Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1905

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 278. Carta de Madero al Sr. Jesús Martínez Carrión, director del semanario "El Colmillo Político", sobre los ataques a los oposicionistas.
Diciembre 20 de 1905

 

 

EPISTOLARIO 1905

 

San Pedro, diciembre 20

Sr. Jesús Martínez Carrión.
Calle de San Ildefonso No. 9.
México.

Muy señor mío:

En el semanario "El Colmillo Político", que tan dignamente dirige Ud., he notado que viene atacando rudamente a todos los oposicionistas coahuilenses, y especialmente al "grupo maderista" de ésta, por la iniciativa que hemos tomado respecto a la formación del partido democrático.

Pues bien, siendo yo el iniciador de tal idea (que aún está en proyecto), deseo explicar a Ud. cuáles son los móviles que me han guiado para que juzgue Ud. si mi conducta está justificada y es patriótica y si obedece simplemente a un capricho.

Si siguió Ud. con atención la pasada campaña electoral en este Estado, observaría Ud. que el grupo encabezado por nosotros (el grupo maderista como Ud. nos llama), éramos los que proponíamos ideas más radicales; nos opusimos (sin éxito) a que la convención se reuniera en México, pero una vez allá, logramos que no se tratara ni siquiera de ir a ver a don Porfirio lo cual conseguimos. Esto no agradaba nada al que resultó candidato de la convención Lic. Frumencio Fuentes, que siempre siguió una política de contemporización con el Centro, al grado que cuando supo de un modo terminante que el Gral. Díaz apoyaba a Cárdenas, quería que hiciéramos un manifiesto a la Nación diciendo que nos retirábamos de la campaña porque no nos otorgaban garantías. Yo me opuse terminantemente a una determinación que consideraba deshonrosa para nosotros, y logré que siguiéramos adelante, pero ya había cundido la desanimación en nuestros amigos; todos estábamos desalentados, indignados al ver la cobardía de nuestro jefe y ya sólo fuimos a los comicios por forma y para cumplir con un compromiso que habíamos contraído ante nosotros mismos y ante la Nación.

A eso no se le puede llamar desunión como Uds. dicen, pues nosotros concurrimos a las casillas y levantamos enérgicas protestas contra la irregularidad y los abusos que se cometieron. No nos faltó más que tomar las armas para defender nuestros derechos ultrajados, pero ya no había quien pensara en eso al ver lo indignamente que se había portado nuestro candidato.

Además Ud. habría observado también que el candidato que propusimos a la convención, el Dr. Dionisio García Fuentes, no tenía liga ninguna con el Centro, y eso lo hacíamos valer en"El Demócrata" como una virtud.

Con todos estos antecedentes, nosotros hemos creído conveniente que no debíamos de perder los frutos de nuestros esfuerzos y que debíamos de seguir constituidos en clubes, para seguir aprovechando todas las oportunidades posibles para luchar en pro del sufragio libre que por lo pronto es nuestra única bandera, pues los demás puntos de nuestro programa sólo se realizarán cuando aquél sea un hecho.

Este paso de nuestra parte es indispensable, pues hay que recurrir a la solidaridad de los demás Estados para entre todos unidos defendernos contra la política centralizadora del Gral. Díaz y de cualquiera que le suceda en el poder, que indudablemente seguirá la misma política si no le ponemos como una valla formidable a un pueblo que conoce y sabe luchar para que se le respeten sus derechos.

El objeto principal que perseguimos al constituirnos en clubes es invitar a los demás Estados a que hagan lo mismo; es despertar el espíritu público; hacer que poco a poco vaya practicando el sufragio, pues es imposible que una evolución tan laboriosa como la que necesitamos consumar para educar a nuestro pueblo se logre en un día. Ya tiene Ud. el resultado aquí en Coahuila; no obstante que el Gobierno nos aplastó, ha tenido que ceder algo quitando todos los caciques de todos los pueblos del Estado y parece que es un hecho que hasta el mismo Cárdenas se retirará.

Eso demuestra a Ud. que cualquier esfuerzo que se haga en este sentido no se pierde nunca, pues tiene por resultado aumentar el entusiasmo y la indignación del pueblo que va despertando poco a poco de su letargo.

"Regeneración"* propone que se formen sociedades secretas. Nosotros proponemos que éstas sean públicas. ¿Es esto lo que se puede llamar una división?

¿Que no están conformes con algunas de las bases que proponemos en el manifiesto en proyecto? Pues ¿por qué no escribirme en lo particular puesto que les pedí su opinión en la circular respectiva (circular que acompaño en el manifiesto), lo mismo que a todos los periódicos que consideraba amigos?

Además el manifiesto está en proyecto y si algunos periódicos lo han publicado, es como tal, menos el "Diario del Hogar" que probablemente por distracción no dijo que se trataba de un proyecto, lo cual hubiera remediado publicando la carta circular en el mismo número que el Manifiesto, cosa que no hizo.

Por último, ¿es causa que nos ataquen a nosotros que siempre hemos marchado de acuerdo con Uds., nomás porque suponen que es corralista su semanario "El Tercer Imperio", que Uds. suponen ser nuestro órgano, o inspirado en todo por nosotros?

Si "El Tercer Imperio" ha acogido con entusiasmo nuestro proyecto no quiere decir que seamos la misma persona.

Para que Ud. entienda de una vez cuál es nuestra posición digo lo siguiente:

El Lic. Fuentes no es ni el jefe ni el iniciador de este proyecto.

Nuestro principal objeto es provocar contiendas democráticas en toda la República para preparar a la Nación para la próxima elección presidencial.

Nuestro candidato será nombrado por medio de una convención a la que se invitará a todos los liberales que simpaticen con nuestro programa, o con parte de él.

¿En esto hay algo que sea contra los intereses de Uds. o de los señores Magón? Pues entonces los intereses de Uds. no están ligados con los verdaderos intereses de la Patria; pueden Uds. seguirnos atacando. Yo he cumplido con mi deber de procurar impedir que siga más adelante esta escandalosa desunión, que no tiene razón de ser, entre los que perseguimos el mismo ideal, aunque por caminos diferentes.

He sido con Ud. tan franco porque lo considero correligionario y amigo.

La conducta que Ud. siga observando en lo futuro respecto a nosotros se encargará de sacarme de ese error si estoy equivocado o de ratificarme en mi opinión, de lo cual tendría yo mucho gusto.

En espera de su grata contestación, quedo su afectísimo correligionario y atento S. S.

FRANCISCO I. MADERO

Cp. M. Z., fs. 218-223.

 

* El periódico de Flores Magón.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.144-146.