Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1905

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 281. Carta de Madero a sus padres, felicitándolos por el año nuevo y reconociéndoles la virtuosa educación que le inculcaron a sus hijos.
Diciembre 31 de 1905

 

 

EPISTOLARIO 1905

 

San Pedro, diciembre 31

Srs. Francisco Madero y Mercedes G. de Madero.
México.

Mis adorados padres:

Hubiera querido escribirles con más anticipación a fin de que hubieran recibido esta mi carta el día de mañana, pero mis frecuentes idas a Torreón que me recargaban el quehacer en ésta, me lo impidieron.

Mañana les telegrafiaré para hacerles presentes los votos que Sarita y yo hacemos porque el año que empieza mañana, sea para Uds. y todos nuestros queridos hermanos muy venturoso; pero quiero ser un poco más extenso por carta, para decirles que no solamente les deseamos felicidad en este año, sino en toda la vida, la vida eterna del espíritu, de la cual nuestro pasaje por este mundo es tan sólo un episodio.

Uds. mejor que yo (puesto que nos han enseñado a ello), saben que en la práctica de la virtud y en el estudio es donde se encuentran los goces más puros y verdaderos, y ésta sólo se puede practicar de un modo eficaz en este mundo, así es que les deseo una larga existencia en este planeta, a fin de que disfruten de ese placer y con su ejemplo guíen a sus numerosos hijos y nietos por ese mismo sendero. Cuando nos dejen y se vayan al otro mundo, recogerán el fruto de la semilla que ahora siembran y desde allá, a la vez que nos seguirán ayudando con la sugestión de sus buenos consejos, disfrutarán del gusto de ver que sus hijos y nietos no se apartarán del camino por el que lograron encauzar sus inclinaciones, el cual los llevará al estado en que Uds. se encuentren a gozar de la misma felicidad y calma de que Uds. gozan.

No cabe ni duda que no obstante que ya venimos a este mundo con un carácter bien formado y tendencias muy marcadas, la educación que recibimos en nuestra más tierna infancia nos ayuda poderosamente a sacudir algunos de nuestros defectos, a despejar el camino de la vida, en el cual los únicos escollos están puestos por nosotros mismos.

Por ese motivo Uds. han recibido de sus padres y nos han trasmitido las características de su modo de ser, imprimiendo fuertemente en su descendencia el hábito al trabajo y la honradez. Esto ha servido de base para que nuestra familia en general goce del bienestar material, fruto del primero y el bienestar moral, fruto del segundo.

Además, mientras más tiempo vivan Uds. a nuestro lado, más fuertemente quedaremos unidos todos sus hijos, pues el día que falten Uds., que son el centro de unión, se pasará más tiempo sin que nos encontremos los unos con los otros, y aunque esto no será motivo para que nos dejemos de querer, siempre influirá en que nuestro cambio de ideas no será tan frecuente y en que deje de existir esa similitud de tendencias que es el vínculo más sólido que nos une a nuestros hermanos y semejantes en general.

¡Que sean pues muy felices en unión de todos nuestros hermanos, son los ardientes deseos de Sarita y míos, y para contribuir a que así sea, elevamos diariamente nuestras plegarias a nuestro Creador!

Esperando pronto tener el gusto de verlos para abrazarlos cariñosamente, les mandamos besitos a nuestros hermanitos, afectuosos recuerdos a los parientes y a Uds. nuestro más ardiente amor.

FRANCISCO I. MADERO

Cp. M. Z., fs. 267-269.*

 

* Valadés registra las siguientes cartas correspondientes a 1905: a A. Hernández (5 de enero); a los señores y señoras que con su contribución o ayuda personal... (12 de febrero); a Gustavo A. Madero (12 de junio); a C. Benavides (19 de junio) y a Rafael L. Hernández (2 de julio). Ob. cit. t. I, pp. 106, 115, 116 y 121.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.147-148.