Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1917

Revolución y Régimen Constitucionalista. Documento 886. Informe confidencial sobre las actividades del grupo de felicistas en la ciudad de Puebla.
México, octubre 27 de 1917.

 

Informe confidencial sobre las actividades del grupo de felicistas en la ciudad de Puebla, apareciendo entre ellos Marcelo Caraveo, Federico Córdoba, Everardo González, Alberto Vázquez, Pedro Olguín y otros. [F9-76-17. A.I.F.]

 

Un sello al margen que dice: Gobierno del Distrito Federal. México, D. F.

INFORME CONFIDENCIAL

ASUNTO: COMISIÓN EN PUEBLA

Me permito informar a Vd., sobre los resultados de mi investigación en Puebla, acerca de la junta felicista que en ella existe, así como de las personas que han tenido ingerencia con las estancias de Marcelo Caraveo y Federico Córdoba en esa población.

Con respecto a la junta, si bien es cierto que existen individuos que están en contacto y comunicación con los Jefes de partidas, también lo es que no hay unión entre ellos, obrando independientemente, procurando ayudar a los Jefes que son sus parientes o con los cuales simpatizan, en todas formas.

Dicha ayuda es efectiva y como casos concretos doy el siguiente: Everardo González, coronel aguilarista, constantemente iba al campamento de Caraveo a llevarle parque y a la vez indicaba el camino y modo de llegar hasta el mencionado Jefe, a todos los correos que de aquí iban al campo revolucionario; tuvo escondido en su casa a un tal Gamboa, "general" de las fuerzas de Caraveo, dicho individuo fue el que la Inspección General de Policía aprehendió por estar inodado en el complot que denunció Arcocha (el cual era representante de Córdoba) y el cual fue puesto en libertad, encontrándose actualmente con Caraveo. Tuvo escondidas a las queridas de Caraveo y Córdoba, proporcionándoles fondos para sostenerse, los cuales conseguía, pues personalmente carece de recursos.

Tuvo conocimiento de la estancia en Puebla de Luis Terrazas con el cual se entrevistó conferenciando sobre muchas cosas relacionadas con la revolución. Es el que proporcionó al médico José Canseco, oaxaqueño, para que recetara a Córdoba que se encuentra enfermo de tifo. Denunciada por Arcocha la junta felicista y habiendo éste ido a Puebla a aprehender a los innodados, la demora o falta de resolución impidió que fueran hechos prisioneros la noche en que Caraveo, Córdoba, Urbalejo, Armenta Palacios, Everardo González y otros más que se encontraban reunidos discutiendo sobre dicha denuncia, pues como en ese momento no lo verificó y habiendo sido visto por casualidad Arcocha parado frente a la casa en que estaban reunidos, junto con tres policías, se pusieron sobre aviso y habiéndose retirado Arcocha, inmediatamente todos salieron llevándose los documentos y al día siguiente que la policía cateó la casa no encontró nada.

Everardo González con mucha frecuencia va a conferenciar con Higinio Aguilar, debiendo salir hoy o mañana a verlo, llevando dos fines; primero, para que nombre una persona en Puebla de representación que sea presidente de la junta provisionalmente mientras Aguilar habla con Félix Díaz para que él elija a dicha persona; y segundo, para saber cuál es el objeto que persigue la junta de generales felicistas citada por Félix Díaz y a la que fue Caraveo, a fin de recibir instrucciones y ayudarlos dentro de la población. Este individuo es el que acaba de conseguir el sábado un manifiesto de Félix Díaz y del que se comprometió a mandar hacer 200 ejemplares para repartirlos.

He conseguido que por el momento no se fijen en las esquinas de las calles de Puebla, concretándose solamente a repartirlos entre los adictos, para lo cual tiene un numeroso grupo de mujeres de todas las clases sociales para dicho objeto. La falta de recursos será la que demore la salida de este individuo, pues no obstante haber personas que los ofrecieron, todavía no los tiene.

Alberto Vázquez, "general" aguilarista, y actualmente Tte. coronel Constitucionalista, Jefe de la Prisión de Puebla. Este individuo al contarme su historia me explicó cómo llegó a estar en la posición que ocupa. Fue cabo 1o. de rurales con Huerta, y después del licenciamiento se incorporó con el Gral. Roberto Fernández de Lara, de quien es íntimo amigo, y el cual le dio el grado de mayor. En un combate cayó prisionero de Higinio Aguilar, por sus amigos se le perdonó la vida, dándosele un grado más, llegando a "general", y habiendo caído prisionero otra vez en el combate de Chietla por las fuerzas Constitucionalistas se llamó a víctima, por lo que volvió a ocupar su puesto.

En el mes de abril de este año y mandando accidentalmente la brigada del coronel Guanaco, que cubría Tulyehualco, Tepixco y otros lugares en el Ajusco, entró en tratos con los Sres. Armenta y Palacios, que se decían Jefes de la junta revolucionaria en Puebla, para que con los 600 hombres que a su mando estaban se volteara, a lo que accedió, entrando en tratos sobre el particular, lo que no se llevó a efecto porque habiéndose comprometido Armenta y Palacios a facilitar cierta cantidad de dinero para sostener dicha fuerza mientras se incorporaban a algún Jefe revolucionario, como no llevaron el dinero y el tiempo corrió, Vázquez entregó el mando de la brigada al mismo tiempo que a Armenta y Palacios se procuraba aprehenderlos por sediciosos, lo que no se consiguió, encontrándose actualmente con Caraveo. Sobre este particular hay proceso en el juzgado de Distrito.

Con respecto al Tte. Cor. Vázquez, añadiré que me manifestó tiene actualmente toda la prisión de su parte y está dispuesto a que en el momento necesario se cuente con él así como 150 hombres armados y la prisión. Este individuo es demasiado intelectual, manifiesta grandes deseos por que la junta se organice en debida forma, comprometiéndose a llevar al seno de ella personas de prestigio y de dinero, tales como los Lics. Luis Quintana, Rafael Islas, Ing. Machorro y muchos hacendados de Puebla cuyos nombres no recuerdo, los cuales están ya sondeados y puede contarse con ellos; las conferencias que hemos tenido, han sido en la cárcel y en su casa que está frente a la del C. Gobernador, y como él dice, ahí no se puede desconfiar.

Pedro Olguín, íntimo del anterior y persona por cuyo conducto se comunica la mamá de Cejudo haciendo frecuentes viajes al campamento rebelde; fue también cabo 1o. de rurales en tiempo de Huerta.

Urrutia, Alcaide de la cárcel de mujeres y pariente del Dr. Aureliano, por cuyo conducto conocí a los anteriores, también ex-federal y miembro de dicha junta. Activo propagandista.

Las juntas verificadas tienden a la organización de los adeptos, procurar conseguir fondos, armas y parque y sondear el ánimo de Jefes con mando de fuerza, ex-federales o convencionistas para que defeccionen, a la vez que la unión y el contacto con las demás juntas de otras partes, para cuyo fin se requiere la autorización debida y persona caracterizada.

En una conferencia verificada, se trató sobre la conveniencia de reproducir el manifiesto de Félix Díaz, no habiéndolo podido evitar para no hacerme sospechoso, conseguí lo que anteriormente he dicho sobre este particular. Esperan mi regreso para ultimar el viaje de Everardo González, quien traerá instrucciones así como para discutir la forma más apropiada para la organización y funcionamiento de todos los simpatizadores de Félix Díaz que actualmente se encuentran disgregados.

Opinión. Perfectamente persuadido que todo lo que por el momento se haga tendiente a evitar lo antes mencionado no dará buen resultado, pues están perfectamente cubiertos y preparados para el caso de denuncia, por estar sobre aviso por la denuncia de Arcocha, y aun en todo caso no se conseguirá más que la aprehensión de dos o tres que al fin quedarían en libertad sin que esto sirviera de escarmiento a todos los demás, y no conociendo a todos los que según ellos ayudan y protegen a la revolución, creo sería conveniente esperar a que se reunieran todos para que a la vez de conocerlos, tener ya las pruebas suficientes para que no eludieran su responsabilidad, serviría para que me tuviesen más confianza y a la llegada de los Jefes de partidas que con frecuencia van a Puebla, saber oportunamente en dónde pasarán para aprehenderlos, lo que creo ellos mismos me dirán y no pase lo que hasta ahora ha sucedido, que muchos de ellos están dos y tres días en Puebla sin que se percaten de su estancia.

México, octubre 27 de 1917.

(Servicios confidenciales).

 

Fuente:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA XVII.
Fundador: Isidro Fabela
Revolución y Régimen Constitucionalista Volumen 5° del Tomo I
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCIA, HUMBERTO TEJERA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1969. pp.439-442.