Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1916

Relaciones Internacionales en la Revolución 1913-1919. 182. Información de Mr. Charles A. Douglas a don Venustiano Carranza, de sus intervenciones con el Lic. Luis Cabrera, con el abogado Mr. Polk, y con Mr. Stone.
Washington, 15 de noviembre de 1916.

 

Información de Mr. Charles A. Douglas a don Venustiano Carranza, de sus intervenciones con el Lic. Luis Cabrera, con el abogado del Gobierno americano Mr. Polk, y con el Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Mr. Stone, para llegar a un acuerdo que estipulara el retiro de las tropas expedicionarias. [F9-65-39. A.I.F.]

 

Washington, 15 de noviembre de 1916.

Atlantic City.

V. Carranza.

"El asunto más importante, desde el punto vista internacional, que debe solucionarse, es el de las actuales dificultades con los Estados Unidos, y por lo tanto si la Comisión mexico-americana lleva a un éxito su cometido, las dificultades desaparecerán ipso facto. He tenido varias pláticas al respecto con el Lic. Cabrera, unas en New York y otras en Filadelfia y he continuado cambiando ideas con el Gobierno de Washington para evitar la menor sombra de ingerencia en asuntos pertenecientes al Lic. Arredondo; me he concretado a conversar con el abogado del Gobierno americano, Mr. Polk, dejando así todo el camino abierto para pláticas al Lic. Arredondo y al Secretario Lansing.

Ayer tuve una larga entrevista con Mr. Polk, y más tarde con el senador Stone, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado; enseguida me vi en la noche con el Lic. Cabrera en Filadelfia. Con los antecedentes recogidos en las pláticas antes referidas, me permito manifestarle que tanto el Lic. Cabrera, como su servidor, estamos de acuerdo que lo principal que hay que conseguir es un arreglo que garantice el retiro de las tropas; creo que esto vale más que cualesquiera otra convención que estipule la vigilancia y protección de la frontera.

La causa de la actitud de protesta de México, y que ha también invadido la opinión pública de este país es la permanencia de las tropas americanas en ese país. Sin temor de equivocarme, puedo decirle que cualesquiera que hubiese sido la opinión del pueblo americano tocante a la conveniencia del envío de la expedición, en la hora actual todo el público aplaudiría el retiro de las tropas, y el Gobierno también está deseoso de salir de esta dificultad lo más pronto posible.

Si se llegase a un acuerdo que estipule el retiro de las tropas fijando un límite de tiempo máximo, digamos el 31 de diciembre de 1916, no me cabe duda que el retiro total se hará mucho antes de esa fecha, y una vez principiado el retiro, el Gobierno americano cooperaría con el Gobierno mexicano para evitar cualesquier incidente que pudiera postergar el cumplimiento exacto de lo estipulado.

El Gobierno americano, caso de llegarse a un acuerdo, no desea verse en la molesta situación de ordenar el retiro y después suspenderlo u ordenar de nuevo el envío de tropas; más todavía, una vez el retiro efectuado, el Gobierno americano no tendrá ningún deseo de volver a México, de miedo a la crítica que se le haría en este país de estar viniendo y volviendo a México. En otras palabras, si podemos conseguir el retiro de las tropas la causa del malestar con los Estados Unidos será eliminada, y entonces este Gobierno daría su apoyo franco y decisivo al de México en la persecución de los fines revolucionarios.

Por estos motivos he insistido con el Lic. Cabrera que no pierda de vista esa finalidad, y que obtenga las mejores condiciones para el retiro, obteniendo sí el retiro de cualquier manera, ya que esto es lo principal, pues una vez principiado el retiro, nuestro país pediría el retiro total y definitivo, lo que ni el Presidente Wilson o su gabinete ignora".

Chas. A. Douglas

 

Fuente:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA. XX.
Fundador: Isidro Fabela
Las Relaciones Internacionales en la Revolución y Régimen Constitucionalista y la Cuestión Petrolera. 1913-1919. Tomo II.
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCIA, HUMBERTO TEJERA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1971. pp.98-99.