Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1901

Artículo 741. Una víctima de la justicia
Regeneración, t. II, núm. 56, 30 de septiembre de 1901

 

Por más que se afanen los periódicos gobiernistas en demostrar que somos felices bajo esta opresora administración, los hechos nos llevan a la consideración de todo el infortunio que pesa sobre los habitantes de la República.

El joven comerciante señor don Agapito Villalobos Coronel es víctima en estos momentos en la ciudad de Chihuahua de la falta de la justificación de los jueces.

A este joven se le ha acusado temerariamente de abuso de confianza y falsificación de documento privado. El acusador es un socio suyo.

El señor Villalobos Coronel había formado con otra persona una sociedad en comandita, de la que el primero sería el gerente y administrador de la sociedad con la facultad de hacer uso de la firma social.

El señor Villalobos Coronel, en ejercicio de sus facultades, practicaba cuanta operación era ventajosa al desarrollo y enriquecimiento de la sociedad, pero su socio, quizás instigado por enemigos del señor Villalobos, no obstante haber facultado por medio de la escritura social al señor Villalobos para llevar la gerencia y la administración de la sociedad, ha acusado de abuso de confianza a este último porque no le pidió su consentimiento para practicar una operación de comercio, y de falsificación de documentos por haber pedido al Banco Minero un crédito de 5 000 pesos, que ya está cubierto.

El juez que conoce de este asunto, no obstante la escritura social en que están estipuladas las facultades del señor Villalobos y de ver por la misma escritura que dicho señor ha obrado en todo lo conforme al pacto social, ha tenido encarcelado al joven comerciante hace ya más de sesenta y dos días.

La conducta del juez es arbitraria, pero más lo ha sido cuando sin facultad para ello ha ordenado que se rematen los bienes del señor Villalobos, fiado sólo en el dicho del acusador y sin oír en defensa al procesado, en suma, sin que se comprobase el cuerpo del delito.

La saña contra el señor Villalobos se ha llevado al extremo de realizar no solamente sus bienes, sino que también los de su anciana madre.

Ésta es la justicia que se administra en la República, y con todos estos atropellos, con todas estas arbitrariedades de que son objeto los ciudadanos, no faltan papeles vergonzantes que nos reprochen el que alcemos la voz para denunciar tales abusos y protestar contra los atropellos y las arbitrariedades.

Esos papeles dicen que es antipatriótica nuestra labor y soportamos con calma tal ofensa, pero con sus denuestos contra nosotros, así como las persecuciones de los tiranos, nunca lograrán convencernos de la bondad de la actual administración pública que nos prepara nuestra ruina, pues necesitaríamos ser ciegos para no ver tanta vejación y sordos para no oír el clamor de nuestro pueblo, que en vano pide justicia porque sus reclamaciones justísimas tendrán que purgarlas en la podredumbre de las prisiones o en la prostituida promiscuidad de los cuarteles.

¿Se hará justicia con el señor V llalobos? Lo creemos difícil si en su contra pesa la influencia de los caciques codiciosos, pues en este caso, por bien armado que se encuentre el procesado con las limpias armas de la ley, verá embotarse los preceptos legales contra la brusquedad de las arbitrariedades de los jueces.

Llamamos la atención del señor gobernador Ahumada acerca de lo que acontece con el señor Villalobos. Es inicuo que se manche la reputación de un hombre honrado con acusaciones temerarias acogidas benévolamente por jueces complacientes e injustos.

 

Nota Bene: Véase la nota del editor de las Obras Completas de Ricardo Flores Magón aquí.

 

Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. REGENERACIÓN (1900-1901) Segunda Parte.
Artículos escritos por Ricardo Flores Magón en colaboración con Jesús y Enrique Flores Magón.
Jacinto Barrera Bassols INTRODUCCIóN, COMPILACIÓN Y NOTAS. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2004. pp.1142-1143.