Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1913

Revolución y Régimen Constitucionalista. Documento 91. Informes rendidos por el señor S. Gil Herrera a don Venustiano Carranza.
Washington, diciembre 23 de 1913.

 

Informes rendidos por el señor S. Gil Herrera, a don Venustiano Carranza, sobre la advertencia hecha a la Asociación de Compañías Marítimas "Lloyd", de Londres, para evitar el contrabando de armas destinadas al Gobierno de Huerta; asimismo, de los planes de Guiseppe Garibaldi, en Nueva York, para organizar fuerzas destinadas a cooperar con las constitucionalistas. [A. I. F., F9-71-46.]

Confidential Agency of the Constitutionalist Government of Mexico

Washington, diciembre 23 de 1913.

Muy estimado señor jefe:

Tengo el honor de confirmar mi telegrama del 20 del corriente, informándole que habíamos cablegrafiado al señor Covarrubias en Londres que avise a la Asociación de Compañías Marítimas, conocida por el nombre de "Lloyd's" que en caso que cualquier buque de cualquiera nación entrara en las aguas nacionales de México llevando armas para el Gobierno de Huerta, que las fuerzas constitucionales considerarán la destrucción de dichos buques justificada bajo el Derecho Internacional. Al mismo tiempo permitimos que la prensa supiese el tenor de este cable, para que pudiera ser diseminado por todas partes del mundo. El resultado no tardó en manifestarse, porque las Compañías de seguros impusieron un riesgo de guerra elevado sobre todos los buques llevando contrabando de guerra a los puertos mexicanos, y hoy el tipo ha aumentado un 3 %. Espero continuar esta agitación hasta que el tipo aumente muchísimo, o hasta que los buques rehusaran en conducir los elementos de guerra para el Gobierno de Huerta.

Para poder informar al general Ángeles de la dirección actual de los oficiales del Ejército Mexicano mandados al Japón con una comisión para recibir las armas bajo el contrato entre Huerta y la casa de Mitsui, he suplicado a la casa de Flint & Co., banqueros de Nueva York, que manden un cablegrama a sus agentes en Tokyo pidiendo esta información. Espero recibirla mañana, e inmediatamente la comunicaré al señor secretario de Guerra y Marina.

Ayer recibí información confidencial que Guiseppe Garibaldi había sometido una propuesta a algunos banqueros en Nueva York que tienen intereses extensivos en México, de levantar en Nueva York una fuerza de 5 000 hombres, compuesta de italianos, griegos y ciudadanos de los Estados Balcanes con el propósito de introducirlos secretamente en México en algún punto cerca de Laredo y para cooperar con las fuerzas constitucionalistas para derrotar al Gobierno de Huerta. El señor que me comunicó esta información también tiene intereses extensivos en México, es sumamente opuesto al Gobierno de Huerta, y favorece la causa constitucionalista. Me preguntó que si me parecía práctico el plan. No me demoré en contestarle en el negativo, diciendo que usted no deseaba ni aceptaría la asistencia de los extranjeros en las filas del Ejército Constitucionalista y que en mi opinión la intervención de Garibaldi también sería muy ofensiva al general Villa.

Agregué que si los banqueros deseaban que se concluyese la guerra que sería mucho más fácil considerar medios más prácticos que éste, es decir, el mandar una embarcación de armas y elementos de guerra desde Cuba o cualquier otro lugar a la costa de Sonora o Tamaulipas. Espero que mi conducta en este asunto recibirá su aprobación.

Como que el señor Pesqueira ha estado ausente de la ciudad por tres días, no he podido participarle los pormenores de este asunto, pero se los he comunicado al señor Pani y al señor Urquidi.

La situación en Tampico parece no haber variado según los telegramas sin hilo recibidos hoy del almirante americano, aunque se entiende que las fuerzas constitucionalistas están preparando un ataque, esta vez acompañado por la artillería, con que podrán echar de sus posiciones en el río los cañoneros que evitaron la victoria dos semanas atrás.

El señor Covarrubias está haciendo trabajo excelente en Londres, y le he aconsejado que le escriba a usted por todos los correos.

Los agentes del Gobierno de Huerta en El Paso y Nueva York recientemente nos han dado bastante molestia, por causa de sus informes falsos relativos a las atrocidades cometidas por las fuerzas del general Villa, atrocidades que jamás han existido e informes que son desmentidos por los cónsules americanos en su correspondencia con el Departamento de Estado. Me es muy grato decir que el presidente Wilson se ha aprovechado de esta oportunidad para declarar que esas noticias exageradas no son aceptadas por el Gobierno americano, que le consta que son falsas, y que no ha habido nada perjudicial en la conducta del general Villa.

La mayoría de los periódicos sigue amistosa en todos conceptos. Tengo el honor de aprovechar de esta oportunidad para desearle muy felices pascuas de natividad y un próspero año nuevo. Queda de usted mi estimado señor Primer Jefe, como siempre, su atento amigo y seguro servidor.

S. Gil Herrera

 

Fuente:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA. Revolución y Régimen Constitucionalista I.
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de ISIDRO FABELA.
Fondo de Cultura Económica. Primera edición, 1960. pp.175-177.

Y también en:

DOCUMENTOS HISTÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA.
Revolución y Régimen Constitucionalista. Volumen 1° del Tomo I.
Fundador: Isidro Fabela 
Editados por la Comisión de Investigaciones Históricas de la Revolución Mexicana bajo la dirección de JOSEFINA E. DE FABELA.
Coordinador: ROBERTO RAMOS V. Investigadores: LUIS G. CEBALLOS, MIGUEL SALDAÑA, BALDOMERO SEGURA GARCIA, HUMBERTO TEJERA.
EDITORIAL JUS, S. A. MÉXICO, 1968.