Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1922

Carta de Ricardo Flores Magón a Nicolás T. Bernal. Si los trabajadores no mueven un dedo en mi favor...
Penitenciaría Federal de los Estados Unidos. Leavenworth, Kansas Septiembre 10 de 1922.

 

 

Nicolás T. Bernal
México, D.F.

Mi querido Nicolás:

Tu grata del pasado agosto me trajo valiosa información de lo que ocurre fuera de estas paredes dentro de las cuales vegeto. (1)

Los últimos folletos llegaron. (2) No me mandes de los primeros; pero sí te ruego que me envíes de los que tienes en preparación. Mucho me ha dado en qué pensar la proposición que el compañero De la Rosa me hace de simular arrepentimiento con la mira de obtener mi libertad. La cuestión parece ser sencillísima, y sin embargo, cuán difícil es. Si no amase yo mi ideal de amor y libertad, no tendría yo el menor inconveniente en declarar mi arrepentimiento por haber osado interponerme entre el fuerte y el débil. Mi arrepentimiento, aunque fuera simulado, significaría que es una virtud el aprovecharse de la ignorancia y de la miseria para explotar y oprimir al ser humano. Que los trabajadores no muevan un dedo para forzar mi liberación, eso no me faculta para firmar mi arrepentimiento.

Si los trabajadores no mueven un dedo en mi favor, esto sólo significa que no merezco su ayuda; pero prefiero que me den la espalda por mi insignificancia y mi inutilidad, a que me escupan el rostro como un cobarde y traidor a sus intereses, lo que tendrían el derecho de hacer si por escapar de una muerte cierta dentro de mi calabozo mis labios se manchasen con estas palabras: ¡Me arrepiento! Me arrepiento de haber socavado el trono de Porfirio Díaz; me arrepiento de haber dado la mano a los esclavos de Valle Nacional y Quintana Roo; me arrepiento de haber tratado de romper las cadenas que atormentan a los peones de las haciendas; me arrepiento de haber dicho al trabajador de la mina y de la fábrica, del muelle y del taller, del ferrocarril y del barco: "únete y serás fuerte"; me arrepiento de haber hecho entrever al humilde una vida más racional, más justa y más sana para el cuerpo y para la mente; me arrepiento de haber aconsejado la rebeldía contra el despotismo y la explotación.

Agradezco, mi querido compañero De la Rosa, su deseo de verme libre; pero no puedo aceptar su sugestión. La indiferencia con que los trabajadores ven mis sufrimientos no me autoriza a envilecerme. Ellos tienen en su poder la llave que puede abrir estas puertas, y si no la usan es porque no me consideran digno de tanto sacrificio por su parte. Ellos tienen el derecho de dejarse en las garras de sus enemigos; pero eso no me da a mí el derecho de enlodar mis ideales, que no otra cosa sería balbucir mi arrepentimiento cuando mi corazón y mi conciencia me gritan que he obrado bien; que he cumplido con mi deber como miembro de la familia humana.

Querido Nicolás: con la proximidad del invierno mis males comienzan a recrudecerse. Cambio de clima y de régimen de vida es lo que me convendría; pero estas buenas cosas tienen un precio que yo no puedo pagar: la desvergüenza. De ello soy un indigente, y es la única moneda que pudiera salvarme. Sin embargo, estoy contento con mi miseria, porque ella me evita el hacer traición a mis ideales que es lo único que tengo, que es lo que me da fuerza y ánimo: mis queridos ideales que un día no lejano reinarán sobre la Tierra. Yo no gozaré de su triunfo; pero considero como un gran don el sentirlos en mi mente, y mi corazón se llena de satisfacción al ver que el esclavo los acoge con cariño y los hace su bandera. Esta actividad del esclavo es garantía de triunfo y mi conturbado espíritu se regocija con la visión de un porvenir en que no habrá un solo hombre que diga: "Tengo hambre"; en que no haya quien diga: "No sé leer"; en que sobre la Tierra no se oiga más el chirrido de cadenas y cerrojos.

Te ruego que me saludes cordialmente a todos los buenos compañeros, y tú recibe un fuerte abrazo de tu hermano.

 

Ricardo Flores Magón


(1)   Cercana a esta fecha RFM recibió copia de la siguiente carta: "In answer to your letter of September 5th in re Ricardo Flores Magón and Librado Rivera, stating that Mr. Magón's general health is very good and that he is in no way failing physically and is standing confinement well, and there is no probability of his becoming permanently blind in the near future and it will be some years before an operation for cataract will be necessary, and that his physical condition is not such as to warrant executive clemency solely on the ground and that the case will be presented on its merits to the Attorney General, I wish to state: That prison physicians are always unusually optimistic in their reports re the physical condition of their prisoners.

I do not desire to enter into the discussion just at this time as to Mr. Magón's eyesight, knowing that the usual belief is where cataracts cause total blindness, operations would restore eyesight so that it does not become permanent, but I take it from your letter there is no denial that he is slowly becoming blind from the cataracts, which your previous medical reports and letters from the Attorney General also show, nor will I go into the probabilities as to a successful operation on the cataracts at Mr. Magón's age and his health just now.

On the facts in this case and the grounds upon which Mr. Magón has been sentenced, being merely the expression by words as to his opinion about future events, the fact that he has already served more than three years in jail, the fact that the Mexican Federation of Labor, as well as the Mexican Government and various States of Mexico have asked for his release, and his willingness to leave the country, can leave no doubt that your Department and the Attorney General, should recommend to the President immediate commutation of his sentence, as well as that of his co-defendant, Librado Rivera. I hope this will be done at a very early date and you will advise me as soon as the matter is sent to the Attorney General for action and by him to the President."

Trad: "En respuesta a su carta del 5 de septiembre en relación a Ricardo Flores Magón y Librado Rivera, señalando que la condición general de Magón es muy buena y que no está decayendo físicamente y que soporta bien el confinamiento, y que no hay posibilidad de que quede definitivamente ciego en corto tiempo y que pasarán varios años antes de que una operación de cataratas sea necesaria, y que su condición física no es tal que justifique una clemencia ejecutiva basada únicamente en ello y que el caso será presentado en esas condiciones ante el procurador general, quisiera declarar: Los médicos de las prisiones siempre suelen ser optimistas en sus reportes sobre la condición física de sus prisioneros.

No desearía entrar en una discusión en este momento sobre la visión del señor Magón, sabiendo que la creencia común es que cuando las cataratas causan ceguera total, las operaciones pueden restaurar la visión, para que aquélla no sea permanente, pero veo en su carta que no se niega el hecho de que está quedando lentamente ciego debido a las cataratas, lo que los reportes médicos previos y las cartas del procurador general también señalan; tampoco quiero referirme a las posibilidades de que la operación sea exitosa en lo que respecta a las cataratas del señor Magón, tomando en cuenta su edad y su salud en este momento.

Dados los hechos que rodean este caso, y tomando en cuenta que el señor Magón ha sido sentenciado con base en la mera expresión escrita de su opinión sobre eventos futuros, el hecho de que ha permanecido más de tres años en la cárcel, el hecho de que la Federación Mexicana del Trabajo, así como el gobierno mexicano y varios estados de México han solicitado su liberación, y su disposición a abandonar el país, no pueden dejar duda de que su departamento y el procurador general deberían recomendar al presidente la inmediata conmutación de su sentencia, así como la de su coacusado, Librado Rivera.

Espero que esto se haga tan pronto como sea posible y que me avisara tan pronto como la cuestión se ponga en consideración del procurador general para su decisión y enviada por él al presidente". Harry Weinberger a James A. Finch, fiscal de perdones, Departamento de Justicia, 6 de septiembre de 1922 (HWP, caja 22).

(2)   Por la libertad de Ricardo Flores Magón y compañeros presos en Estados Unidos del Norte, México, Comité de agitación por la libertad de Ricardo Flores Magón y compañeros presos en los Estados Unidos del Norte, 1922.

 

Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. Correspondencia 2 (1919-1922). Compilación, prólogo y notas: Jacinto Herrera Bassols. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2000. pp.435-438.