Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1917

Relaciones Internacionales en la Revolución 1913-1919. 202. Reglamento de la Ley de 24 de Noviembre de 1917, que creó la Comisión Nacional de Reclamaciones, expedido por don Venustiano Carranza.
México, 24 de diciembre de 1917.

 

Reglamento de la Ley de 24 de Noviembre de 1917, que creó la Comisión Nacional de Reclamaciones, expedido por don Venustiano Carranza, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. [F-9-25-VII. A.I.F.]

 

COMISIÓN NACIONAL DE RECLAMACIONES

Reglamento de la Ley de 24 de noviembre último, que creó la Comisión de Reclamaciones.

Secretaría de Estado. México. Negocios interiores.

El ciudadano Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, se ha servido dirigirme el decreto que sigue:

"Venustiano Carranza, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes sabed:

Que en uso de la facultad constitucional del Ejecutivo, y de conformidad con las prescripciones de la ley de 24 de noviembre del corriente año, ha tenido a bien expedir el siguiente:

REGLAMENTO DE LA LEY QUE CREÓ LA COMISIÓN DE RECLAMACIONES

Art. 1o. La Oficina de la Comisión de Reclamaciones se instalará en el lugar que designe el Secretario de Hacienda y estará abierto al público todos los días hábiles y durante las mismas horas en que funcionen las demás dependencias de ese mismo ramo.

Art. 2o. Las Oficinas de la Comisión tendrán por ahora la siguiente planta de empleados:

Un secretario.

Un Oficial Mayor.

Dos Oficiales segundos.

Dos taquígrafos.

Tres escribientes de primera.

Dos escribientes de segunda.

Un mozo de oficios.

La Comisión, previa consulta a la Secretaría de Hacienda, podrá aumentar este personal cuando así lo requieran las labores.

Art. 3o. El Presidente y los vocales de la Comisión disfrutarán el mismo sueldo que los Oficiales mayores de las Secretarías, el Secretario de la Comisión, un sueldo igual al asignado a los jefes de Departamento de la Secretaria de Hacienda, y los demás empleados, los sueldos que en la propia Secretaría de Hacienda perciban los de su categoría. El Secretario y los demás empleados a que se refiere el artículo anterior, serán nombrados y removidos libremente por la Comisión.

Art. 4o. La Oficina de la Comisión, estará bajo las órdenes directas del Secretario, quien deberá acordar con el Presidente todos los asuntos relativos a la organización interior que no estén especificados en este Reglamento.

Art. 5o. La Comisión se reunirá ordinariamente para el desempeño de sus funciones, por lo menos tres veces por semana; pero, por acuerdo de su Presidente, celebrará sesiones ordinarias siempre que así lo requiera el más rápido y eficaz despacho de los negocios.

Art. 6o. La Comisión no podrá celebrar sus sesiones sin la concurrencia, por lo menos, de tres de los comisionados y del Secretario. En las ausencias accidentales del Presidente, hará sus veces el vocal de más edad entre los presentes. El Secretario, en su caso, será substituido por el Oficial Mayor.

Art. 7o. Los acuerdos de la Comisión se tomarán por mayoría de votos de los comisionados presentes. En caso de empate, decidirá el voto del Presidente o de quien haga sus veces. Los comisionados que no estén de acuerdo con la opinión de la mayoría, harán constar la suya por escrito, con expresión de las razones que la funden.

Art. 8o. La tramitación de los expedientes, desde el momento en que quede admitida una reclamación hasta que se halle en estado de dictamen, se hará por medio de acuerdos que dictará uno de los comisionados, que se cambiará cada semana por turno riguroso entre todos los miembros de la Comisión llevado por orden alfabético de sus apellidos.

Art. 9o. El Secretario notificará a los reclamantes o a sus apoderados las resoluciones de la Comisión y los trámites de que deban tener conocimiento, por medio de oficios dirigidos al domicilio que se haya designado.

Art. 10. Los requisitos de forma que deberán llenar las reclamaciones para ser recibidas por la Comisión, serán los siguientes:

I. Ser presentadas por escrito y redactadas en castellano.

II. Que se acompañen todos los comprobantes necesarios para demostrar que realmente se causaron los daños y para justificar la cantidad que por ellos se reclama.

III. Que se exprese el nombre o la razón social, la nacionalidad y el domicilio del reclamante.

IV. Que en los casos en que los reclamantes no hagan personalmente sus gestiones, se acredite debidamente el carácter apoderado de quien las haga, expresando su domicilio.

Si la reclamación fuere por menos de $ 5,000.00, el carácter de apoderado se acreditará por medio de carta-poder subscrita por el poderdante y ratificada ante el Presidente Municipal del lugar en que la otorgue; si la reclamación fuere de $ 5,000.00 o más, el carácter de apoderado deberá acreditarse por medio de poder jurídico otorgado ante Notario.

V. Que se indiquen con la mayor precisión posible, los lugares y las fechas en que ocurrieron los hechos que hayan dado lugar a la reclamación, así como las personas que en ellos hayan intervenido, lo mismo que la naturaleza de los daños.

VI. Que se exprese la cantidad, en oro nacional, que como indemnización, pretenda el reclamante.

Art. 11. Bajo la responsabilidad y vigilancia directa del Secretario, se llevará personalmente por uno de los Oficiales Segundos, un libro de registro general de reclamaciones, en el que se anotarán todas las que se reciban, expresándose con claridad y en columnas diferentes, la fecha y la hora de la presentación, el nombre o la razón social del reclamante, su domicilio y nacionalidad, el nombre y domicilio del apoderado, en caso de que el reclamante no haga personalmente sus gestiones, el importe de la reclamación, la naturaleza de los hechos reclamados, fecha en que se produjeron y el lugar de la República en donde hayan ocurrido, así como el nombre del comisionado a quien se turne el asunto para estudio. En una columna especial se asentará, en su oportunidad, el sentido del dictamen de la Comisión.

Art. 12. El mismo Oficial Segundo a que se refiere el artículo anterior, se llevará, bajo la vigilancia del Secretario, un libro de registro especial de reclamaciones de extranjeros que hayan acreditado tal carácter en dicho registro se anotarán agrupados por nacionalidades, el nombre del reclamante y de su apoderado, en su caso, y el importe de la reclamación; y en columna especial, se asentará, en su oportunidad, un breve extracto del dictamen de la Comisión, así como si el reclamante hizo uso del derecho que le concede el Art. 13 de la Ley de 24 de Noviembre de 1917.

Este registro se hará sin perjuicio del que debe hacerse para todas las reclamaciones en el libro a que se refiere el artículo anterior.

Art. 13. El Secretario llevará personalmente, bajo la vigilancia del Presidente, dos registros: uno en que se asienten los nombres de los comisionados a quienes corresponda conocer del estudio de cada expediente conforme al art. 15 de este reglamento, y otro en que se haga constar, semanariamente, el nombre del comisionado con quien deba acordar el Secretario los trámites que se dicten en los expedientes, hasta que se hallen en estado de dictamen.

Art. 14. Podrán, además, llevarse en la Secretaría, los libros auxiliares que acuerde el Presidente por juzgarlos necesarios para la mayor facilidad en el despacho.

Art. 15. Las reclamaciones deberán empezarse a tramitar según el orden riguroso en que se presenten. A este efecto, luego que se reciba una reclamación, el Secretario la examinará, y si encuentra que ella reúne los requisitos enumerados en el art. 10 de este Reglamento, ordenará que se registre en los libros respectivos; en caso contrario, manifestará al interesado o a quien haya presentado la reclamación, las irregularidades de forma en que se haya incurrido, para que, una vez subsanadas, pueda ser registrada.

Art. 16. La Secretaría, después de registrada una reclamación y de haberse formado el expediente respectivo, dará cuenta al vocal semanero, quien, a su vez, designará al comisionado que debe estudiar el expediente, haciéndose tal designación mediante turno de todos los miembros de la comisión, por orden alfabético de apellidos.

Art. 17. El comisionado procederá al estudio del expediente para el efecto de informar a la Comisión, en la primera sesión inmediata siguiente, acerca de si en la reunión concurren los requisitos de fondo establecidos por los arts. 5o., 6o. y 7o. de la ley, y propondrá el trámite que deba dictarse, bien sea desechando de plano la petición, por no llenar esos requisitos, o admitiéndola para que se proceda a su tramitación.

Art. 18. Admitida una reclamación, se procederá sin demora a solicitar de las autoridades correspondientes todos los informes que se crean necesarios para resolver sobre su procedencia o improcedencia y para fijar con la debida exactitud la cantidad que como indemnización haya de pagarse; en el mismo acuerdo en que se manden pedir dichos informes, se señalará al interesado un plazo para que dentro de él rinda las pruebas que estime conducentes la duración de dicho plazo, que no podrá ser mayor de cuatro meses, se fijará atendiendo a las distancias, a la dificultad de comunicaciones y a la naturaleza de las pruebas.

Art. 19. Los interesados podrán rendir toda clase de pruebas, pero la Comisión deberá siempre recibirlas en forma documental, por lo que, cuando se trate de declaraciones de testigos, dictámenes periciales y otras semejantes deberán rendirse, en vía de jurisdicción voluntaria, ante los jueces competentes para ello, remitiéndose a la Comisión copia certificada de las diligencias.

Art. 20. Una vez presentadas las pruebas y recibidos los informes a que se refiere el artículo anterior, el expediente será puesto a la vista del interesado por el término de diez días para que alegue por escrito lo que a su derecho convenga.

Art. 21. Concluido el término a que se refiere el artículo anterior, la Secretaria pasará el expediente al mismo Comisionado a quien se hubiere turnado el asunto para su estudio, y éste presentará a la Comisión, por escrito, un proyecto de resolución en cuanto al fondo de la queja, expresándose en él la cantidad que en su caso deba pagarse.

Art. 22. La Comisión, en vista de las constancias del expediente y del informe del comisionado respectivo, discutirá y votará la reclamación, formulándose la resolución consultiva que corresponda, la que deberá concluir con proposiciones concretas sobre la procedencia o improcedencia de la reclamación y sobre el monto de la indemnización que deba pagarse al reclamante, expresándose las razones que se hayan tenido en consideración para dictarla. Dicha resolución será notificada al interesado o a su apoderado, por medio de oficio, dirigido al domicilio que hubieren designado. En dicho oficio se fijará un plazo que no podrá ser mayor de un mes, para que dentro de él expongan, por escrito, su conformidad o inconformidad, respecto de la resolución que se les notifica.

Art. 23. Pasado el plazo a que se refiere el artículo anterior, la Comisión remitirá el expediente respectivo a la Secretaría de Hacienda a fin de que, por su conducto, sea elevado al C. Presidente de la República para su resolución definitiva, excepto los casos en que se trate de extranjeros que hayan manifestado su inconformidad con la resolución consultiva de la Comisión, pues en este caso se procederá como lo indican el art. 25 y siguientes.

Art. 24. Para los efectos de la parte final del art. 7o. de la Ley de 24 de noviembre del corriente año, los expedientes relativos a reclamaciones motivadas por la revolución de 1910 y en los cuales, aunque formulado el dictamen en la Comisión Consultiva no haya llegado a dictarse la resolución final por la Secretaría de Hacienda, serán elevados, por conducto de ésta, al C. Presidente de la República a fin de que sea él quien pronuncie la decisión definitiva que corresponda.

Art. 25. Para los efectos del art. II de la Ley de 24 de noviembre de 1917, sólo se admitirán como comprobantes de nacionalidad extranjera; el pasaporte visado por la Embajada, Legación o Consulado respectivos, la carta de naturalización, en su caso, o el certificado de matrícula, cuando se trate de individuos, y el testimonio, debidamente registrado de la protocolización de los documentos a que se refiere el art. 24 del Código de Comercio, cuando se trate de sociedades.

Art. 26. Los reclamantes extranjeros que no estén conformes con el dictamen de la Comisión, y que no opten por la vía diplomática para formular sus objeciones, deberán dirigirse por escrito a la misma Comisión, dentro del plazo a que se refiere el art. 22, manifestando su deseo de someter sus reclamaciones al conocimiento de la correspondiente Comisión Arbitral.

Art. 27. La Comisión de Reclamaciones, antes de dar término a sus labores, remitirá a la Secretaría de Hacienda, una lista de los reclamantes extranjeros que se encuentren en el caso del artículo anterior.

Art. 28. La Secretaria de Hacienda remitirá desde luego dicha lista a la Secretaría de Relaciones Exteriores a fin de que ésta, teniendo a la vista los datos que le proporcionen los representantes diplomáticos extranjeros, forme la lista general de las reclamaciones que habrán de someterse a la decisión de las comisiones arbitrales.

Art. 29. Tan luego como la lista general de reclamaciones a que se refiere el artículo anterior quede definitivamente formada, la Secretaría de Relaciones Exteriores procederá, de acuerdo con los representantes diplomáticos extranjeros, a fijar la forma y los plazos en que deberán integrarse las comisiones arbitrales, y a establecer las reglas del procedimiento a que las mismas deberán sujetarse, en la inteligencia de que dichas bases, no podrán, en ningún caso, estar en pugna con lo que disponen los Arts. 5o., 6o., 7o. y 8o. de la Ley de 24 de noviembre del corriente año.

Art. 30. La Secretaría de Hacienda remitirá, en su oportunidad, a la de Relaciones Exteriores, todos los expedientes relativos a reclamaciones extranjeras de que deban conocer las comisiones arbitrales, a fin de que éstas los tengan a la vista al hacer el examen de los respectivos casos.

Por tanto, mando se imprima, publique, circule y se le dé debido cumplimiento.

Dado en el Palacio del Poder Ejecutivo de la Unión, a los veinticuatro días del mes de diciembre de mil novecientos diecisiete. V. Carranza. El Subsecretario, encargado del Despacho de Hacienda y Crédito Público, R. Nieto. Al C. Lic. Manuel Aguirre Berlanga, Subsecretario de Estado, Encargado del Despacho del interior. Presente.

Lo que me honro en comunicar a Ud. para su conocimiento y efectos.

Constitución y Reformas.

México, a 24 de diciembre de 1917.

Aguirre Berlanga

Al C..."

 

Fuente:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA. XX.
Fundador: Isidro Fabela
Las Relaciones Internacionales en la Revolución y Régimen Constitucionalista y la Cuestión Petrolera. 1913-1919. Tomo II.
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCIA, HUMBERTO TEJERA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1971. pp.149-155.