Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1908

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 446. Carta de Madero al Sr. Don José D. Espinosa y Ayala, sobre la importancia de ser representantes en el Partido en formación, para evitar advenedizos.
Diciembre 25 de 1908

 

 

San Pedro, Coah. Diciembre 25

Sr. Don José D. Espinosa y Ayala.
México, D. F.

Muy querido amigo:

Recibí y leí con sumo interés su muy grata fecha 22 del actual, que paso a contestar.

Hoy recibí una larga carta de Sentíes y, según lo que él me dice, me explica la causa para que no fuera desde luego Iglesias Calderón a las juntas del Partido Democrático, pero que parece que muy pronto empezará a concurrir.

Me explica Sentíes las causas porque admitieron a Barrón y demás. A mí me parece que Sánchez Azcona y él han puesto en vigor una regla que tenía un político muy experimentado y que decía: "Hay tiempos de barrer para adentro y tiempos de barrer para afuera". Se entiende que cuando es necesario barrer para adentro, hay que tomar a cuantos elementos se presenten, pues ya después cuando sea oportuno se irá haciendo la selección necesaria.

Por otro lado esta selección tendrá que ser muy escrupulosa por la razón misma de las cosas, pues cuando principie la lucha, tendrá que ponerse todo en claro, y los tímidos y los que tengan compromisos con la administración se irán haciendo a un lado.

Yo creo que era bueno que Ud. se resolviera a concurrir también a las juntas, pues de ese modo influiría a que las tendencias del partido fueran más radicales, porque siempre todo partido tiene como tendencias la resultante de las tendencias de todos sus miembros.

Este Partido puede comisionar a Ud. para que dirija el movimiento en Yucatán [...]* ...tendrá en su seno siendo Ud. representante de aquel Estado. Yo seré el representante de Coahuila e indudablemente que en los demás Estados tendremos también, en muchos de ellos, representantes netamente independientes; así es que la resultante final del Partido vendrá a ser la que reciba de la mayoría de los Estados, pues no hay que imaginarse que las que tengan actualmente los que encabezan el grupo no sufrirán profundas alteraciones, debido al paso de la opinión pública y a las circunstancias especiales porque tenga que atravesar el Partido.

Yo le aseguro que cuando se enardezcan los ánimos con la lucha, las ideas más radicales serán las que tengan más eco y entonces verá Ud. cómo las ideas de Ud. y las mías serán las que se impongan definitivamente.

Espero pues que esté resuelto a concurrir, pues después de todo en el mismo lugar se pueden estudiar perfectamente las tendencias del grupo para ver si es posible darle una orientación según nuestros deseos, y sólo que lleguen a adoptar determinaciones que Ud. considere inconvenientes o humillantes para un espíritu independiente, entonces sí yo mismo le aconsejaría que por ningún motivo siguiera formando parte de aquella agrupación y que se retirara de allí en el acto.

Ya no sería tiempo de hacer reformas a mi libro respecto al nombre del Partido, ni me parece tampoco conveniente por las razones que ya le he expuesto más arriba. No hice la edición económica que Ud. me dice porque por lo pronto me limité a imprimir 3,000 ejemplares.

Yo pienso ponerle a la obra un precio módico, pues me conformaré con recuperar lo que me ha costado. Si mi trabajo tiene aceptación [...]** entonces será oportuno hacer otra edición y ya con mejor conocimiento de causa veré qué número puedo imprimir de una vez a fin de que una parte sea en papel más corriente para que resulte económica para el pueblo.

Quedo entendido que ha recibido Ud. todos los cuadernitos que le he mandado. Mañana o pasado le mandaré los últimos, pues para entonces habré terminado mi libro, pero no quiero darlo a la publicidad hasta no tener encuadernados la mayor parte de los ejemplares y tenerlos ya en lugar seguro, a fin de que la distribución pueda hacerla simultáneamente en todas partes.

Espero que me haga favor de contestarme pronto, porque tengo verdadera ansiedad en conocer su opinión sobre las ideas que le he emitido más arriba, pues Ud. está sobre el terreno y puede juzgar mucho mejor que yo de lo que pasa. Yo en estos casos soy muy inclinado a la indulgencia, para las faltas que cometan los amigos, porque es muy difícil juzgar qué era lo mejor que se debía de haber hecho, y cuando se equivocan de buena fe, debemos de procurar ayudarlos a enmendar la falta, puesto que las consecuencias de éstos recaerán sobre todos nosotros.

Yo creo que si empezamos con divisiones, podrá ser funesto para nosotros; por este motivo opino porque sigamos todos unidos, porque tengo la esperanza o casi la seguridad de que si acaso es cierto que las tendencias de ese partido no son francamente democráticas, creo que tomando nosotros una parte activa en él, podremos modificarlas. Ud. comprenderá que siendo ya considerado como miembro de ese Partido, y después publicando mi libro que Ud. ya conoce, debe de comprender que es un compromiso para el Partido, pues tiene que aceptarme con las ideas que he expuesto o qué rechazarme abiertamente [...]***

FRANCISCO I. MADERO

C. 14, fs. 266-268.

 

* El final de la línea es ilegible.

** Parte de la línea es ilegible en el copiador.

*** Las líneas finales son ilegibles en el copiador.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.274-275.