Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1908

Carta de Ricardo Flores Magón a María Brousse de Talavera. Como es posible hasta que puedan encontrar nuestras cartas, no debemos escribir nada comprometedor.
[Los Ángeles, California,] diciembre 20 de 1908.

 

Mi amada María:

No sé que anden buscando a Espinosa. Así es que no puedo decir algo sobre ese asunto.

Nos vio el abogado de la Western Federation of Miners. (1) Vamos a pedir que nos lleven lo más pronto posible a Arizona porque no tenemos dinero para pelear la causa en Washington [, D.C. ]. Así es que dentro de pocos días estaremos ya en camino para Arizona.

¿Por qué no le pides dinero a Violeta [Elizabeth Trowbridge] para tu pasaje y te vas cuando nos lleven? No te vayas antes de que nos lleven, porque si por casualidad te dejan hablar conmigo antes de nuestra marcha, perderemos esa oportunidad de vernos. Lo que has de procurar es tener listo el dinero para tu pasaje porque dentro de pocos días nos llevarán.

Supongo que escogerás con cuidado la casa en que ha de quedarse nuestra hijita en Los Ángeles, ¿no es así, mi vida? Tengo lista y doy la ropa los lunes, pero yo creo que con algún pretexto no la entregan a ustedes el mismo día que los empleados me la piden y la doy.

Como es posible hasta que puedan encontrar nuestras cartas, no debemos escribir nada comprometedor.

Recibí calcetines y pañuelos nuevos. De los calcetines usados que me mandaste la semana pasada, vinieron dos pares incompletos, así es que debes haberte quedado con un calcetín café y otro negro.

Te alegró verme el domingo, María de mi alma. La música te conmueve, dulce mujercita mía, y hace que me ames más. Me gusta que me hables así, que me digas lo que tu alma adorada siente por mí. Estas cartas deberían estar consagradas exclusivamente a comunicarnos nuestras ternuras. Escríbeme así, con ternura, mucha, mucha. Tu Ricardo te lo pide y no puedes negarle nada sin hacerlo sufrir.

Hoy espero con ansia el momento de verte, tan linda, con tu carita tan preciosa viendo hacia donde supones que está el hombre que te hace soñar. Me gusta, amor mío, que sueñes conmigo como el hombre que quieres que te ame.

Es muy probable que tengamos visitas. Si te dan permiso, no pidas sino para mí para que estemos solos. Ve a [Job] Harriman para que te diga cuándo puedes venir a ver a tu Ricardo. No dejes de venir a verme. Si no vienes, sufriré mucho.

María de mi corazón, cuánto sufro por amarte como te amo, con toda la sinceridad de mi alma. Me he entregado a ti completamente como debe hacerlo un corazón verdaderamente enamorado. Recibe, ángel mío, en tu boquita tan dulce y tan linda, mis besos tiernos, mis más dulces besos. ¿Te gustan mis besos? ¿Recuerdas el sabor de mis labios? Adiós, bien mío, te adora con locura tu Ricardo.

Hijita de mi corazón: estoy muy contento de ti porque eres muy buena con tu papacito que te adora. Veo lo que haces por salvarme, preciosa niñita, y te lo agradezco y te mando muchos besitos. Todos los días como a las cuatro estaré pendiente para verte, pero no oirás mi voz porque están cerradas las vidrieras.

Mucho me gustaron las galletas. Todo lo que le gusta a mi hijita le gustará a su papá Ricardo. Anoche mandaron ustedes ostiones muy buenos. Hijita mía: precisamente porque las quiero a ustedes estoy triste. Quiero vivir con ustedes y como no lo consigo estoy triste. Adiós, hijita mía, mi buena Lucía. Recibe muchos besitos de tu papá que tanto te ama.


Ricardo


(1)   Western Federation of Miners, organización obrera norteamericana de corte radical, cercana a la IWW. Dada su política de filiación de trabajadores con independencia de su origen étnico y nacional, así como su influencia en las regiones mineras del oeste norteamericano (Arizona, California, Nuevo México, Colorado y Oklahoma), contaba entre sus miembros a mexicanos, militantes a su vez del PLM. Participó activamente en la defensa de los perseguidos políticos mexicanos en Estados Unidos.


Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. Correspondencia 1 (1899-1918). Compilación,  prólogo y notas: Jacinto Herrera Bassols. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2000. pp.502-503.