Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1901

Francisco I. Madero. Epistolario 1900-1909. 42. Carta de Madero al Sr. Antonio Gurza, su tío, en la que afirma que Cristiano y Espírita son dos cosas iguales en el fondo y sólo en algunas formas varían.
Noviembre 6 de 1901

 

 

EPISTOLARIO 1901


Noviembre 6.*

Sr. Antonio Gurza.
Durango.

Muy querido tío:

Oportunamente recibí su grata del 1o. actual que no contesté desde luego porque anduve muy ocupado en esos días, pero ahora ya con el pie en el estribo para irme a la frontera, no quiero irme sin dar contestación a su grata citada.

Como Ud. vería en mi anterior del 2 actual no insistí sobre la significación de la palabra "abrogar", pues sólo para tratar los puntos que consideré de más interés me extendí tanto que hasta temí serle molesto, más aún, cuando he emitido opiniones tan distintas a las de Ud. Es cierto que para que no suceda tal cosa, cuento con su calma y su sangre fría para que sean las cosas como deben de ser, pues de lo contrario no hubiera yo admitido esta discusión.

Por un lado Ud. tiene una fe ciega o es decir que tiene fe y cree tales o cuales cosas como ciertas y esa fe que tiene la ve como una bendición del cielo, por otro lado yo tengo también mi fe y quién sabe cuál sea más grande, pues mi fe en Dios es tal que creo que "no quiere que se pierda ninguno de sus hijos", como dijo Jesucristo: "antes por el contrario quiero que todos se salven", ¿y qué puede querer Dios que no suceda?

Mi fe está afianzada en mi corazón y en los últimos descubrimientos de la ciencia, que ha venido a demostrar con pruebas materiales la existencia del alma después de la muerte del cuerpo, la comunicación de esas almas con nosotros y el conocimiento de muchas fuerzas de nuestra alma, con las cuales podemos hacer mucho bien, pues si en vez de bien queremos hacer mal, nos encontramos que esas fuerzas no tienen la misma potencia.

Le aseguro a Ud. que las revelaciones que han hecho los espíritus son de tal importancia, que si Ud. las conociera todas, no diría que son "pueriles inutilidades", pues al decir Ud. eso no hace más que repetir lo que decía un famoso Califa mahometano cuando le preguntaron que qué haría con la biblioteca de Alejandría, y contestó: "Lo que esté contra el Corán, quemarlo por inútil." De ese modo se ha privado a la humanidad de un gran tesoro de ciencia que tenían acumulado los antiguos.

Sin tener intenciones más que de despedirme de Ud. me he extendido demasiado y le digo lo que Ud. me dice, me extendería mucho más si creyera convencer a Ud. Pero además de que lo juzgo casi imposible, no veo gran utilidad en ello, porque el espiritismo viene para servir de freno a los incrédulos y Ud. no necesita tal freno porque al contrario es de los hombres que debemos de tomar todos por ejemplo, porque usted es un verdadero Cristiano, es decir Espírita, pues en mi mente las dos cosas son iguales en el fondo y sólo en algunas formas varían.

Sabe que lo estima y mucho lo quiere su sobrino.

FRANCISCO I. MADERO

C. 2, fs. 204-207.

 

* Aunque la fecha es posterior a la carta precedente, se encuentra copiada en folios siguientes.

 

ARCHIVO DE DON FRANCISCO I. MADERO (2)
Epistolario (1900-1909)
Edición establecida por Agustín Yáñez y Catalina Sierra
Edición conmemorativa del cincuentenario de la muerte de DON FRANCISCO I. MADERO
EDICIONES DE LA SECRETARIA DE HACIENDA. MEXICO, 1963. pp.40-41.