Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1905

Carta de Ricardo Flores Magón a los (Señores Crescencio y Francisco Villarreal Márquez]. The Saint Louis Post Dispatch habla de la actual situación de México y del mal gobierno de Díaz.
Saint Louis, Missouri, diciembre 18 de 1905

 

 

(Señores Crescencio y Francisco Villarreal Márquez]
1810
Laredo, Texas

Siempre hemos creído que es labor patriótica dar a conocer en el extranjero al opresor de nuestra patria, Porfirio Díaz. La persecución que aquí sufrimos, al llamar la atención del pueblo americano, nos ha proporcionado oportunidad de exhibir al autócrata.

Por separado enviamos a usted un ejemplar del periódico The Saint Louis Post Dispatch correspondiente al domingo pasado. En la sección de magazine, la página 5 está consagrada a hablar de la actual situación de México y del mal gobierno de Díaz, en relación con nuestro proceso aquí. La referida relación lleva por título Lese Majeste (Lesa Majestad) y en ella se encuentran conceptos como los siguientes:

La investigación de los hechos que rodeó el reciente arresto y prisión de Ricardo Flores Magón, Enrique Flores Magón y Juan Sarabia, conectados con Regeneración, periódico mexicano publicado aquí, desenvuelve una notable serie de circunstancias. En lugar de ser un ordinario caso de policía, como se juzgaba al principio, los hechos parecen ahora indicar que el asunto afecta directamente al Partido Liberal de México.

De acuerdo con los que esperan aquí el resultado de su proceso, el gobierno mexicano había estado espiando su publicación en espera de una oportunidad como la que pudo ofrecer base para el cargo de libelo, oportunidad para hacer la acusación de un modo que pudiera tener efecto hasta donde fuera posible en los Estados Unidos v que pudiera disfrazar la conexión del gobierno con la persecución, considerando (el gobierno de México) que el espíritu de amor a la libertad del pueblo americano se rebelaría contra el brazo de un gobierno extranjero que llegara hasta este país a perseguir a gentes cuyo único delito fue la honrada crítica v la oposición a existentes tiránicas condiciones de gobierno.

El presidente Díaz, a quien el mundo exterior había mirado por largo tiempo como un hábil y benéfico gobernante, tan amado por el pueblo que ha sido relecto repetidas veces para su alto cargo, es presidente sólo de nombre, tirano que ejerce despóticos poderes.

Es considerado por los políticos de Saint Louis como muy significativo que su arresto y la confiscación de su propiedad, siguió inmediatamente a su declaración pública de que la Junta de Saint Lottis estaba a la cabeza del Partido Liberal.

También se puntualiza como significativo que Manuel Esperón y de la Flor, en la persecución de este caso, contrató a dos de los más costosos abogados de Saint Louis. En adición a esto, De la Flor trajo a su esposa y un intérprete de México con él, vivió aquí algún tiempo mientras espiaba una buena oportunidad para iniciar sus cargos, y en otros sentidos mostró que estaba bien provisto de dinero. Todo esto, por parte de un hombre que en su propio país tiene un sueldo oficial de $25.00 a $50.00 o sea cincuenta a cien [pesos] mexicanos que es lo que ganan los jefes políticos.

Las elecciones en la república de México, como se hacen ahora, son una farsa. Las candidaturas de la oposición no son admitidas en muchos lugares manteniéndose a la oposición fuera del campo, por un sistema de opresión y de persecución como el que han sufrido los jefes del partido, ahora procesados en Saint Louis, Missouri. Con estas medidas sólo Díaz y sus amigos son elegidos a los varios cargos públicos de los estados y nacionales y como ninguno puede alcanzar un puesto de la administración sin ser amigo ("Instrumento" le llaman los libérales) de Díaz, el dictador tiene así una muy eficiente máquina.

Su prestigio (de Díaz) en Estados Unidos y otros países es conquistado por medio de regalos y concesiones al capital extranjero y a los extranjeros a expensas de la nación; Díaz escoge a hombres de representación entre aquellos que piden favores del gobierno y los llena de concesiones de todo género y estos hombres, cuando van a sus países, propagan el evangelio de Díaz el Maravilloso. No es la república [sic] del Partido Liberal opuesta a la protección del capital extranjero, dicen los liberales, pero ellos no quieren que esta protección excluya a su propio pueblo. Derecho de sufragio sin restricción, separación del Estado y de la Iglesia, un término para un presidente y la más amplia extensión de la educación, son cosas que están en el programa del Partido que tiene su cuartel general en Saint Louis, Missouri, y éstas son a las que Díaz se opone y las que burla.

En todo México los periódicos independientes, que aquí se han recibido, demuestran el arresto y prisión de los miembros de la junta de Saint Louis, como un atentado público político torpemente disfrazado bajo el cargo de libelo personal. El caso ha creado mayor excitación que cualquier otro, desde la muerte del general Martínez. (1)

El Saint Louis Post Dispatch es el diario mejor y más grande de esta ciudad y uno de los primeros de los Estados Unidos. Su tiro regular es de 160 000 ejemplares. Tiene ordinariamente 24 páginas y los domingos de 60 a 100. Tiene cinco o más ediciones diarias.

La compañía que publica el Post Dispach, The Pulitzer Publishing Co., reside en Nueva York y publica el periódico más importante de aquella ciudad, The World. En otras grandes ciudades de los Estados Unidos, tiene la misma compañía periódicos que están conectados entre sí. El artículo que publicó aquí el Post Dispach fue previamente revisado y aprobado por el consejo de revisión de Nueva York. El personal del Post Dispach obra con autoridad para publicarlo sin conocimiento del consejo de Nueva York.

Consideramos conveniente que en nuestra patria sea conocido cualquier trabajo que tienda a minar el poder y a destruir el mal adquirido prestigio del autócrata Díaz y por eso ponemos en conocimiento de usted lo que queda expresado.

Soy de usted afectísimo y atento seguro servidor


Ricardo Flores Magón


P.S. Necesitamos para el archivo de esta Junta dos ejemplares de cada edición de su periódico y mucho le estimaremos que se sirva enviárnoslo.

 

(1)   Ignacio Martínez, doctor y general, participó en los levantamientos de La Noria y Tuxtepec, editó El Mundo en Brownsville, Texas, de carácter antiporfirista. Estableció una junta revolucionaria en Laredo, Texas, en 1890 junto con Catarino Garza y Paulino Martínez. Murió asesinado en esa ciudad el 1° de febrero de 1891, sus asesinos se refugiaron en México.


Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. Correspondencia 1 (1899-1918). Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2000.  pp.149-151.