendo que todos los mexicanos tienen el derecho de formar parte en la cosa pública.

Las imposiciones en los Estados están a la orden del día: como muestra basta contemplar lo ocurrido en Sinaloa, en donde fue impuesto de una manera brutal el actual titulado Gobernador General Angel Flores, quien a diario está cometiendo los más odiosos atropellos en contra de los Ciudadanos que no simpatizan con su persona.

Los Gobernadores de Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Puebla han sido destituídos por orden del Supremo Elector Plutarco Elías Calles, por el único delito de no simpatizar con su política futurista.

Las actuales elecciones de Diputados y Senadores al Congreso de la Unión han sido la burla más espantosa que ha contemplado el Pueblo Mexicano; no parece sino que estamos como en los tiempos del Porfirismo, en que las elecciones se hacían de pura fórmula, siendo designados previamente, en la Secretaría de Gobernación, los ciudadanos que debían de figurar en el Congreso; pero desde luego, se comprende el objeto de los Obregonistas, que no es otro que pretender tener Cámaras incondicionales para hacer lo que se les antoje.

El Partido Liberal Constitucional lanzó su Manifiesto retirándose de la lucha, por estar convencido que sería inútil todo sacrificio, ya que contra las Ballonetas de Calles, no era posible conseguir elecciones imparciales; en la misma forma se ha abstenido la mayoría del Pueblo, de tomar parte en dichas elecciones.

En fin, todo es desorden, atropellos, robos, asesinatos, etc., y de seguir así las cosas, muy pronto tendríamos al País, envuelto en la ruina más espantosa.

En vista de las razones expuestas, los C. C. Generales, Jefes, Oficiales y Soldados que me honro en comandar, han acordado someter con las armas en la mano el siguiente

PLAN

I.- Se desconoce al General Alvaro Obregón en su carácter de Presidente de la República, en vista de haber sido ilegal la elección, por estar incapacitado constitucionalmente para poder desempeñar ese puesto.

II.- Se desconocen también a los Diputados y Senadores que traten de entrar a funcionar en el próximo 1° de septiembre.

III.- Se desconocen a los Gobernadores de los Estados que hayan sido impuestos por el llamado Gobierno de Obregón.

IV.- Queda reconocido jefe Supremo de la Revolución el Ciudadano General de División, Francisco Murguía.

V.- A1 triunfo del actual movimiento, el Jefe Supremo de la Revolución convocará a elecciones generales, tan luego como se haya consolidado la paz, entregando el poder al que resulte electo para el cargo de Presidente de la República.

VI.- En los Estados también convocará a elecciones, el Gobernador Provisional que haya asumido el Poder, debiendo verificarse aquéllas después de que hayan tomado posesión de sus cargos, los C C . que hubieren sido electos para desempeñarlos altos Poderes de la Federación.

CONSTITUCION Y REFORMAS

Dado en el Cuartel General del Ejército Revolucionario de Sinaloa, en la Hacienda del Potrero a los veinticuatro días del mes de junio de mil novecientos veintidós.

El General en jefe, Juan Carrasco.

Fuente:

Román Iglesias González (Introducción y recopilación). Planes políticos, proclamas, manifiestos y otros documentos de la Independencia al México moderno, 1812-1940.  Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Serie C. Estudios Históricos, Núm. 74. Edición y formación en computadora al cuidado de Isidro Saucedo. México, 1998. p. 906-908.