Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1908

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 453. Carta de Madero a sus padres, felicitándolos con motivo del año nuevo y tranquilizandolos respecto de su actividad y compromiso políticos.
Diciembre 30 de 1908

 

 

San Pedro, Coah. Diciembre 30

Sres. Francisco Madero y Mercedes G. de Madero.
México, D. F.

Mis muy queridos padres:

Esta es con el exclusivo objeto de mandarles mis felicitaciones por el próximo año que principiará el día que reciban la presente.

Este año promete como pocos de los que han pasado en este mundo, traerles gratas satisfacciones.

Desde luego, papá habrá arreglado indudablemente sus negocios de modo de no volver a tener que preocuparse más de ellos, lo cual les permitirá ir a disfrutar con tranquilidad, ya sea en Europa o bien en esa Capital, el resultado de tantos esfuerzos y afanes.

Es cierto que mi querida mamacita está algo delicada de salud, pero tengo la seguridad que eso será transitorio, y que tan pronto como pueda tomar unos baños en Tehuacán y sobre todo que se arregle su dentadura, habrán desaparecido esos trastornos, a los cuales indudablemente se sobrepondrá su vigorosa naturaleza.

Por otro lado, todos sus hijos gozan de cabal salud, y están dándoles constantemente nuevos nietos, que serán una fuente inagotable de felicidades para Uds.

En todo este cuadro tan halagador, no creo ir a constituir yo una nota negra, pues mi mamá ha llegado a temer que yo les cause algunos dolores de cabeza por los proyectos que tengo de meterme en política.

Esos temores los atribuyo principalmente a su estado de salud tan delicado, que la hace sumamente impresionable y le hace considerar las cosas desde un punto de vista más pesimista, además de que en este caso esté cegada por el grande cariño que me tiene.

Por estas circunstancias no creo yo que deba ella de seguirse alarmando por eso, y mucho menos si toma en consideraciones que voy a cumplir con uno de los deberes más elevados que traemos desde el momento que venimos a este mundo, pues si Jesús que era un ser tan superior no vaciló en exponer su vida por la humanidad, mucho menos unos seres tan inferiores y que tan poco valemos en comparación con él.

Por estas razones, es bueno que mi querida mamacita se tranquilice por completo y en vez de estar triste, esté alegre, al ver que uno de sus hijos tendrá energía suficiente para cumplir con sus más altos deberes, sin retroceder ante los mayores obstáculos.

Por estos motivos, creo que deben de considerar su felicidad completa. Para esto, lo esencial es tener la vista fija en lo inmutable, en lo eterno, a fin de apreciar en su justo valor las pequeñeces de este mundo, los pequeños sufrimientos, las pequeñas miserias a que está uno sujeto y que pueden comparecerse con el sentimiento que les cause a los niños que se les mande a la escuela, pues preferirían disfrutar de su libertad, y es que en su inocencia no comprenden que ese pequeño sufrimiento de ir a la escuela va a ser una fuente inagotable de felicidad para ellos en el futuro no lejano.

Nosotros pasaremos aquí, los 4 hermanos reunidos con nuestras familias, el fin de este año y el principio del que entra, así como pasamos la Nochebuena. Aunque no tendremos ninguna fiesta, estaremos muy contentos y haremos recuerdos de Uds., con cuya compañía nos hubiera agradado mucho más pasar este día.

Les deseo pues toda clase de felicidades y que su dicha no sea empañada por nada, y con mis cariñosos recuerdos para los parientes y besitos para mis hermanitos, reciban con mis afectuosas felicitaciones de año nuevo, el cariño de su hijo que los ama con toda su alma.

FRANCISCO I. MADERO

C. 14, fs. 283-284.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.280.