Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1906

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 318. Carta de Madero a su hermano Julio, ofreciéndole la oportunidad de trabajar con él.
Octubre 11 de 1906

 

 

EPISTOLARIO 1906

 

Octubre 11

Sr. Julio Madero.

México, D. F.

Muy querido hermanito:

Cuando estuviste en ésta me manifestaste que deseabas venirte a trabajar por acá.

Si aún piensas lo mismo, es indispensable que te vengas cuanto antes, pues en este momento se presentan algunos negocios que puedes hacer, y si te tardas un poco más se perderá esta oportunidad y perderás un año más.

Esto sería verdaderamente sensible, porque además de los perjuicios materiales que te acarrearían, te habituarías a la vida ociosa que llevas en esa Capital, y no hay hábito que se arraigue con más facilidad y que sea más difícil de extirpar que ése.

Como te dije desde que estuviste aquí, ya tienes edad para tener tu propia iniciativa, y debes de obrar de conformidad con ella. Papá siempre ha tenido la buena costumbre de dejarnos obrar libremente, y sólo se limita a hacernos indicaciones, pero sin exigirnos que obremos según su parecer, sino que nos deja la libertad de acción, a fin de no tener con quien quejarnos sino con nosotros mismos si nos va mal en nuestros asuntos.

Estás en la época actualmente en que puedes aprovechar para trabajar con actividad a fin de que empieces a formar el capital que te sirva de base para tus empresas futuras, como para poder conquistar tu verdadera autonomía, pues ésta no se conquista al cumplir veintiún años, sino al saberse uno sostener con sus propias fuerzas, dejando de ser un cargo para la patria potestad.

Tampoco debe de retenerte en ésa, cuestión de amores, pues por más grande que sea el amor, con amor no se vive, y es necesario trabajar hasta para poder llevar al terreno de la práctica los ensueños del enamorado.

Espero que pronto me contestarás, que pensarás seriamente sobre lo que te acabo de decir, y que como resultado muy pronto tendremos el gusto de verte por acá.

Sin más por ahora, recibe afectuosos recuerdos de Sarita, y el cariño de tu hermano que mucho te quiere.

FRANCISCO I. MADERO

C. 11, fs. 437-438.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.174.