Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1919

Revolución y Régimen Constitucionalista. Documento 936. Carta del Gral. Plutarco Elías Calles a don Adolfo de la Huerta, comunicándole el resultado de su entrevista con don Venustiano Carranza.
México, D. F., octubre 27 de 1919.

 

Carta del Gral. Plutarco Elías Calles a don Adolfo de la Huerta, comunicándole el resultado de su entrevista con don Venustiano Carranza, acerca de las candidaturas del Gral. Álvaro Obregón y del Ingeniero Ignacio Bonillas. [Planes Políticos y otros documentos, pags. 256-257. B.I.F.]

 

México, D. F., octubre 27 de 1919.

Señor don Adolfo de la Huerta.
Gobernador del Estado.
Hermosillo, Son.

No te había escrito porque deseaba primero orientarme debidamente, para poder darte mis impresiones y mis juicios, sin que estos fueran a sufrir errores graves.

Desde el momento que llegué a Querétaro, que es donde se encuentra el jefe, recibí una fuerte y desagradable impresión, pues el Estado Mayor y todos los políticos que acompañan el tren presidencial, nos son enteramente contrarios a todos los elementos partidarios del general Obregón. El mismo día tuve una conferencia con el jefe, y en ella estaba presente el General Murguía. Yo me concreté únicamente a informarle, en detalle, de la situación de Sonora, en todos sus ramos, sin abordar ningún punto político; pero, lo que yo no hice, lo hizo él en tono enojoso quejándose amargamente de algunos de los partidarios del General Obregón, y muy principalmente del Partido Liberal Constitucionalista, y se esbozo la conveniencia, por el General Murguía, de que para los intereses generales del país y para su tranquilidad es necesario que salga de Presidente de la República, una persona que no sea ni el General Obregón ni el General González.

Yo creí prudente permanecer reservado tanto por la presencia del General Murguía, cuanto porque el Jefe se encontraba algo excitado, y me pareció mejor abordar la cuestión política a solas y en momento más oportuno. Al día siguiente en la mañana, tuve una entrevista con el Jefe, en su casa particular y en ella le manifesté los conceptos del General Obregón, respecto a la persona del Jefe, y que no fueron otros que hacerle presente que el General Obregón es su amigo de siempre y que tiene para él cariño y respeto; que todos los amigos del General Obregón no somos enemigos de su Gobierno, y si los sostenedores más leales del mismo, cosa que es enteramente exacta, pues tú bien sabes que el Jefe, en un caso dado, seria con nosotros con los que pudiera contar.

Me pareció que en esa entrevista el Jefe había quedado satisfecho en lo que respecta al General Obregón; pero insistentemente ha seguido rumorándose en los círculos oficiales, y entre las personas más allegadas al Presidente, que el Ingeniero Bonillas será el candidato que sostendrá el Gobierno en las próximas elecciones, y como nadie mejor que tú conoces, el Ingeniero Bonillas carece en absoluto de personalidad política, de prestigio en el país y de popularidad para poder aspirar a este puesto, y si el Gobierno, saliéndose del cumplimiento de sus obligaciones, tratara de imponer al Ingeniero Bonillas, estoy seguro, y lo deploro con toda mi alma, de que el país se verá envuelto de nuevo en la guerra civil, pues no es posible que pudiera consentirse eso, estando aun tan frescos y palpitantes los ideales revolucionarios, entre cuyos grandes principios esta la efectividad del sufragio.

Me animo a creer que hay algo ya tratado con el Ingeniero Bonillas, pues hoy recibió Cosme Hinojosa la contestación del referido Ingeniero Bonillas, a un mensaje de él, en el que le pregunta si aceptaría o no su candidatura para la Presidencia de la República, la cual, según aquí se decía, le ofrecerían los elementos del Gobierno. El mensaje de Bonillas dice lo siguiente: "Siento no poder contestar su pregunta, pues aunque actualmente no lo deseo, pudieran presentarse circunstancias que demandaran imperiosamente mi anuencia y que fuera imposible eludir".

Por el texto de este mensaje, tú puedes comprender que el Ingeniero Bonillas está dispuesto a aceptar. Yo soy de opinión que la única forma que existe para que la sucesión presidencial se verifique sin conmociones y sin trastornos, es la de que se deje en absoluta libertad a todos los candidatos que resulten, y que el Gobierno impida con mano firme que no se cometan ningunos atropellos y que los Gobiernos de los Estados no tomen ninguna participación. Si esto no sucede, se volverá a dar al mundo entero un espectáculo muy triste. Estoy esperando con verdadera ansiedad la llegada a esta capital del General Obregón, y saber el resultado que obtenga él de la entrevista que celebrará con el Presidente.

Con el cariño de siempre, quedo tu amigo y S.S.

P. Elías Calles

 

Fuente:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA XVIII.
Fundador: Isidro Fabela
Revolución y Régimen Constitucionalista Volumen 6° del Tomo I
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCIA, HUMBERTO TEJERA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1970. pp.297-299.