Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1914

Revolución y Régimen Constitucionalista. Documento 599. Carta del Gral. Julio A. Gómez dirigida al Gral. Emiliano Zapata.
Jojutla, diciembre 16 de 1914.

 

Carta del Gral. Julio A. Gómez, dirigida al Gral. Emiliano Zapata, informándole de los abusos que comete el Gral. Jesús H. Salgado, Gobernador del Estado de Guerrero, quien ha mandado emitir papel moneda de diferentes denominaciones sin tener ninguna garantía y al que se rehuse a recibirlos, se le remita a la cárcel donde se le impondrá el castigo merecido. [A.G.N.]

Ejército Libertador del Sur y Centro de la República.

Jojutla, diciembre 16 de 1914.

Señor General Emiliano Zapata.

Su Campamento.

Mi muy respetable y querido señor General:

Contrariado por no haber podido hablar con usted como lo deseaba en la Capital de México, me vine y llegué a ésta sin novedad. Mas hoy haciendo uso de la bondad de usted y de las muchas consideraciones que inmerecidamente se sirve dispensarme, me permito la libertad de dirigirle la presente, para suplicarle atentamente se digne atender a las torpezas, por las cuales vengo a exponer razones en nombre de los pobres hijos del Estado de Guerrero.

Señor General: sabrá usted que se vive en aquel Estado peor que antes, antes no teníamos garantías ni éramos libres de deducir un derecho, ahora vivimos en una santa Inquisición y probablemente moriremos de hambre.

A ejemplo de usted y porque en el sentir de nuestros corazones creímos, y no nos equivocamos que usted era el preludio de una nueva Era de Paz y con gusto nos lanzamos a defender esa santa y justa causa que usted sin ningunas miras bastardas perseguía, y sí, sólo el amor por nuestra patria para sacudir el pesado yugo del feudalismo que por tanto tiempo nos oprimía por los señores de Horca y Cuchillo, desde Porfirio Díaz y el miserable de Huerta y los secuaces de los dos; mas hoy que hemos sacudido el palo, nos cae otro peso de miles de toneladas que nos sepulta dentro de la tierra.

Antes se nos despreciaba por el despotismo, y el caciquismo nos arrebataba el pan para nuestras familias y hoy se nos lleva a una Santa Inquisición: probablemente en Guerrero no acabaremos la Revolución, si usted no pone término a los grandes abusos que se cometen por nuestro Gobernador el señor General Jesús H. Salgado, a quien estimo en alto grado por haber sido designado por la Honorable Asamblea de la Revolución a la que no asistí por haber estado herido y hallarme en curación; para dirigir los destinos de aquel desgraciado pueblo, donde impera hoy sólo la voluntad y poder del señor Gobernador Salgado.

Debe usted saber: que dicho señor Gobernador ha mandado emitir billetes en papel y cartones distintos tipos o valores con obligación forzosa de recibir esa moneda papel, sin tener su valor ninguna garantía, más que el desprecio público: antes de hoy mis hermanos y compañeros de sufrimientos salían al cerro cortaban su leña, su palma, hacían su carbón y bajaban a los poblados, caro o barato, vendían y veían en sus manos el miserable precio de su trabajo en moneda efectiva, pero hoy, no es así, porque el papel es despreciable y no hay dos o tres centavos para dar vuelto o comprar lo que nos demandan nuestras necesidades, y si se rehusa por alguno recibir tales papeles, irremisiblemente por la fuerza va a la cárcel, y allí se le impone el castigo merecido, por no satisfacer las ambiciones de nuestro señor Gobernador.

Señor General: a la consideración de usted y recto criterio toca poner término a tan semejantes abusos por honra a nuestros buenos ideales, porque en mi humilde concepto ninguna nación civilizada vivirá a merced de las ambiciones de su mandatario que a su placer atesore para sí el metal acuñado.

Suplico a usted atentamente se digne mandar cambiar la forma de Gobierno en el Estado de Guerrero de donde soy hijo nativo; para que los ánimos se calmen y no perezcamos de hambre.

Que Dios guarde a usted señor General muchos años, son los deseos de este su Afmo., humilde, adicto y Atto. S.

El General

Julio A. Gómez

 

Fuente:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA XIV.
Fundador: Isidro Fabela
Revolución y Régimen Constitucionalista Volumen 3° del Tomo I
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: Luis G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCIA, HUMBERTO TEJERA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1969. pp.228-229.