Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1912

Proyecto de Blas Basurto sobre reparto de terrenos y ayuda en la cuestión agraria.
Aproximadamente Octubre de 1912.

Proyecto de el reparto de terrenos y para hayuda en la cuestión agraria.

Pondrémos de ejemplo á un terrateniente Hacendado "por término medio al dueño de la hacienda de los Ahuehuetes, á tres kilómetros de la Ciudad, Señor Ingeniero José María Velásquez; este Señor tiene poco más ó menos 500. Ectarias de terreno, y se compone de 10 Ectarias de potrero pastal, y el resto de Alfalfares, remolacha, y siembra de maiz y dicha hacienda la tiene arrendada en $300= diarios que deduciendo las pequeñas contribuciones y algunos gastos de repociciones, que corresponden al propietario, por esto se verá que cuando menos son libres de gastos $250 = 00 de utilidades líquida, por lo que se vé es el maximun de extención de terreno, que se le puede dejar a cada rico hacendado que sean 500 Ectarias, para que al resto de terreno sobrante se le aplique la ley de expropiación y que el Gobierno pueda comprar para venderles a los pequeños agricultores, de tal manera que voy se inician una idea para que dicha gente núnca pueda abandonar sus trabajos á coger las ármas solo en caso de una invación extranjera siémpre á una voz de un Gobierno legalmente constituido como el presente, pues tengo 55 años de edad, y en ese tiempo, es el 1° en que se hicieron las elecciones que no ejerció presión el vencedor de la revolución de 1910.

C. Dn Francisco Y. Madero, aunque mas digan, los amviciosos y los malos colaboradores, culpables de la revuelta:

Pues bámos al asunto del reparto de tierra:

1° Que el Gobierno se haga de la propiedad de los terrenos que expropien á los Hacendados, y que pónga en poseción á cada individuo lo que se creá conveniente que pueda vivir, pero sin otorgarle la escritura de propiedad con su respetiva avilitación, tánto en efectivo, como en aperos para trabajar, y que anualmente balla abonando dicho mueble y semoviente, pero núnca el valor del terreno, para que no vuelvan las cosas al estado actual por que el Amvicioso con dinero vuelven a formar los grandes hacendones que están sin cultivar y también en cada lugar donde se haga dicho reparto, que haya dos Inspectores nombrados por la autoridad respectiva de cada lugar para que dichos inspectores dén cuenta semanaria de los trabajos de cada individuo para que no se mal emplee el préstamo de un banco por ejemplo y cúyo individuo que por omición ó derroche del capital que posea en el acto se le recoja, y dicho individuo, que haga eso se le mánde al servicio de las armas, que esto servirá para ejemplo de los que quéden y de los que manden á tomar pocesión del prédio, pues esos individuos que se mándan al servicio de las armas, nada más se hechan á la calle se pondrán a la vagancia á la ceducción de otros y al pillaje, puel yo pienso, que no dándoles la escritura de propiedad, se ganarán dos cosas.

1° Que núnca podran vender y 2° que no alcanzará el tiempo á nuestro buen Gobierno presente, en implantar sus planes democráticos, por lo que dándoles esperanzas de arreglar las escrituras de propiedad de los terrenos toda la República aclamará al C. Francisco Y. Madero para que termine con sus proyectos otros seis años pues la revuelta casi á quitado los cinco años; de modo al repartir los terrenos, que se concréten á hacer sus abonos, y que se aprovechen de los frutos, y en caso de un año malo ó un caso fortuito, será reformado su préstamo, y yó creo que en esta forma se calmará el bandolerismo implacable de la actualidad.

También he visto en la discución de los Señores diputados que es indispensable el Aumento de contribuciones, por los gastos tan tremendos que tiene el Supremo Gobierno, y por qué, no se obligan á los administradores de rentas que vijílen de que la mayor parte de los dueños de fincas rustícas y Urbanas paguen sus contribuciones como lo manda la ley Hacendaria, pues en verdad, págan por ejemplo una hacienda que vale $150,000 = 00 paga por $80,000, y así sí toma Ud. en concideración habrá el suficiente dinero con arreglo á las yá leyes establesidas, lo mismo que todas las fincas urbanas despues de que págan contribuciones por la tercera parte, no pagan por las viviendas vacias lo que dá lugar á que estorciónen al póbre; y si fuera la contribución pareja algo sería en veneficio de tanta gente pobre que súfre y si no mal recuerdo, esta deficiencia fué por el Exministro Limantuor, pues público y notorio fue que tenían muchas fincas hasta el último empleado del Gobierno pasado, y con perjuicio del Erario, hay mucho terreno oculto que está amparado con una escritura y cuándo se trata de un avaluó entran las influencias y el cohecho pero yo creo que ahora no habrá de eso, y además hay que ver que entre los quince millones de avitantes sé venefícian trece nada harán los dos restantes: unidos al Gobierno; los 13 millones;

Señor Sánchez Azcona por las dificultades tan terribles que atrabieza nuestro país, que por el momento dispense la constitución, pero hay que apelar á cualesquier obstáculo que se presente para apagar las llámas.

Blas Basurto C.
[Rúbrica]

Fuente:

María de los Angeles Suárez del Solar (recopilación e introducción). Francisco I. Madero. Antología. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Archivo General de la Nación. Archivo de la Secretaría Particular del Presidente Francisco I. Madero. Loc.: caja 64, documento 2462. México, 1987. p. 164-165.