Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1901

Artículo 738. Wistano acusa
Regeneración, t. II, núm. 56, 30 de septiembre de 1901

 

Wistano Velázquez ha querido quitarnos el mal humor, y lo ha conseguido. Creyó el inepto funcionario que nos fastidiábamos soberanamente en esta prisión (Belén) y se propuso procurarnos sensaciones agradables. Ha acusado a uno de nosotros, que según el escuálido criterio de Wistano, le llamó venal.

He aquí lo que sucedió:

Don Ricardo Flores Magón celebró un convenio con don Filomeno Mata para la impresión de Regeneración. En dicho convenio se aprobó una cláusula en la que se trata de indemnizar a don Filomeno Mata, siempre que por causa de nuestra publicación resintieran algún prejuicio los intereses del referido señor Mata.

La inquina que nos tiene Wistano porque hemos denunciado más de una vez su torpeza y falta de ilustración, con el fin de que la secretaría del ramo ponga el remedio en el bien de la anémica administración de justicia, vio en ese contrato, y principalmente en la cláusula a que nos referimos, malsanos propósitos de parte nuestra y así lo informó al Juzgado de Distrito colmándonos de injurias en su informe, como ya lo saben nuestros lectores, por habernos referido a él en uno de nuestros pasados números.

Velázquez llamó a la reja del juzgado a don Ricardo Flores Magón para tomarle una declaración relativa al contrato, que para el arbitrario Velázquez es una prueba en contra nuestra y por esta declaración cree el juez que se lo llamó venal: dice así la declaración que insertamos íntegra:

En veintidós de agosto (1901) se llamó a la reja del Juzgado al Sr. Ricardo Flores Magón, y, previos los requisitos de ley se le puso de manifiesto el contrato que para la impresión del periódico Regeneración celebró con D. Filomeno Mata, a efecto de que dijera si la firma que lo cubre es suya, así como cierto el contenido, contestó: que el contenido es cierto y suya la firma que lo cubre; que el fin de haber convenido poner la cláusula cuarta fue indemnizar al Señor Mata en caso de que se perjudicara de algún modo por denuncia que pudiera haber del periódico y que se previó tal denuncia, porque a Regeneración se le iba a imprimir un carácter independiente y bastante sabido es que en México, la prensa independiente no goza de garantías, porque no adula al Gobierno ni solapa los malos actos de los funcionarios públicos; esto por una parte, y en atención a que en México no hay justicia, porque la mayor parte de los jueces no son honrados, hicieron prever la probabilidad de una denuncia, en virtud de la dolorosa experiencia de que los jueces venales son a la vez los más susceptibles, y como el periódico está destinado a denunciar los malos actos de los jueces, por su carácter de jurídico independiente, se temió alguna denuncia por parte de uno de esos jueces susceptibles y por esa razón se redactó la cláusula del contrato que trata de indemnizaciones al Sr. Mata.

Preguntado por el juzgado para que dijera quiénes son los jueces venales, supuesto que denuncia un delito cometido por algunos jueces venales, contestó: que en este momento no denuncia esos jueces venales, pero que a su tiempo, el mismo juez de esta causa sabrá quiénes son cuando los procesados ejerciten sus derechos conforme a la ley, acusando a los jueces de que no son honrados. Ratificó lo expuesto previa lectura, y firmó.

Velázquez, que no se distingue por su talento como funcionario, pues sobradas pruebas ha dado de estratificación cerebral, se quedó rumiando la palabra venal, que aplicó don Ricardo Flores Magón a los jueces sin honor, y como la suspicacia es propia de los intelectos rudimentarios se les antojó que la palabrilla era para él y acusó.

Como ven nuestros lectores, no se le dijo venal a Wistano, pero él dice que sí y presentó su acusación tan torpe y desgarbada como la de cualquier analfabeta.

Por fortuna el señor Sequero, juez tercero correccional, ante quien presentó Wistano su papasal, no es Velázquez ni Pérez, tiene criterio propio y creemos que no nos odia.

Agradecemos a Wistano que haya acusado a uno de nosotros, porque sólo de este modo nos hemos visto a salvo de su inquina. Se ha excusado el pésimo funcionario de conocer de nuestro proceso.

La Secretaría de Justicia debe fijarse en los torpes procedimientos de Wistano Velázquez. Había motivos suficientes para excusarse desde el principio del proceso y no lo hizo. Tal acto hace presumir que ha obrado arbitrariamente.

La Secretaría de Justicia debe procurar la eliminación del elemento que sirvió a Baranda porque se desprestigia la administración con tales funcionarios, no todos, sino los adictos al mal ministro.

Nota Bene: Véase la nota del editor de las Obras Completas de Ricardo Flores Magón aquí.

Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. REGENERACIÓN (1900-1901) Segunda Parte.
Artículos escritos por Ricardo Flores Magón en colaboración con Jesús y Enrique Flores Magón.
Jacinto Barrera Bassols INTRODUCCIóN, COMPILACIÓN Y NOTAS. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2004. pp.1137-1139.