Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

      1990-1999

      1980-1989

      1970-1979

      1960-1969

      1950-1959

      1940-1949

      1930-1939

      1920-1929

      1910-1919

      1900-1909

          1909

          1908

          1907

          1906

          1905

          1904

          1903

          1902

          1901

          1900

  Siglo XIX

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XX > 1900-1909 > 1900

Artículo 238. Depósito sui géneris
Regeneración, núm. 20, 31 de diciembre de 1900

 

Ante el señor juez de distrito de Michoacán, promovió un amparo J. Guadalupe Ceballos contra actos del prefecto de distrito de Ario de Rosales, don Luis Solchaga, por haber sido encarcelado arbitrariamente. La noticia, en estos sencillos términos, pasaría desapercibida porque se ha adquirido la costumbre de presenciar con demasiada frecuencia tales actos atentatorios; pero el caso trae impreso un sello de novedad que alarma.

Al rendir ese prefecto de distrito el informe con justificación que le pidió la autoridad federal, aseguró ingenuamente que Ceballos no estaba preso, sino que, habiendo salido sorteado (Ceballos) para el servicio de las armas, lo había puesto en depósito en la cárcel pública del lugar, en donde todavía se encuentra ese infeliz desde el 3 de octubre pasado, sin que su depositario procure aliviar su situación aflictiva.

Dura sería la calificación que merece el prefecto de distrito mencionado; no basta la burla a la ley, es necesario también poner un toque burlesco a la infeliz situación del encarcelado.

Ambos actos reprochables descubren la miseria de un estado social deficiente.

Para el referido prefecto, cuando se pone a un individuo en la cárcel, no está encarcelado, sino que se halla únicamente en depósito. Entre el encarcelamiento y el depósito en la cárcel pública, el cerebro del mencionado prefecto encuentra la misma diferencia que encuentra que hay entre el encarcelamiento y la libertad. Con prefectos de criterio tan rudo, de teorías tan extrañas, de procedimientos tan primitivos, los habitantes de Ario de Rosales estarán sujetos siempre a la incertidumbre de un depósito decretado por la autoridad política malhumorada y quisquillosa.

Nos permitimos llamar la atención sobre el particular al señor gobernador del estado para que procure alejar de su administración a esos depositarios que, en vez de contribuir al progreso de una entidad federativa, pueden conducirla al desprestigio.

 

Nota Bene: Véase la nota del editor de las Obras Completas de Ricardo Flores Magón aquí.

 

Fuente:

Obras Completas de Ricardo Flores Magón. REGENERACIÓN (1900-1901) Primera Parte.
Artículos escritos por Ricardo Flores Magón en colaboración con Jesús y Enrique Flores Magón.
Jacinto Barrera Bassols INTRODUCCIóN, COMPILACIÓN Y NOTAS. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. México, 2004. pp.410-411.