Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1909

Carta de Ricardo Flores Magón a María Brousse de Talavera. Yo te necesito aquí para verte aunque sea de lejos y ésa es una gran razón para que no te vayas.
[Los Ángeles, California,] febrero 21 de 1909.

 

María amada y adorada:

Hoy no te escribiré porque he tenido que escribir esa carta para Violeta [Elizabeth Trowbridge]. Lee la carta, amor mío, y mándala a Violeta. Ruégale, por tu parte, que a nadie diga que está escrita en trapo porque adivinarían los enemigos cómo hago para mandar cartas afuera.

Escríbeme mucho, mucho, Cristina linda. Me gustó tu cartita y sólo lamento que Santiago esté muy malo. Pobrecita de Teresita. No te vayas, mi vida, a Arizona hasta que nos lleven. A ver cómo eludes el irte. Yo te necesito aquí para verte aunque sea de lejos y ésa es una gran razón para que no te vayas. No creas que dejen de llevarnos. Es seguro que nos llevarán a Arizona. Recibí los fósforos y el tabaco, pero no te vi entonces. Qué linda estás. Tu Ricardo está contentísimo pensando en que tu cartita y toda la belleza es para él. Sí, mi vida, tendremos cuando menos una semana, solos tú y yo cuando salga. Nadie nos verá. Nos consagraremos absolutamente a gozar de nuestro amor. No estés triste. Tarde o temprano tendrás a tu Ricardo.

María: te perdonaré con toda mi ternura que seas celosa conmigo. Yo no soy celoso porque mis ideas son muy amplias; pero aunque tú lo seas, te amaré mucho, chulita de mi vida, y te castigaré a fuerza de besos. La misma ansia que tú sientes, María, la siento yo. ¡Qué tortura! Está contentita. Tu Ricardo te ama como nadie ama a una mujer. Toda tú me inspiras ternura y devoción. Vamos a ser felices, no lo dudes. Lo que pasa es que hemos sufrido tanto y tanto nos deseamos que se nos figura imposible la felicidad. Me gusta que Violeta sepa que te amo con todo mi ser y que tú me amas con toda tu alma. Sí, voy a ser feliz por los afectos que me esperan: el tuyo y el de mi hijita. ¿Me vas a mimar, ángel mío? Qué contento estaré mimado por mi mujercita. Cómo se inundará de ternura mi alma al sentirme acariciado y mimado por la mujer que adora mi corazón, por mi María tan dulce y tan linda. Cuánto sueño contigo. Ven, ven a verme por la ventana con más frecuencia.

Mándame mis dos mudas de ropa, mi vida. Te devuelvo el periódico en español. Gracias por los números del Appeal [to Reason]. Procura mandarme cada sábado el Appeal. Si ves a Larragoitiz dile que si puede hacer que un correligionario marche en el tren gratis hasta el Yuma [, Arizona]. Ese correligionario hará ese viaje por el día 18 de abril o cosa así. Contéstame sobre ese asunto, mi vida. Yo también quiero tener mi boca con tu boquita mucho, mucho. Tú te beberás mis suspiros y yo los tuyos. Adiós, María. Escríbeme mucho, mucho. Piensa en la dicha que se nos espera después de mi salida, piensa en que Ricardo te ama, sí, mi cielo, te ama, te adora, eres todo para él. Recibe en tu boquita mis mejores besos y el amor sin límites de tu


Ricardo


Hijita amada:

Dile a Rómulo [Carmona] que ya no está preso [Martín B.] Fuentes. Qué bueno está el Appeal. Si sigue así la agitación, nos salvamos. Qué dulces me saben los besitos que me envían ustedes que son los delicados y amados seres que componen mi familia. Violeta trabaja sin descanso. Lo mismo hacen Mother Jones y [John] Murray y otros amigos. Adiós, mi linda hijita. Recibe el cariñoso corazón de tu padre que te ama


Ricardo


Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. Correspondencia 1 (1899-1918). Compilación,  prólogo y notas: Jacinto Herrera Bassols. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2000. pp.509-510.