Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

          1929

          1928

          1927

          1926

          1925

          1924

          1923

          1922

          1921

          1920

      1910-1919

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1920-1929 > 1920

Discurso pronunciado por el general Álvaro Obregón con motivo del banquete que le ofreció el gobernador del estado de Texas, en el Bosque de Chapultepec, la tarde del día 5 de diciembre de 1920.
Bosque de Chapultepec, 5 de diciembre de 1920.

Señor Gobernador de Texas, señoras, señoritas, señores:

Por mucho tiempo en nuestras fronteras estuvo considerada la verdad como contrabando, y al soplo de la calumnia y de la mentira, todas las malas inteligencias y rencores se robustecían cada día más.

Por fortuna, para ambos pueblos, ha llegado ya el momento en que la verdad se ha abierto paso en nuestras fronteras.

Una nueva aurora de cordialidad y de cariño se inicia entre los dos pueblos que por tanto tiempo estuvieron en malas inteligencias, y tenemos la más completa fe en que ahora, que hombres del vigor moral e intelectual como el ciudadano Gobernador de Texas, han tomado a su cargo la propagación de la verdad en su país, seremos mejor conocidos por nuestros hermanos del Norte.

Yo quiero creer que estas excursiones, que ahora no son sino la iniciación de una nueva vida de mayor intercambio social entre los dos países, y que son también la iniciación de una serie de excursiones en que hombres y mujeres de todas edades de Estados Unidos cruzarán la frontera hacia México, y que hombres y mujeres de todas edades de México cruzarán la frontera hacia los Estados Unidos, como mensajeros de cordialidad y confraternidad, y que en un futuro próximo, nos conoceremos íntimamente los unos a los otros, y podremos estudiar, ya sin prejuicios, los problemas que afectan a cada uno de los pueblos, con la seguridad de que los encontraremos paralelos, y llegaremos a la conclusión, de que son muy pequeños los intereses materiales que se oponen a la franca armonía que debe existir entre los dos pueblos, y mucho más pequeñas resultarán si se comparan con los grandes intereses de las dos naciones.

Cuando hayamos llegado a la conclusión de que los americanos que defienden los intereses de México, defienden sus mismos intereses y que los mexicanos que defienden los intereses de Estados Unidos, defienden también sus mismos intereses, no habrá poder alguno que pueda desvincular a los dos países.

Quiero que todos ustedes sean mensajeros de estas frases de sinceridad, seguros de que ellas interpretan el sentir del pueblo mexicano.

Señor Gobernador Hobby:

Recibid nuestras más francas frases de gratitud por vuestra actuación tan sincera en favor de México, y por la oportunidad que nos habéis proporcionado de enviar este mensaje a los hijos de vuestra patria.

Fuente:

Discursos del General Álvaro Obregón. Biblioteca de la Dirección General de Educación Militar. México, 1932. Dos tomos. Primera parte. Discursos de 1915 a 1923. 410 pp. Páginas 335 a 339.