Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1922

Carta de Ricardo Flores Magón a Miss Ellen White. Me irrita no poder escribir a mi querida amiga todo lo que desearía mi corazón...
Leavenworth, Kansas, July 30th, 1922.



Miss Ellen White
Reading, Pa.

My dear comrade:

Your dear letter of the 18th inst., received. I wrote you on the 17th, but addressed my letter to your former domicile believing you might still be there. How stupid I am!

You was tired when you wrote me, and this makes your letter the more valuable to me as it was written with sacrifice. Thanks, my generous friend.

Did you [read] in yesterday's papers an Associated Press dispatch from the City of Mexico, dealing with the action taken by Mexican labor in regards to my imprisonment?

I did not receive the candy you sent me, for as I told you before no eatables would be received from the outside after the first day of this month. But if I did not receive the delicacies, your intention comforts me and makes me happy. Thanks, thanks.

I have postcard from my friend Marie Rhein whom I highly esteem. She says she does not forget me, and I believe it -she is so kind! Please salute her.

Again I have to close without telling you something that would interest you, but let us hope that circumstances will change... I feel disgusted when I do not write my dear friend as my heart wishes to, and I sigh for the day when I shall be able to spread my wings and soar...

With comradery love,

 

Ricardo Flores Magón


P.S. I thank you for the clipping, my good Ellen, Ricardo.





Leavenworth, Kansas, 30 de julio de 1922.

Señorita Ellen White
Reading, Pa.

Mi querida camarada:

Recibí su apreciable carta del 18 de los corrientes. Yo le escribí el 17, pero envié mi carta a su domicilio anterior suponiendo que aún estaba ahí. ¡Qué estúpido soy!

Usted estaba fatigada cuando me escribió, y eso hace su carta más valiosa para mí porque fue escrita con sacrificios. Gracias, mi generosa amiga.

¿[Leyó] usted en los periódicos de ayer un despacho de Associated Press, proveniente de la ciudad de México, acerca de las acciones emprendidas por los trabajadores mexicanos con respecto a mi encarcelamiento? (1)

No recibí los dulces que me mandó porque, como le dije antes, a partir del 1° de este mes ya no se admiten alimentos del exterior. Pero, aunque no haya recibido sus golosinas, su intención me estimula y me hace feliz. Gracias, gracias.

Me llegó una tarjeta postal de mi amiga Marie Rhein, por quien tengo una gran estimación. Dice que no me olvida, y lo creo: ¡ella es tan gentil! Le ruego que la salude.

De nuevo tengo que terminar sin haberle dicho nada que pueda interesarle, pero esperemos que las circunstancias cambien... Me irrita no poder escribir a mi querida amiga todo lo que desearía mi corazón, y suspiro por el día en que pueda desplegar mis alas y volar... (2)

Con amor de camarada,

 

Ricardo Flores Magón


P.S. Gracias por el recorte, mi buena Ellen.

 

(1)   Refiérese al anuncio de posible boicot al intercambio de mercancías con los Estados Unidos promovido por organizaciones laborales ligadas a la CGT.


(2)   Librado Rivera escribió a Gus Teltsch, el primero de junio de 1922: "Como te dije en mi pasada del 5 de abril, Ricardo estaba enfermo en el hospital, sucede que estuvo ahí tres días con el propósito de hacerle un examen completo de su salud y encontraron que goza de muy buena salud. Eso me sorprendió porque los hechos son muy distintos. Actualmente no lo reconocerías, es la sombra del Ricardo que conociste años atrás. Además de su ceguera sufre de otras enfermedades.

Desde 1916, durante su último juicio en Los Ángeles, Ricardo fue enviado al hospital federal por orden del juez y desde entonces ha sufrido de diabetes. Después de la sentencia fue liberado bajo fianza y durante ese tiempo Magón estuvo bajo el cuidado de un especialista pagado por el grupo Regeneración. Y cuando en 1918 fue sentenciado a veintiún años por su última acusación, estaba muy enfermo. El médico de la prisión de McNeil Island hizo un análisis de su orina y encontró mucha azúcar en ella.

Durante su estancia en McNeil estuvo bajo una dieta severa durante quince meses. Luego fue transferido a Leavenworth, pero durante su confinamiento aquí nunca se le ha cuidado ni se le ha puesto bajo dieta alguna. Ahora goza de 'buena salud'."

Por infringir el reglamento que prohibía referirse a otro preso en la correspondencia ordinaria, a Librado Rivera le fue suspendido el privilegio de correspondencia durante seis meses. Como lo testimonian las siguientes cartas, escritas en una sola página y sus reiteradas alusiones a la censura, Ricardo Flores Magón también fue penalizado por el incidente provocado por la carta de Rivera.

 

Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. Correspondencia 2 (1919-1922). Compilación, prólogo y notas: Jacinto Herrera Bassols. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2000. pp.419-421.