Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1908

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 458. Carta de Madero al Sr. Don José D. E. y Ayala, comentando sobre la formación del partido en la Capital, sobre la publicación de su libro y sobre algunas actividades políticas a realizar.
Diciembre 31 de 1908

 

 

San Pedro, Coah. Diciembre 31

Sr. Don José D. E. y Ayala.
México, D. F.

Muy querido amigo:

Acabo de recibir su grata del 20 actual que paso a contestar.

Yo veo que Ud. tiene razón en lo que dice; pero mi intento era ver si lográbamos tener mayoría en ese Partido Democrático desde un principio, pero realmente quizá haya que perder las esperanzas.

La figura que me dice Ud. que la semilla ha de ser sana, me parece muy apropiada y muy sugestiva.

A mí no me han mandado ningún nombramiento de comisionado en ésta; pero si me lo mandan, les diré que no aceptaré hasta no saber de un modo terminante cuáles son sus propósitos y cómo queda constituida la nueva directiva, pues si Calderón no forma parte de ella y veo que el elemento reyista es el que tiene la mayoría, de ningún modo aceptaré.

Eso se lo he escrito a Sentíes y le he encarecido que haga cuantos esfuerzos pueda porque predomine el elemento netamente independiente.

Me extraña lo que Ud. me dice que Sánchez Azcona se pasó al reyismo. Ojalá y Ud. pudiera comprobarlo mejor, pues éste es muy buen amigo mío y parece que estaba de acuerdo con nuestras ideas. Sin embargo, no es hombre de carácter y no hay que esperar mucho de él.

En cuanto a Sentíes, sin ser reyista, bien puede haber sucedido que lo enredara Barrón. Esa fue mi primera opinión. De todos modos, yo voy a permanecer en expectativa y seguiré tratando desde ese punto de vista la cuestión en el "Demócrata Coahuilense", y el cual doy orden de que se lo manden.

Publicaron un artículo que les mandé, y en días pasados les mandé otro artículo tratando la cuestión desde el mismo punto de vista.

Aquí en Coahuila no harán nada ellos, y yo creo que tampoco en Yucatán ni en los demás Estados; pero de todos modos, necesitamos empezar pronto nuestros trabajos para contrarrestar los de ellos.

Opino como Ud. que no conviene repartir libros hasta que no esté una buena cantidad lista, pues me están encuadernando un poco más de 100 ejemplares diarios y no podrán terminar antes de unos 15 días.

Espero que para entonces ya no tendré ningún inconveniente y podré lanzarme a la campaña, siendo mi primer paso repartir mi libro por toda la República. Por lo pronto le voy a mandar a Ud. unos dos ejemplares, uno para Ud. y otro para el Sr. Iglesias Calderón, a quien le suplico entregárselo personalmente con la carta que le adjunto, pues ya que cuando estuve en ésa no me fue posible presentarlo con él, sirve ésta de presentación e introducción a fin de que trate con él extensamente el asunto del Partido Democrático, pues yo marcharé de acuerdo con Ud. y con él y está bien que haya escrito al Sr. Mestre Gigliosa* que no acepte tampoco hasta que no estemos bien convencidos de lo que debemos de hacer.

Yo creo que mi libro los va a destantear a ellos, pues creo que trato al Gral. Reyes como se merece y aunque le hago un poco de favor en ciertas cosas, no es ése un mal, sino un bien, porque tendrá más peso mi opinión ante la inmensa mayoría del público, pues verán que es completamente desapasionada.

Le dije que ya no es tiempo de cambiar el nombre de Partido Nacional Democrático en mi libro, pues desde hace tiempo vengo tratando el asunto bajo el mismo punto de vista, y cuando recibí su carta ya estaba impresa la mayor parte de la obra y todo lo último en que hablaba del Partido Nacional Democrático.

Sin embargo, para evitar confusiones, se fijaría Ud. que yo propuse un distintivo para los que sean partidarios de ayudar y es que se llama Club Democrático Anti-reeleccionista, pues ésa va a ser nuestra divisa.

Yo pienso empezar a publicar un periódico a los pocos días que salga mi libro, pues ya estamos de acuerdo un grupo de amigos para formar un club en ésta y promover una convención en el Estado para el 5 de febrero próximo con objeto de tratar sobre la organización que debemos dar a nuestros trabajos.

Deseo conocer su opinión sobre la última parte de mi libro, y le suplico dármela en su próxima.

Quizá le mande una remesa de libros a ésa, como hemos convenido; pero no será sino hasta que regrese de un pequeño viaje que voy a hacer a una mina en donde estaré de vuelta en ésta para el 5 del entrante.

Aprovecho la oportunidad para desearle toda clase de felicidades en el próximo año y quedo como siempre su amigo que mucho lo aprecia y su atto. S. S.

FRANCISCO I. MADERO

En sus dos últimas me habló de Arriola —¿Se refiere a Inocencio, fundador del Tercer Imperio? Me extraña que no esté de acuerdo con el Club pues él me [...]** de opinión cuando supo de la entrevista Reyes-Barrón, que decepcionó a los reyistas de buena fe.

C. 14, fs. 295-297.

 

* Manuel Mestre Chigliazza, médico e historiador; al triunfo de la Revolución fue Gobernador de Tabasco, primero con carácter interino (1911) y después Constitucional, hasta la caída del señor Madero. Posteriormente fue director de la Biblioteca Nacional (1921).

** La última línea queda fuera del copiador; la posdata sigue al margen del folio.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.283-284.