Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1912

Carta de Alfredo Cámara Vales a Francisco I. Madero. Tema: Considero estos tratados un paso importante para la pacificación.
Santa Cruz de Bravo, Diciembre 26 de 1912.

Señor Francisco I. Madero.
México, D.F.

Estimado señor y amigo:

Correspondo con gusto a su apreciable carta del 12 del presente por la cual me informo de haber llegado a sus manos, mi carta é informes del 29 del pasado y que yá se propone usted, tratar con los Ministros respectivos, los asuntos de que le hablaba.

Así mismo me indica usted en su citada, que si creo conveniente hacer algunos cambios en el personal de justicia, me dirija al Ministro respectivo.

Me es grato participarle á usted que yá lo hago así, en virtud de la urgencia que hay de efectuar los cambios que le indiqué.

Tengo a la vista su apreciable mensaje referente a la barda del Cementerio, mucho le agradesco su atención en este asunto tan indispensable y me permito manifestarle que yá procedo hacer los trabajos de la citada barda, a pesar de que la Pagaduría en esta, aún no tiene orden de hacer pago alguno con referencia a este asunto.

Me es grato manifestarle a usted que la mayor cordialidad ha subsistido hasta hoy, entre el elemento civil y el militar, siendo en lo personal más expresiva esta cordialidad.

Una demostración efectiva á este respecto, és el de haber asistido juntamente con el Gral. Eguia Lis a la última conferencia que tuvo con los Indios en la playa de Chacalal y haber tenido en cuenta el citado General, todas mis indicaciones y observaciones que le hice con respecto á estos tratados.

Ya el Gral. citado se ha convencido de que esta pacificación no es tan importante como se lo había hecho creer el General Maya Cab.

En efecto, este General habiale hecho creer al General Eguia Lis que se trataba de una rendición que abarcaba un total de personas de seis a ocho mil.

Por todos los informes que el interprete, que proporcioné al General Eguis Lis, pudo recabar en su conversación con los indios que salieron a la entrevista, hemos llegado al convencimiento de que solamente se trata de una fracción á lo más de cuatrocientas personas, que debido á la miseria y a las rivalidades que tienen con sus compañeros, quieren someterse al Gobierno, y que han exagerado en el número de sus compañeros y puesto algunos incovenientes para la total rendición, con el único fin de hacer más largo el tratado y cojer así al General Eguia Lis la mayor cantidad posible de obsequios y presentes que esperaban les dieran.

No obstante esto, concidero estos tratados, un paso importante para la pacificación, sino completa, si de la mayoría de los indios, pues este contingente de cuatrocientos indios que se rindan hoy pueden servirnos de lazo ó mediadores para con los demás.

También me es grato participarle que los cuarenta indios que salieron a la entrevista, aceptaron con gusto mi proposición de proporcionarles trabajo, remunerandolos equitativamente en el corte de maderas.

Conforme a sus indicaciones que me hizo en Chapultepec de que á los tres meses de estar aquí pasara á esa á tratar personalmente los asuntos de mayor importancia que hubiese estudiado en mi estancia en esta, me es grato indicarle que pienso hacer viaje á esa a fines del mes entrante, para lo cual le suplico á usted me ratifique la conveniencia de aquella indicación.

El Señor Ministro de Fomento actual, se ha dirijido a mí en carta particular pidiéndome un informe sobre la conveniencia de trasladar la Capital a la Bahía de la Ascensión.

Usted ya sabe que este proyecto ha sido uno de los indicados por mí, pero para poder efectuarlo se hace necesario como ya lo indiqué, prolongar el Ferrocarril hasta la Ascensión y transladar la Oficina Telegrafica de Vigia Chico al citado lugar.

El tratado de este solo punto sería suficiente para demostrar la conveniencia de mi viaje a esa Ciudad, pero existen aún, otros muchos proyectos, de tanta y aún de mayor importancia, que el asentado, como son: la construcción por administración del Ferrocarril a Peto, la cesión de terrenos a imigrantes, las reformas á la Flotilla y al Ferrocarril Militar que ya indiqué a usted y una proposición de gran importancia que tengo en cartera para la fundación de una Colonia anexa á la Ciudad de Santa Cruz.

Con mis respetos a Doña Sarita y la reiteración de mi adhesión a Ud. me es grato quedar Afmo. S.S.

Alfredo Cámara Valez
[Rúbrica]

Fuente:

María de los Angeles Suárez del Solar (recopilación e introducción). Francisco I. Madero. Antología. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Archivo General de la Nación. Archivo de la Secretaría Particular del Presidente Francisco I. Madero. Loc.: caja 64, documento 2804. México, 1987. p. 133-134.