Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1911

Carta de Felipe T. Contreras a Juan Sánchez Azcona. Tema: Parece ser que saldrá triunfante en el Congreso la candidatura de Meléndez.
Puebla, a 18 de Diciembre de 1911.

Sr. D. Juan Sánchez Azcona,
México.

Mi estimado y fino amigo:

El Sr. Ernesto Mora me envió un recado de parte de ud., diciéndome que el recargo de las atenciones de ud. no le había permitido escribirme, pero que el asunto de que le había yo hablado á ud. estaba arreglado satisfactoriamente.

Agradezco á ud. cumplidamente su atención.

Por el tren de esta tarde salió de aquí para esa capital el amigo Cañete, cosa que acabo de saber en estos momentos que son las 9 P. M.

La situación aquí parece ser la de que saldrá triunfante en el Congreso la candidatura de Meléndez, si bien me parece que también se han preparado los diputados para anular las elecciones, si las circunstancias se le permiten, pues han comenzado por declarar, según sé, que no son de tomarse en cuenta más candidaturas que las de los Señores Meléndez y García Armora (el del Clero); y como las dos han sido atacadas de anticonstitucionales, es evidente que, al desecharse, no habría ya lugar á considerar ninguna de las ya desechadas, y el resultado sería que no habría habido elecciones; en una palabra, han planteado el problema sobre la base de Meléndez ó nadie: esto está bien, á mi juicio, por las razones que ya conoce ud.

Pero en lo que sí me parece que han tomado grandes precauciones estos Diputados á fin de asegurar el buen éxito de la reforma constitucional propuesta para que solo puedan ser gobernadores los aquí nacidos, en lo que se refiere a las elecciones municipales que acaban de hacerse en todo el Estado.

En este punto la derrota de nuestro partido parece que ha sido importante, y que coaligados nuestros contrarios (guzmanistas, rosalistas y armoristas), han dominado en la mayor parte de los Ayuntamientos de las cabeceras de los Distritos, comenzando por esta de Puebla.

Dado este resultado, solo les falta para así asegurar su propósito, que llegue el primero del año próximo sin que tome posesión Meléndez á fin de que la tomen los nuevos consejales sin ninguna oposición por parte del Gobierno, pues Cañete no está con nosotros; de ese modo creen contar con que esos nuevos concejales suyos se mostrarán conformes con la reforma proyectada, y obtenida esa conformidad se declarará en vigor dicha reforma.

Por otra parte, muchas peticiones de nulidad de elecciones municipales están listas para presentarse, y solo esperan la retirada de Cañete que se desea ardientemente sea antes de que concluya este año, á fin de que, presentadas ya bajo la acción del Gobierno de Meléndez, se despachen pronto y tal vez favorablemente.

En vista de todo esto nuestro interés está en que se haga cuanto antes la declaración en favor de Meléndez y que tome inmediata posesión, aunque este Congreso prorrogue el período de sesiones extraordinarias en que se encuentra, á fin de que tengamos elementos para luchar en pro de nuestros intereses relacionados con las elecciones municipales, las cuales afectarán, no solo la política local por lo que hace á la proyectada reforma constitucional, sino también la general, pues esos nuevos Ayuntamientos serán los que hagan las elecciones ya próximas para Diputados y Senadores al Congreso General.

Así, pues, ó entra Meléndez desde luego, ó si hay que sufrir á Cañete hasta el comienzo del nuevo año, es preciso prevenirle allí que ponga su mayor esfuerzo en impedir que los Ayuntamientos aprueben la susodicha reforma constitucional, y en que se les de curso pronto y favorable á las peticiones de nulidad de las elecciones municipales que acaban de hacerse, en todo caso en que haya el menor motivo legal para declarar esa nulidad: así podremos rehacernos un tanto y enderezar la situación, al hacerse las nuevas elecciones que vengan á llenar el vacio de las que se declaren nulas.

Sírvase ud. considerar todo esto, y en lo que le pareciere conveniente, proceder eficazmente, ahora que está allí el dicho Cañete. Se lo agradeceremos.

Suyo, como siempre, muy atento amigo afm. que lo estima,

Felipe T. Contreras
[Rúbrica]

Fuente:

María de los Angeles Suárez del Solar (recopilación e introducción). Francisco I. Madero. Antología. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. Archivo General de la Nación. Archivo de la Secretaría Particular del Presidente Francisco I. Madero. Loc.: caja 61, documento 736. México, 1987.  p. 81-82.