Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

          1919

          1918

          1917

          1916

          1915

          1914

          1913

          1912

          1911

          1910

      1900-1909

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1910-1919 > 1910

Carta de Francisco Hevía a Porfirio Díaz. Tema: Salí a recorrer el país en pos de los pasos de Francisco I. Madero.
México Diciembre 3 de 1910.

Señor General D. Porfirio Díaz
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
Presente

Señor de toda mi estimación y respeto:

Tengo la honra de dirigirme a Ud, con el objeto de comunicarle que hace dos años salí a recorrer el país en pos de los pasos de D. Francisco I. Madero, pero habiéndoseme acabado los recursos lo perdí de vista en Guadalajara de donde con muchos trabajos me dirigí a Mazatlán donde me lo volví a encontrar, y donde se celebró un miting.

De ahí, se dirigieron a Culiacán donde ya no los pude seguir, por la razón antes expuesta.

Con dificultades que sería largo enumerar, volví a Guadalajara donde el señor Gobernador del Estado D. Miguel Ahumada, puede decirle a Ud. cuál fue mi labor.

De ahí, pasé a Puebla donde me puse en contacto con los antireeleccionistas y en combinación con el señor General D. Mucio de P. Martínez, publique un periódico de oposición, descubriendo por medio de la correspondencia que se me dirigía a la mayor parte de los comprometidos con D. Francisco Madero.

De ahí pasé a Veracruz, logré introducirme en los clubs, sorprendí todos sus planes, y cuando salió Gavira de San Juan de Ulúa, pude oir las intenciones que había de un levantamiento.

Con datos tan preciosos, me dirigí a Jalapa con el objeto de dar parte al señor Gobernador pero por desgracia éste se hallaba en cama y no me recibió.

Visto esto, me dirijo a Puebla con el mismo objeto, pero llegué el mismo día en que murió el padre del Gobernador, lo cual me hizo venir a Mexico y ver al Señor D. Guillermo de Landa y Escandón al que le entregué la lista de todos los presidentes de clubs que se hayaban más o menos comprometidos en el movimiento que se preparaba para el día veinte del pasado.

Hecho esto, me puse a seguir los pasos de los antirreeleccionistas de aquí y como he figurado en sus filas de acuerdo con el gobierno de los estados, no infundía sospechas y me era fácil tener al tanto al señor Gobernador de lo que pasaba.

Ahora bien señor estos servicios que he prestado en gratitud de los favores que he recibido de D. Guillermo de Landa, estoy dispuesto a seguirlos prestando en servicio de Ud. que es el padre de la patria, únicamente lo que pido es que se me ayude a sostener a mi familia que es numerosa y que yo hoy sin recursos la tengo enferma y no puedo ni aún siquiera proporcionarle lo más indispensable.

No dudando de su magnánimo corazón me es muy satisfactorio ofrecerme a sus ordenes afectísimo atento y S.S.

Francisco Hevía
[Rúbrica]

P.D. Si Ud tuviera la bondad de honrarme con recibirme, podría yo decirle muchas cosas a la vez que me proporcionaría el placer de estrechar la mano del que como Ud ha dado a la patria tantos días de gloria y de paz.

¿Qué debo esperar?

Fuente:

Ultimos Meses de Porfirio Díaz en el Poder. Antología Documental. (Archivo personal del general Porfirio Díaz, que se encuentra bajo custodia de la Universidad Iberoamericana) Comisión Nacional para las Celebraciones del 175 Aniversario de la Independencia Nacional y 75 Aniversario de la Revolución Mexicana. México, 1985. p. 41-42.