Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

          1889

          1888

          1887

          1886

          1885

          1884

          1883

          1882

          1881

          1880

      1870-1879

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1880-1889 > 1885

Discurso de Porfirio Díaz al abrir las sesiones ordinarias del Congreso. Abril 1, 1885. Discurso de Porfirio Díaz al abrir las sesiones ordinarias del Congreso. Septiembre 16, 1885.
Abril 1, 1885. Septiembre 16, 1885.

El General D. Porfirio Díaz, al abrir el Congreso el segundo período del primer año de sus sesiones, el 1 de Abril de 1885.

Señores Diputados:

Señores Senadores:

Llamado segunda vez, por el voto de mis conciudadanos, á desempeñar el Poder Ejecutivo, nada es tan grato y honroso para mí como venir á claros cuenta, en cumplimiento de la Constitución, del estado general que guardan los negocios de la, República.

Nuestras relaciones con los gobiernos extranjeros han continuado bajo el mismo pie de cordialidad que en Septiembre último, no tomando en cuenta algunas dificultades, que podrían llegar á ser de gravedad, con la República de Guatemala.

El 13 de Agosto de 1884 un mexicano de nacimiento, pero al servicio de aquella República, en clase de Coronel, penetró con cien hombres de guardia nacional guatemalteco, en nuestro territorio, y cometió diversos atentados.

Tres días antes, algunos refugiados centro—americanos en Chiapas, habían hecho una incursión á Malacatán, no obstante la activa vigilancia ejercida sobre ellos por nuestras autoridades.

Limitáronse dichos refugiados á penetrar en Malacatán y salir de la población al poco tiempo, sin cometer otros desórdenes. Volvieron á nuestro territorio, y en el acto se les persiguió con tal empeño por las tropas mexicanas, que varios de ellos fueron aprehendidos y sometidos á la justicia federal, quitándoseles algunas armas y pertrechos.

En cuanto á los atentados cometidos en nuestro territorio, se levantaron con prontitud y justificación, por nuestras autoridades civiles y militares, las respectivas informaciones, y se hicieron las debidas protestas diplomáticas ante el Gobierno de Guatemala.

Pronto se le presentará la reclamación correspondiente, con todos los comprobantes indispensables, para que obtengan reparación completa, así el honor del país, como los intereses de los mexicanos agraviados.

En estos días ha ocurrido un acontecimiento que llama vivamente la atención de nuestro pueblo en general, como la llamará sin duda en las demás naciones del mundo americano.

El Presidente de Guatemala, según él mismo me lo comunicó por telégrafo, y fué notificado por la Legación Guatemalteca á nuestra Secretaría de Relaciones Exteriores, decretó por sí la unión de las cinco Repúblicas de Centro-América, y se declaró Jefe Supremo Militar de todas ellas, á fin de reducirlas por la fuerza á un solo Estado. Nicaragua, El Salvador y Costa Rica, protestando enérgicamente contra tal declaración, han ocurrido á la República Mexicana en solicitud de apoyo para la defensa de su autonomía, seriamente amenazada por semejante paso y por los preparativos de invasión que se hacían en Guatemala.

Desde luego, comprendiendo los deberes que á México imponen su honor y sus sentimientos de justicia, su vecindad respecto á los beligerantes y sus peculiares relaciones con el gobierno agresor, contesté el mensaje del Sr. General Barrios, y el Secretario de Relaciones dió contestación á la, nota del Señor Ministro de Guatemala, reprobando con toda franqueza el acto en cuestión, á la verdad inexcusable ante el derecho de gentes.

La actitud en que con tal motivo nos hemos colocado, bien conocida en virtud de la publicación que inmediatamente hizo el "Diario Oficial," parece haber merecido la aprobación de todos los mexicanos.

Natural era su noble simpatía para con los pueblos injustamente amenazados, y natural que esos pueblos acogieran, como ha sucedido, con generoso reconocimiento y verdadero entusiasmo, las contestaciones favorables á su causa que hasta ahora han emanado del Gobierno.

Graves son, sin duda, las dificultades que puede presentarnos esta emergencia internacional, con motivo de la crisis que atraviesa la Hacienda pública; mas sean cuales fueren, el Ejecutivo está resuelto á sostener la actitud que corresponde á la República, y cuenta al efecto con vuestra cooperación patriótica, necesaria en este caso para mantener incólumes la honra y los intereses nacionales.

La República de Costa Rica y los reinos unidos de Suecia y Noruega han acreditado, por primera vez, representantes cerca de este Gobierno. Se me ha anunciado la próxima llegada de un Ministro de Nicaragua, y más tarde vendrán representantes de China y Portugal, animados sus países del deseo de cultivar relaciones políticas y comerciales con el nuestro.

Proponiéndome activar las negociaciones para la celebración de tratados de amistad y comercio con Francia, la Gran Bretaña y los reinos de Suecia y Noruega, acordó el nombramiento de Plenipotenciarios ad hoc, los cuales están desempeñando aquí su encargo con todo el empeño debido, á fin de obtener un resultado conveniente á los mismos intereses de las altas partes contratantes.

Por la Secretaría del ramo se remitirá á la Cámara de Senadores un nuevo tratado de extradición de criminales, celebrado por el Gobierno de los Estados Unidos de América con nuestro Ministro en aquella República, en el cual se consignan algunos principios modernos que no pudieron tenerse presentes en el de 1861, y se establece con toda claridad que ambos Gobiernos podrán entregar á sus propios nacionales, cuando así lo juzgaren conveniente para que no queden impunes los delitos.

También se someterá á la ratificación del Senado, un artículo adicional á la Convención comercial concluida en Washington el 20 de Enero de 1883, entre los Estados Unidos Mexicanos y los de América, por el cual se prorroga hasta el 20 de Mayo de 1886, la vigencia del artículo octavo de dicha Convención, sobre expedición de leyes que la misma requiera para su cabal cumplimiento.

Un importante proyecto de ley relativa á los derechos de extranjería y naturalización confiado por la Secretaría de Relaciones á la pericia de un ilustre jurisconsulto mexicano, os será igualmente presentado con ligeras modificaciones, á fin de lograr esclarecer y fijar de una manera precisa, diversos puntos del derecho internacional, sujetos hoy á frecuentes controversias.

Creyendo el Ejecutivo que el desarrollo que ha tomado nuestro comercio, ameritaba una revisión al reglamento consular expedido en Septiembre de 1871, para que estuviese además conforme con el Código mercantil vigente y con los otros Códigos que han sido reformados, nombró una Comisión que redactase un proyecto de modificaciones á dicho reglamento.

Formado el proyecto, y oído el parecer de nuestras Legaciones y Consulados, pronto se expedirá en forma de decreto.

Por segunda vez, desde el año de 1877, la trasmisión del Poder Ejecutivo de la Unión, se ha efectuado, al concluir el período constitucional, sin que ningún incidente haya venido á turbar la solemnidad del acto.

Con la propia regularidad se han verificado en los últimos meses las elecciones para la renovación de los Poderes públicos, en los Estados en donde correspondía, hacerla conforme á, sus leyes constitucionales.

Estos hechos demuestran que la paz está definitivamente consolidada entre nosotros, y que las instituciones democráticas van arraigándose en las costumbres del pueblo.

En sus relaciones oficiales con los Poderes de los Estados, el Ejecutivo ha seguido manteniendo la más completa armonía.

Ocurrió en Coahuila un conflicto político del que ya tienen conocimiento las Cámaras; y la de Senadores, en uso de sus facultades y por decreto de 11 de Diciembre último, declaró que los Poderes constitucionales de aquel Estado habían desaparecido.

El Ejecutivo, en observancia de un precepto constitucional, y con aprobación de la referida Cámara, nombró un Gobernador provisional, á fin de que convocase á las elecciones, con arreglo á la Constitución de aquella entidad federativa.

Erigido, por decreto de 12 de Diciembre próximo pasado, el séptimo cantón del Estado de Jalisco en Territorio de Tepic, y promulgada debidamente esa reforma constitucional, fué indispensable proveer en la esfera administrativa á la ejecución de dicha ley, y al efecto se dictaron, con un carácter meramente provisional, algunas providencias de las que se ha remitido informe al Congreso por conducto de la Comisión permanente.

Ya se os dirige una iniciativa sobre la organización del nuevo Territorio, y en vista de ella dictaréis la resolución que fuere oportuna.

No obstante las circunstancias generales del país y la crisis económica que hoy experimenta el Ejecutivo, consagrando una atención especial al importante ramo de Correos ha procurado cubrir, con la regularidad posible, todos sus gastos, é introducir en él diversas mejoras.

El nuevo Código Postal y sus reglamentos exigieron un aumento, así en el personal como en los gastos del Correo, justamente cuando la rebaja de los portes debía producir y produjo otra de no escasa importancia en los ingresos.

Aunque esto originó algunas dificultades, el crecimiento progresivo de la correspondencia hace esperar que dentro de algún tiempo desaparezca el deficiente que en la actualidad tienen los fondos, y con él muchos de los obstáculos que se han opuesto á la conveniente y definitiva organización del ramo.

Las diversas líneas de ferrocarriles, especialmente la del Central, han contribuido bastante á facilitar y acelerar las comunicaciones postales, no sólo en el interior del país, sino también con el exterior por el intermedio de los Estados Unidos.

Si el Senado llega á aprobar la convención postal que se celebró con ese país, ella influirá no poco en la regularidad y economía del ser vicio internacional, y hará cesar algunas dificultades de detalle, que la práctica ha venido señalando.

Próximamente quedará establecido en esta Capital el servicio urbano, en una forma análoga á la que tiene en las ciudades más importantes de los Estados Unidos y Europa. En general, puedo asegurar al Congreso que ramo tan interesante como el de Correos, es y será objeto de la preferente solicitud del Ejecutivo, quien procurará ponerlo á la altura que guarda en todos los pueblos cultos.

Se han celebrado últimamente, con empresas de vapores, dos contratos Tara el transporte de la correspondencia entre algunos de nuestros puertos, y además á otros del extranjero, lográndose que el servicio se haga sin subvención alguna y sólo á cambio de las exenciones y preferencia en el despacho de que disfrutan todos los vapores subvencionados.

Se contrató asimismo con uno de los empresarios del vapor "Estado de Sonora," perdido á fines del año próximo pasado, la continuación, con otros buques, del servicio que aquél desempeñaba.

Habiendo desaparecido casi por completo la epidemia de cólera que reinó en algunos puntos de Europa, pareció conveniente modificar las disposiciones sobre cuarentena antes dictadas por el Gobierno; pero se hizo en términos de que, si por desgracia vuelve á aparecer la enfermedad en otros lugares, el país esté prevenido en lo posible para evitar su invasión.

Después de un detenido estudio, se ha fijado ya el lugar que pareció más á propósito por sus condiciones, en los alrededores de esta capital, para que desde luego se principie en él la construcción de la Penitenciaría del Distrito; obra en la cual el Ejecutivo tiene el mayor interés, para satisfacer una apremiante exigencia de la cultura que ha alcanzado México.

El Nacional Monte de Piedad continúa pagando su crédito pasivo, cuyo monto ha disminuido mucho, y esto hace esperar que muy pronto quedará completamente saldado.

El ramo de Beneficencia se estudia con el mayor cuidado por el departamento respectivo, á fin de prepararle una organización adecuada que llene su noble objeto. Entretanto son atendidos todos los establecimientos, y marchan con bastante regularidad.

En el ramo de Justicia, por decreto de 13 de Octubre de 1884, fué promulgada la declaración de las personas elegidas para cubrir las vacantes en la Suprema Corte de Justicia Nacional, y los nuevos Magistrados han tomado ya posesión de su encargo.

En uso de la facultad consignada en la ley de 31 de Mayo de 1884, el Ejecutivo, por decreto de 11 de Noviembre del mismo año, fijó la radicación del Tribunal de Circuito de Veracruz en la ciudad de Orizaba.

Promulgada la resolución del Poder Legislativo señalando la ciudad de Chihuahua como residencia del Tribunal de Circuito que comprende los Juzgados de Distrito de Durango, Chihuahua y Paso del Norte, se han librado las órdenes conducentes para la translación de dicho Tribunal de la ciudad de Durango, donde ha residido, á la de Chihuahua.

Las elecciones de Magistrados y jueces del Distrito Federal se verificaron de conformidad con la ley de 20 de Noviembre de 1882; y el día primero de Enero del corriente año tomaron posesión de su encargo esos funcionarios.

Declarado Territorio Federal el séptimo Cantón del Estado de Jalisco, el Ejecutivo se vió en la necesidad de proveer á la Administración de Justicia en dicho Territorio; y al efecto dictó las providencias convenientes.

Sus actos, á este respecto, se han sometido ya á la aprobación del Poder Legislativo, á reserva de lo que el mismo Poder tenga á bien determinar sobre el arreglo definitivo del Territorio de Tepic.

A fin de expeditar la administración de justicia en el fuero federal, removiendo los obstáculos é inconvenientes que se notan en la legislación respectiva, se ha encargado á una Comisión de tres jurisconsultos distinguidos, que redacte un proyecto de Códigos de Procedimientos para los Tribunales de la Federación. Atento el laudable empeño que muestran los comisionados, espero que pronto podrá presentarse la iniciativa correspondiente.

Pasando al interesante ramo de Instrucción Pública, debo informaros que se han dictado, por vía de ensayo, algunas providencias para promover la asistencia de los alumnos menesterosos, que por falta de alimento no concurrían á las escuelas primarias.

Se ha convocado para las oposiciones que previene la ley, á fin de proveer las Vacantes ocurridas en las Escuelas Nacionales. Una de las convocatorias se refiere á la cátedra de telegrafía práctica, cuya importancia podrá calcularse por el hecho de que en los telégrafos del Gobierno se ha empleado ya, con buen éxito, á varias discípulas de la Escuela Secundaria de niñas y de la Preparatoria.

Con el objeto de vigilar debidamente el orden y la moralidad de los alumnos, se ha aumentado el número de los prefectos en la Escuela Preparatoria. También se ha establecido otra cátedra de latinidad para los cursantes de primer año, á fin de evitar los inconvenientes de la aglomeración de alumnos bajo la dirección de un solo profesor.

Por último, terminado ya el laborioso y delicado estudio necesario para la fundación de la Escuela Normal de Profesores, se someterá á, la resolución del Congreso, en el próximo período de sesiones, el proyecto de ley respectiva.

Los trabajos en los ferrocarriles se han resentido del estado general, no sólo del país, sino de los mercados extranjeros; y por lo mismo, el aumento de kilómetros construidos de Diciembre á la fecha ha sido pequeño. Asciende el total de kilómetros existentes á cinco mil novecientos quince de vía herrada y en explotación, en toda la República.

El desarrollo de algunas de las líneas y la influencia que necesariamente ejercen en el país, ha hecho que la cuestión de tarifas sea una de las más importantes.

Dedicándole especial atención, he nombrado una Comisión que la estudie, y á la que se han pasado las tarifas existentes, aprobadas sólo como provisionales para algunas empresas, con las observaciones que les han hecho algunos particulares y aun corporaciones, como la Confederación Mercantil y la Sociedad Agrícola.

Las líneas telegráficas de la Federación han tenido un aumento de seiscientos cuarenta y dos kilómetros, que agregados á los que existían en Septiembre último, forman un total de veintiún mil ciento cincuenta y ocho.

Los productos mexicanos enviados á la Exposición de Nueva Orleans llegaron felizmente á su destino, excepto una colección de Historia natural, que se perdió en el incendio del vapor que la conducía.

Fué repuesta en gran parte y está ya en aquella ciudad. Según los informes recibidos, nuestros productos han llamado justamente la atención, tanto por su variedad, como por el carácter eminentemente nacional que tienen muchos de ellos.

Con el fin de obtener terrenos para la colonización y de averiguar la extensión de los de propiedad nacional, la ley vigente autoriza la formación de empresas que se ocupen en el deslinde y medición de los terrenos, recibiendo como remuneración hasta la tercera parte de los que midan y deslinden.

Las Empresas autorizadas al efecto, han continuado sus trabajos, y pronto se tendrá disponible una extensión considerable de terrenos públicos.

Las colonias establecidas con familias en número variable de extranjeros y algunos mexicanos, continúan sin interrupción sus faenas agrícolas. La Colonia de la Ascensión, formada en el Estado de Chihuahua, cerca de la línea divisoria, de antiguos mexicanos que residían en los Estados Unidos, ha terminado el deslinde y medición de los terrenos que le concedió especialmente el Congreso.

Ya se le ha enviado su título de propiedad, y tanto por esto, como por su adelanto y desarrollo, es de esperarse que llegue á ser una de las poblaciones más importantes de nuestra frontera del Norte.

Los trabajos del trazo de la línea divisoria entre México y Guatemala, han continuado con regularidad, no obstante las dificultades que ha presentado el terreno á las Comisiones de los dos países.

Conforme al tratado relativo, celebrado con los Estados Unidos, para el establecimiento de los monumentos de la línea limítrofe, México envió oportunamente su Comisión á la frontera; pero no habiendo votado el Congreso de aquel país el presupuesto de la Comisión americana, no vino ésta á la frontera y, pasado algún tiempo, se retiró la nuestra. Como ahora el Congreso referido votó ya una suma para aquellos trabajos, luego que venga la Comisión respectiva á la frontera, México enviará la suya.

Con motivo de haber comenzado á regir el nuevo Código de minería el 1 de Enero de este año, se hicieron las elecciones de Diputaciones del ramo en veintiún Distritos mineros, con sujeción al reglamento para su organización.

Examinados ya y aprobados los expedientes respectivos que han venido á la Secretaría de Fomento, se han declarado legalmente establecidas muchas de ellas, y funcionan al presente con toda regularidad.

Para concluir lo relativo á Fomento, me permito recomendaros el despacho de algunas iniciativas sometidas ya á las Cámaras, como la de Patentes de invención y la de reglamentación de ríos navegables.

En el día señalado por nuestra Constitución, se presentó á la Cámara de Diputados la cuenta, del año anterior y el proyecto de presupuestos para el año siguiente.

Espero de la sabiduría y patriotismo del Congreso, que ocupándose asiduamente durante el actual período legislativo, en el examen de las cuestiones que se relacionan con los impuestos y los gastos públicos, encontrará oportuno remedio á las serias dificultades que rodean nuestra situación financiera.

Al encargarme del Poder Ejecutivo, consideré como la necesidad más apremiante aumentar las entradas del Erario, y establecer algunas economías, para que pudieran hacerse con la puntualidad debida los gastos ordinarios de administración, que por circunstancias anormales no habían podido verificarse con regularidad en varios meses.

Obedeciendo á estas miras celebróse por el Ministerio de Hacienda, con el Banco Nacional, un arreglo con el fin de lograr la liberación de las rentas públicas, reduciendo las asignaciones que sobre ellas tenía aquel establecimiento, en virtud de contratos anteriores.

Pactóse que todas las deudas que el Gobierno tuviera con el Banco hasta el 30 de Noviembre último, serían liquidadas hasta esa fecha, cubriéndose el saldo que contra el Erario resultara, con el quince por ciento sobre los derechos de importación; que los productos líquidos de la Lotería Nacional continuarían afectos á las mismas obligaciones á que entonces lo estaban; que el adeudo que apareciera en favor del Banco le sería pagado sin interés alguno, con excepción tan solo del saldo de la cuenta corriente, el cual conforme á la concesión debía ganar un seis por ciento al año; y, por último, que ciertos créditos pertenecientes á particulares, que, aunque se cobraban por conducto del Banco, no pertenecían á su fondo, serían cubiertos gradualmente y en el orden que les correspondiera con una asignación de cien mil pesos mensuales.

En virtud de este convenio quedaron hasta cierto punto redimidas las rentas públicas, pesando únicamente sobre ellas el quince por ciento asignado al Banco y las cuotas fijadas á los ferrocarriles y á las obras de los puertos por anteriores contratos, pudiendo así el Erario disponer de poco más de sesenta por ciento sobre los ingresos de las aduanas, cuando pesaban sobre ellos gravámenes que los absorbían casi en su totalidad.

El Ejecutivo juzgó que era preferible este arreglo á solicitar un nuevo empréstito, ya porque dadas las obligaciones que sobre la hacienda pública gravitaban, no parecía conveniente imponerle un nuevo compromiso, y ya porque creyó que no sólo debía atenderse á las necesidades rentísticas del país, sino también cuidarse muy especialmente de no paralizar sus fuerzas productoras.

Por eso juzgóse más prudente procurar el aplazamiento en el pago de las obligaciones contraídas, ventaja que llegó á obtenerse merced á la benevolencia y equidad del Consejo de Administración de dicho Banco.

Considerando que el remedio urgente de nuestro estado económico consistía en mejorar nuestros ingresos y en establecer algunas economías en la administración pública, dispuse que se dirigiera al Congreso una iniciativa, pidiéndole autorización para, modificar las leyes de impuestos, y para reformar las oficinas federales.

El Poder Legislativo se sirvió otorgarme esta alta prueba de confianza, y en ejercicio de semejante facultad se han modificado la Ordenanza General de Aduanas y las diversas leyes que extendieron el impuesto del Timbre á varias mercancías, fijando una base que hiciera menos molesto el pago de la contribución.

Se han reformado también las plantas de algunas oficinas, suprimiéndose el cuerpo de administración general, y actualmente tiene en estudio la Secretaría de Hacienda un plan general de organización administrativa del ramo, para el cual ha consultado la opinión de personas competentes.

Inspirándose el Ejecutivo en estas ideas, dispuso desde el día 2 de Diciembre que cesaran en todas las oficinas federales los empleados supernumerarios, auxiliares ó agregados.

Ordenó también que todos los que conforme á las leyes debieran caucionar su manejo, lo verificasen en el perentorio plazo de dos meses, y los que no lo hicieran, así como los que careciesen del respectivo despacho, cesaran de percibir sueldos.

Me es grato informar al Congreso que estos primeros pasos para remediar nuestra complicada situación económica, han comenzado á producir buen efecto, pues se ha podido desde Diciembre hasta hoy cubrir con puntualidad los sueldos y asignaciones marcados en el Presupuesto, se ha pagado el noveno dividendo de la deuda americana, y se ha conseguido que las rentas mejoren, tendiendo á recobrar su antiguo nivel.

El Ejecutivo se propone acelerar esta mejora por medio de disposiciones que favorezcan el movimiento mercantil, impidan el contrabando y robustezcan la vitalidad del país, siguiendo al mismo tiempo, como invariable regla de conducta, un programa de orden y economía.

Si bien hasta hoy han podido cubrirse los gastos y asignaciones originarios de la Administración, estamos muy distantes de tocar una situación bonancible, pues mientras pesen sobre el Erario las obligaciones que se derivan de la deuda flotante y de la consolidada, sin estar definido su pago mediante alguna operación conveniente, será de todo punto imposible conseguir que renazca el crédito, poderoso elemento sin el cual no podrá esperarse el capital extranjero, que tanto necesitan las diferentes empresas del país para su fomento y desarrollo.

Profundamente convencido de que sin este remedio no podrá lograrse la consolidación de nuestra Hacienda, acordé que se nombrara una Comisión compuesta de personas de notoria competencia, para su estudio, encargándoles que formulasen, con sujeción á las bases fijadas por la ley de 14 de Junio de 1883, un proyecto para el arreglo de la deuda nacional.

La Comisión, con un celo y asiduidad dignos de todo elogio, celebra frecuentes sesiones, y es probable que pronto pueda presentar el fruto de sus ilustradas tareas.

Difíciles son en verdad, pues la República, si bien debe respetar y cumplir los compromisos en que está empeñada la fe de su palabra, debe también velar por la inviolabilidad de sus legítimos intereses, no imponiéndose indiscretamente nuevas obligaciones á que no pudiere dar el debido cumplimiento.

Parece oportuna esta ocasión para informar al Congreso que desde el mes de Enero dispuse que se notificara formalmente al Sr. D. Eduardo Noetzlin, que había concluido el encargo que se le confirió para negociar la conversión de la, deuda mexicana en Londres; pues no habiendo sido ratificado el Convenio por el Poder Legislativo, en el anterior período de sesiones, debía, según lo estipulado en alguno de sus artículos, darse por terminado el asunto y por fenecidos los derechos y obligaciones que se pactaron.

Como consecuencia de esta notificación, no habiendo ya motivo para insistir en aquel arreglo, he creído conveniente que se retirase la iniciativa que sobre esta materia se os había dirigido en el mes de Octubre del año anterior.

Nuestro disciplinado y valiente Ejército ha continuado prestando importantes servicios á la causa de la paz pública.

Desde principios de Agosto de 1884 comenzaron á verse amagados los pueblos de Navajoa y Álamos, por varias partidas de indios de las tribus Yaqui y Mayo; pero habiéndose destacado fuerzas federales y auxiliares á los puntos amagados, bastó su presencia, con algunos pequeños combates, para que los indios se retiraran.

Una discordia suscitada á fines de Enero del corriente año entre los indios de la tribu yaqui, fué oportunamente terminada por fuerzas del sexto batallón y del primer cuadro de regimiento, lográndose impedir el ataque á la plaza de Guaymas, que habían intentado los rebeldes.

En San Jerónimo, Estado de Guerrero, desde los primeros días de Octubre de 1884, hubo un ligero trastorno del orden público. Perseguidos activamente por fuerzas federales y por la mayor parte de los vecinos del lugar, los sediciosos fueron ahuyentados; y aprehendidos varios de ellos, se les sometió á juicio.

No tuvo buen éxito para sus autores una sublevación ocurrida en el Territorio de Tepic á mediados de Octubre último, y repetida á fines del mes pasado, porque habiendo ido á batirlos tropas federales, se vieron los insurrectos obligados á desbandarse, y sus caudillos á ocultarse en la, misma sierra.

En el Estado de Nuevo León hubo en Noviembre del año pasado un pequeño disturbio en Salinas Hidalgo, por cuestiones meramente locales. Lograron los descontentos derrotar una fuerza del Estado, mas fueron despachadas en su persecución fuerzas del 29 y 139 regimientos, y se ha conseguido reducirlos al orden. Pasaron algunos de ellos á Coahuila y Tamaulipas, donde fueron perseguidos con buen suceso, quedando la paz completamente restablecida.

Mandado revisar el reglamento del Colegio Militar, la Comisión nombrada al efecto ha consultado las reformas oportunas. Con ellas mejorará el servicio económico del establecimiento, y se dará al plan de estudios la extensión necesaria para obtener en el Ejército oficiales ilustrados y científicos.

Sin necesidad de nuevos recursos se ha puesto en movimiento la Maestranza Nacional de Artillería y Fábrica de Armas, donde se están construyendo con grande actividad y economía municiones para armas portátiles y proyectiles de cañón de varias clases.

Han trabajado con empeño las Comisiones nombradas para proponer, en vista de las objeciones presentadas por el servicio, las reformas que convenga introducir en la nueva Ordenanza General del Ejército, el Código de Justicia Militar, y los Reglamentos de Maniobras de Infantería y Caballería, estando ya estos últimos en prensa.

El 31 de Diciembre próximo pasado se expidió una circular sobre juicios de desatores, que ha facilitado notablemente esos juicios, de tal suerte, que sólo desde entonces á la fecha la Suprema Corte de Justicia Militar ha podido despachar cerca de ochocientas causas.

Con motivo de los acontecimientos de Centro-América, de que os dí cuenta al principio, se han acordado las providencias necesarias para la defensa de nuestras fronteras, y la concentración del Ejército en puntos convenientes, á fin de tenerlo listo para lo que exija cualquiera determinación del Congreso; habiéndose mandado al propio tiempo alistar material y vehículos en cantidad suficiente.

He ordenado asimismo que el vapor "Demócrata," perteneciente á la escuadrilla del Pacífico, se dirija á los puertos centro-americanos en protección de los intereses de nuestros nacionales.

Señores Diputados:

Señores Senadores:

Por el Informe que en términos generales he tenido la honra de haceros, acabaréis de comprender cuán grave es hoy la responsabilidad anexa al puesto que la nación me ha confiado, cuán serias las dificultades que desde el principio rodean á la presente Administración, sobre todo, en el ramo vital de Hacienda.

Mas por muy embarazosa que sea, realmente la situación para el Ejecutivo, puedo asegurar, señores, que no me desalienta; y no porque confíe en mis débiles recursos, sino porque abrigo la, plena confianza de vuestra eficaz cooperación, inspirada por el patriotismo, y en la valiosa ayuda del pueblo mexicano que, en circunstancias análogas, me ha favorecido tantas veces.

Respuesta del Presidente del Congreso, Lic. D. José H. Lozano.

Señor Presidente:

El duodécimo Congreso de la Unión ha escuchado vuestro Mensaje con la atención debida á la grande importancia que tienen para el país su actual situación, las dificultades momentáneas, pero graves, con que tropieza, y las fundadas esperanzas de allanarlas que tiene la Administración que se inauguró el 19 de Diciembre del año próximo pasado, á cuyo frente os encontráis por segunda vez, llamado por el voto popular.

Es grato al Congreso Nacional saber que nuestras relaciones exteriores se conservan bajo el mismo pie de cordialidad y armonía que tenían en Septiembre último; no tomando en cuenta las dificultades con la República de Guatemala, que podrán afectar cierto carácter de gravedad.

Queda impuesto el Congreso de las providencias dictadas por el Ejecutivo para procurar la satisfacción debida por el ultraje y atentados cometidos en nuestro territorio por una partida de cien hombres de la guardia nacional guatemalteca que lo invadió en Agosto del año anterior.

En cuanto á los nuevos sucesos de Guatemala, con motivo de las pretensiones de su Gobierno para fundir en una sola nacionalidad las Repúblicas de Centro-América, el Congreso ve con satisfacción que el Ejecutivo, interpretando fielmente los sentimientos de la Nación, reprueba ese acto atentatorio, como lo reprobarán sin duda todos los pueblos libres, especialmente los del Continente Americano.

Es igualmente satisfactoria la actitud de precaución que toma nuestro Gobierno para estar prevenido, en todo evento, contra los proyectos ambiciosos de un Gobierno vecino, en cuanto esos proyectos pudieran trastornar la paz de la República y comprometer sus intereses y su decoro.

Ve con satisfacción el Congreso que, á excepción hecha del estado de nuestras relaciones con la República de Guatemala, otros gobiernos, tanto de este continente como del antiguo, nos brindan con su amistad acreditando sus representantes cerca de nuestro Gobierno, y que se han mandado abrir las negociaciones convenientes para la celebración de tratados de amistad y comercio con Francia, la Gran Bretaña y los reinos de Suecia y de Noruega.

El Senado consagrará sin duda la debida atención al nuevo tratado de extradición celebrado con los Estados Unidos de América por nuestro Ministro en esa República, el que anunciáis que muy pronto será sometido á su consideración, así como el artículo adicional á la convención comercial concluida en Washington el 20 de Enero de 1883.

El proyecto de ley relativo á los derechos de extranjería y de nacionalización, así como las reformas convenientes al reglamento consular expedido en Septiembre de 1871 para armonizar sus disposiciones con el espíritu del nuevo Código Mercantil, son trabajos cuya importancia é interés ha ocupado, muy justamente, la atención de la Secretaría de Relaciones.

El Congreso consagrará, la suya al proyecto de ley de extranjería tan luego que le sea presentado, pues no desconoce la imperiosa necesidad de que se llene convenientemente ese vacío de nuestra legislación, muy imperfecta é incompleta en esta parte.

Aplaude el Congreso que la paz pública se conserve inalterable, facilitándose así la práctica de nuestras instituciones y su progresivo desarrollo. Dan testimonio de este hecho importantísimo la trasmisión pacífica del Poder Ejecutivo en el tiempo y formas prescritas por la ley, la solución que en el terreno constitucional han tenido el conflicto político ocurrido en el Estado de Coahuila, y las dificultades que en el Estado de Jalisco hicieron necesaria la creación de su séptimo Cantón en Territorio: por último, la facilidad con que se han reprimido los pequeños disturbios que en algunos Estados han amenazado trastornar la paz pública.

Espera el Congreso que las dificultades que en el ramo de Correos se presentan por el aumento del personal y por los mayores gastos que ha sido necesario impender con motivo del nuevo Código Postal, desaparezcan pronto, y confía en que el Ejecutivo logrará poner ese servicio á la altura que guarda en los pueblos cultos.

El establecimiento de una Penitenciaría que ponga en el terreno práctico nuestra legislación penal á la altura de sus teorías, y que satisfaga las exigencias de la filosofía, de la civilización y de la conveniencia pública, es sin duda una de las más grandes necesidades que actualmente se hacen sentir ; y visto el empeño con que la Secretaría de Gobernación ha comenzado á realizar tau importante mejora, el Congreso tiene fundada esperanza de que se llevará á un término feliz durante vuestra Administración.

El convenio hecho con la Empresa de Vapores que recorren el Pacífico para la conducción de nuestra correspondencia, y el tratado postal concluido por la Secretaría de Gobernación con los Estados Unidos de América para facilitar la circulación de la misma, son actos importantes que merecen no sólo la aprobación sino los aplausos del Congreso.

La Representación Nacional ha oído con satisfacción que en los ramos correspondientes á la Secretaría de Justicia, la marcha de la, administración ha sido la marcada por la ley y que se procuran los adelantos convenientes, así en la legislación como en la parte relativa á la Instrucción Pública.

También se ha impuesto, por vuestro Mensaje, del estado en que se encuentran nuestras mejoras materiales, cuyo desarrollo ha tenido que limitarse, á consecuencia de las dificultades por que atraviesa el estado financiero del país.

Se impone con satisfacción de que nuestros productos, tanto por su variedad como por su carácter eminentemente nacional, han llamado la atención en la Exposición de Nueva Orleans, y espera que esta circunstancia influya poderosamente en el desarrollo progresivo de nuestras relaciones comerciales con la primera nación del Continente Americano.

A este efecto y á nuestro engrandecimiento en el interior, contribuirán, sin duda también eficazmente, las medidas adoptadas para promover y mejorar la colonización en nuestro territorio, especialmente si se fomenta el establecimiento de colonias que ofrezcan en nuestra patria elementos de bienestar á los mexicanos residentes al otro lado de nuestras fronteras.

Las iniciativas presentadas por el Ejecutivo en el ramo de Fomento, lo mismo que en los demás, serán debidamente estudiadas y despachadas por el Congreso, animado como está del deseo de ayudar en la órbita de sus facultades constitucionales, todo pensamiento del Gobierno que tienda al bien y prosperidad de la República.

La Cámara de Diputados examinará con la debida detención la cuenta presentada por el Ejecutivo, correspondiente al año fiscal que terminó el 30 de Junio último, lo mismo que el proyecto del presupuesto para el nuevo año que comenzará el 19 de Julio, procurando al resolver las cuestiones que se relacionan con los presupuestos, aplicar el remedio posible á las serias dificultades de la actual situación financiera.

Ve con gusto el Congreso que esas dificultades han fijado de una manera notable la atención del Ejecutivo; que éste ha consagrado á su solución del momento un grande empeño; y que las medidas acordadas á ese fin, y los arreglos hechos con el Banco Nacional, han producido los buenos resultados que era de esperarse, lográndose hacer frente á la situación en los meses que van transcurridos del 1 de Diciembre último á la fecha.

Mucho espera á este respecto la Representación Nacional, y confía en que las buenas medidas del Ejecutivo, especialmente en el uso de las autorizaciones que se le tienen acordadas para modificar las leyes de impuestos y para reformar las oficinas federales, produzcan el efecto deseado, en términos de que en una época no lejana la Hacienda pública se encuentre libre de los compromisos actuales y en situación de cubrir el servicio del presupuesto con toda regularidad. En esta parte, me atrevo asegurar que la confianza del Congreso es completa: vuestro patriotismo y vuestra probidad así lo garantizan.

Los pequeños trastornos causados por partidas de las tribus Yaqui y Mayo en el Estado de Sonora, lo mismo que los que han tenido lugar en los de Guerrero y Nuevo León y en el Territorio de Tepic, todos pronta y eficazmente reprimidos, dan testimonio de que el país protesta de la manera más enérgica contra toda tentativa revolucionaria, con la convicción de que la práctica sincera de nuestras instituciones y el respeto á la ley son los principales elementos de la paz, del bienestar y del adelanto de la República.

Las medidas de precaución adoptadas por el Gobierno con motivo de los acontecimientos de Centro-América para la protección y defensa de nuestras fronteras, merecen sin duda la aprobación de las Cámaras.

Aún no sabemos el desarrollo que sucesos futuros darán al pensamiento concebido y puesto en ejecución por el Presidente de Guatemala; pero es prudente prevenir ese desarrollo en lo que acaso pueda afectar nuestros intereses ó nuestra honra.

Señor Presidente:

No habéis disimulado, al cumplir con el precepto constitucional que inspira vuestro Mensaje, las serias dificultades de la actual situación; las habéis trazado á grandes rasgos con la sinceridad de vuestro carácter, y habéis manifestado la confianza que tenéis en que desaparecerán, contando con la eficaz cooperación de las Cámaras y con la valiosa ayuda del pueblo, que por segunda vez ha confiado sus destinos á vuestro patriotismo.

Me creo autorizado para asegurar, interpretando el sentimiento del 12 Congreso de la Unión, que tendréis esa cooperación, y por lo mismo que un éxito feliz coronará vuestros esfuerzos y los del Congreso, satisfaciendo así las legítimas aspiraciones del pueblo mexicano.

El General Díaz, al inaugurar el 12 Congreso el primer período del 2 año de sesiones, el 16 de Septiembre de 1885.

Señores Diputados:

Señores Senadores:

En el discurso que tuve la honra de leer ante la Representación Nacional el 1 de Abril del corriente año, manifesté que nuestras relaciones con los Gobiernos extranjeros habían continuado bajo el mismo pie de cordialidad que en Septiembre del año anterior; no tomando en cuenta algunas dificultades, que habrían podido llegar á ser de gravedad, con la República de Guatemala.

El Congreso recordará la actitud que el Ejecutivo tomó cuando el General D. Justo Rufino Barrios decretó por sí la unión de las cinco Repúblicas de Centro-América.

Aquella actitud mereció la aprobación, no sólo de una gran mayoría en nuestro país, sino también en otras naciones que se interesan porque el antiguo derecho de conquista no prevalezca entre los libres pueblos americanos.

La muerte del General Barrios en los campos de Chalchuapa y la derogación de los decretos de aquel mal aconsejado presidente, decretada por el Gobierno provisional de Guatemala, vinieron á poner fin á la guerra y á las dificultades que nos ocasionaba.

El heroico valor de los pueblos que defendieron su autonomía y la inmediata celebración de la paz, dieron al conflicto una solución satisfactoria que todo el mundo civilizado no ha podido menos de aplaudir; sirviendo el ejemplo de lo ocurrido para demostrar una vez más que el respeto á la soberanía de las naciones, aunque sean pequeñas y débiles, debe ser una base incontrastable del derecho público moderno.

Me complazco en asegurar al Congreso que el actual Gobierno provisional de Guatemala ha adoptado para con México una política de sincera amistad, á la cual correspondemos con el justo deseo de estrechar los vínculos fraternales que nos unen á aquella República.

Se me ha anunciado la próxima venida de un nuevo Ministro de Guatemala, conocido por sus antecedentes como amigo de nuestro país, con el objeto especial de negociar un tratado de comercio. En su oportunidad daré cuenta del resultado de las negociaciones que se entablaren con tal motivo.

La única dificultad que tenemos pendiente con Guatemala, es el arreglo de reclamaciones fundadas en perjuicios causados á mexicanos por autoridades y tropas de dicha nación, así como por individuos armados provenientes del territorio guatemalteco.

Con el fin de resolverla de un modo equitativo y conveniente, la Secretaría del Ramo ha comunicado instrucciones á nuestra Legación en Centro-América, para que proponga al Gobierno de Guatemala la celebración de un tratado sobre establecimiento de un Tribunal mixto de reclamaciones, semejante al instalado en Washington, á consecuencia de la convención de 4 de Julio de 1868.

Con los Estados Unidos de América hemos continuado manteniendo las más cordiales relaciones. La vuelta del partido demócrata al poder, después de más de veinte años de haber ejercido el republicano, no ha importado variación alguna en la amistosa, política que reina entre ambos países.

Por lo mismo, me permito recomendar á la Cámara de Senadores, la pronta ratificación de los tratados postal y de extradición de criminales que nuestro Ministro en Washington ha negociado con aquel Gobierno, así como la aprobación del artículo adicional á la convención comercial de 20 de Enero de 1883, por el que se prorroga hasta 20 de Marzo de 1886 la vigencia del artículo VIII de dicha convención, sobre expedición de las leyes que la misma requiera para su cabal cumplimiento.

Igualmente creo de conveniencia recomendar el examen y aprobación del tratado concluido en la ciudad de Washington por nuestro representante, estableciendo ciertas reglas de interpretación acerca del artículo primero del tratado de límites de 30 de Diciembre de 1853, que eviten dificultades por las constantes desviaciones á que está, expuesto el curso del Río Bravo.

Después de numerosas y largas conferencias, el señor Ministro ad hoc de los Reinos Unidos de Suecia y Noruega y el ilustrado Plenipotenciario Mexicano nombrado para entrar en negociaciones con él, firmaron un tratado de amistad, comercio y navegación, que abraza y resuelve complicadas ó frecuentes cuestiones del derecho internacional. Este tratado será sometido muy en breve á la sabia consideración del Senado.

Con las demás Potencias amigas seguimos cultivando nuestras relaciones con el debido esmero, buscando siempre el desarrollo mutuo del comercio, sin menoscabo de otros intereses nacionales.

La Secretaría de Relaciones tiene preparada ya la memoria de su importante ramo, comprendiendo el espacio de los últimos cuatro arios, pues, por los motivos que en ella se explican, no habían podido publicarse las memorias anuales, después de la que os fué presentada el 16 de Septiembre de 1881.

En esa publicación se insertan todos los documentos necesarios para que el Congreso forme una idea exacta de los trabajos emprendidos y ventajas alcanzadas en los negocios diplomáticos y consulares de la República.

Se han mantenido felizmente en la mejor armonía las relaciones del Ejecutivo de la Unión con los Gobiernos de los Estados.

Asegurada la paz en el nuevo Territorio de Tepic, me es satisfactorio manifestar al Congreso que en toda la extensión de la República la tranquilidad es hoy completa, y que el referido Territorio continúa progresando en su organización constitucional.

Se han realizado por desgracia los temores de que hice mérito en mi anterior Informe. El cólera ha reaparecido en Europa, haciendo, sobre todo en España, numerosas víctimas; y se ha extendido á otros puntos de aquel Continente.

El Ejecutivo, desde que tuvo noticia de la reaparición de la epidemia, á fin de evitar el mal y remediarlo, en el desgraciado evento de que llegara á invadirnos, previa consulta del Consejo Superior de Salubridad, expidió la circular de 15 de Julio y su aclaratoria de 30 de Agosto último. Se ha nombrado, además, una Comisión científica que estudie esta terrible enfermedad bajo todas sus fases en los mismos puntos infestados.

Se ha recomendado también á los Gobiernos de los Estados, Distrito y Territorio, la impresión y circulación profusa de cartillas, con las instrucciones formuladas por el Consejo, sobre la higiene y tratamiento del Cólera asiático.

El Gobierno sigue ocupándose, de toda preferencia, en el mejoramiento del servicio de Correos, y aunque no se ha avanzado todo lo que fuera de desearse, se van realizando algunas mejoras.

De ellas señalaré especialmente el aumento en las comunicaciones postales entre varios puntos; el establecimiento del servicio urbano en esta capital, que ha quedado ya planteado con buen éxito y se ha extendido á las poblaciones foráneas del Distrito; la considerable rebaja en el porte de la correspondencia oficial de los Estados, y, por último, la inauguración que dentro de breves días se verificará, de las oficinas de la Administración local, arregladas de una manera más conveniente.

Considero oportuno manifestar que se ha regularizado el pago de lo que por derechos de tránsito correspondía á otros países comprendidos en la Unión Postal Universal.

Como las necesidades del Distrito crecen diariamente y son insuficientes los recursos de que disponen los ayuntamientos para cubrir sus atenciones, el Ejecutivo ha juzgado de su deber aumentarlos con impuestos moderados, que no puedan perjudicar ni al comercio ni á los particulares; y en uso de la facultad que le concedió la ley de 11 de Diciembre último, expidió el decreto de 26 de Junio, adicionado á la ley de 1867 sobre fondos municipales.

Los trabajos para la construcción de la Penitenciaría del Distrito, siguen adelantando todo lo posible.

El Monte de Piedad ha continuado amortizando su pasivo, lo mismo que el número de billetes en circulación. El Gobierno, persuadido de la importancia de esta institución, le presta todo su apoyo, y no duda que muy pronto quedarán salvados sus compromisos y se hallará en estado de proporcionar nuevamente al público todos los auxilios propios de su interesante objeto.

En los establecimientos de Beneficencia pública se introducen las mejoras posibles y se procura en los que tienen carácter de asilos ó de escuelas, que los asilados adquieran algún arte ú oficio y que formen además un pequeño capital con los productos de su trabajo.

El Ejecutivo ha creído de su deber estimular la beneficencia privada, garantizando la fiel inversión de los bienes destinados por personas generosas al servicio de la humanidad. Para ese efecto ha dictado una circular que asegura todos los intereses, siguiendo el espíritu y las elevadas miras de las leyes de Reforma.

El decreto expedido por el Congreso para que el Juzgado primero de Distrito de Veracruz resida en la ciudad de Jalapa, fué promulgado desde luego, y se instaló dicho juzgado el 17 de Junio último.

A fin de cumplir eficazmente el decreto de 3 de Junio del corriente año, el Ejecutivo, á más de hacer el nombramiento de los funcionarios y empleados judiciales de Tepic, ha procurado allanar todas las dificultades que se presentaren para que la Administración de Justicia sea pronta y expedita en el nuevo Territorio.

De acuerdo con la resolución del Congreso y en cumplimiento del mencionado decreto, se expidió, con fecha 12 de Junio último, la ley que fija los procedimientos judiciales para el ramo penal en el Territorio de Tepic.

En atención á los inconvenientes que ofrece la actual organización del registro de comercio, os recomiendo el pronto despacho de la iniciativa que se dirigió al Congreso para reformar el artículo 45 del Código Mercantil.

Por la importancia que tiene para la instrucción pública, llamaré la atención del Congreso hacia la iniciativa pendiente de discusión, para el establecimiento de una Escuela Normal.

En la Biblioteca Nacional se han emprendido algunos trabajos que son indispensables para el mejor servicio de aquel establecimiento.

A fin de que las juntas de profesores de las escuelas nacionales puedan desempeñar acertadamente las funciones que la ley de instrucción pública les encomienda respecto á la designación de textos, se ha adicionado en términos convenientes el reglamento de la citada ley. El Ejecutivo espera que los resultados correspondan al objeto que se ha propuesto en un punto tan delicado, y que tanto afecta al porvenir de la juventud estudiosa.

Los ramos que dependen de la Secretaría de Fomento han continuado desarrollándose de una manera lenta pero segura. Comenzando por el de ferrocarriles, os manifestaré que la Compañía Constructora Mexicana ha terminado 35 kilómetros, en el ramal de Morelia á Pátzcuaro, y prosigue los trabajos para llegar á esa población.

La del Ferrocarril Central concluyó veinticinco kilómetros en la línea de San Luis á Tampico, completando ciento sesenta y cinco desde aquel puerto hasta Villa de Valles, tramo que ha comenzado á explotarse.

En las líneas de Yucatán se concluyeron diez y seis kilómetros de Campeche á Calkiní, y cuatro en la de Mérida al mismo punto. La empresa de los Ferrocarriles del Distrito terminó la línea, de Atzcapotzalco á Tlalnepantla, que ha de explotarse con tracción animal, poniendo en comunicación este último pueblo con la capital y con las demás poblaciones del Distrito que enlazan las líneas de dicha empresa.

Las circunstancias del Erario no han permitido que continúen los trabajos de construcción en el Ferrocarril Interoceánico de Tehuantepec; pero se ha proveído á la conservación de las obras ya ejecutadas, y se ha autorizado la explotación del tramo entre Salina Cruz y San Gerónimo.

No habiendo cumplido con las obligaciones que contrajeron. en sus respectivos contratos las compañías de los ferrocarriles llamados "Tamaulipeco," "de Zacatecas á la Frontera," "Meridional," y "de Puerto de Lobos á la Frontera," el Ejecutivo ha declarado la caducidad de las concesiones respectivas.

Conforme al decreto de 22 de Junio último, quedó suspensa la amortización de los certificados emitidos para las obras del puerto de Veracruz, y en atención á los perjuicios que habrían resentido esas obras, si se hubieran suspendido respectivamente, el Ejecutivo arregló con la empresa constructora la conclusión del dique del Noroeste hasta el arrecife de la Caleta, y la prolongación proyectada del muelle fiscal, trabajos que se están ejecutando.

Desde Junio de 1863 se decretó la erección de un monumento en honor del padre de la independencia, en la ciudad de Dolores Hidalgo, monumento que había de ser costeado por los Estados, el Distrito Federal y el Territorio de la Baja California.

Diversas circunstancias habían impedido la realización del proyecto; pero habiéndose dirigido excitativa á los Gobiernos de esas entidades, remitieron algunos de ellos sus cuotas respectivas, y el Ejecutivo determinó que se inaugurase la construcción del monumento en el aniversario que hoy celebramos.

En virtud de la autorización concedida al Ejecutivo en la ley de presupuestos vigentes, para modificar la organización y asignaciones de las oficinas telegráficas, el Secretario del ramo se ha ocupado en el arreglo de la red telegráfica perteneciente á la Federación, procurando queden á cargo de ésta las líneas que tengan el carácter de vías generales, y proponiendo á los gobiernos de los Estados la cesión temporal de las que pueden considerarse como de interés local, mediante determinadas condiciones y una subvención moderada. La cesión de esas líneas reducirá los gastos de conservación y servicio sin perjudicar á un ramo tan importante.

Con el mismo fin el Gobierno ha comenzado á usar del derecho que se reservó, en algunas concesiones de ferrocarriles, de poner uno ó dos alambres en los postes telegráficos de las vías férreas.

Varios contratos se han celebrado para la explotación de productos naturales en las costas é islas del Pacífico y del Seno Mexicano, así como para explotar diversas plantas en la Baja California. También se han formalizado otros para la colonización de terrenos nacionales y de particulares.

Síguense expidiendo autorizaciones para el deslinde y habilitación de terrenos baldíos, y en virtud de trabajos de varias compañías se han deslinda do hasta la fecha veinte millones de acres, que se hallan disponibles para las operaciones á que los destinan las leyes vigentes.

En estos días se han ajustado por la Secretaría de Fomento dos contratos de venta de esos terrenos, con la obligación de colonizarlos, á un precio que excede el valor de la propiedad particular. En virtud de esa enajenación, hecha con fundamento de la ley de 22 de Junio último, se amortizan más de setecientos mil pesos de títulos de la Deuda Pública.

La misma Secretaría procura también, hasta donde es posible, el desarrollo de los ramos de agricultura, comercio y minería.

Con tal fin se han hecho distribuciones de plantas que se han traído del extranjero, y se continuará la distribución de semillas del gusano de seda, sobre cuyo cultivo se ha logrado llamar la atención de los particulares, dedicándose ya algunos á esa industria que ha de ser de tan benéficos resultados.

Continúa también la ayuda que presta la Secretaría, con su imprenta, á las publicaciones agrícolas; y se hacen por parte del Gobierno, otras muy importantes, con el ánimo de propagar los conocimientos en determinados cultivos.

Se ha establecido, desde el mes de Julio de este ario, una publicación mensual con informes y datos que pueden ser de utilidad para el comercio, y que se distribuye gratuitamente, tanto en el interior del país como en el extranjero.

En cuanto al ramo de minas, ha merecido igualmente la atención del Ejecutivo. La nueva sección que, con arreglo al Código de Minería, autorizó la ley de presupuestos, ha quedado establecida en la Secretaría de Fomento y se ocupa ya exclusivamente en los asuntos del ramo, atendiendo con especialidad al acopio de datos que hagan conocer el estado de esta industria en el país, y sirvan de base para consultar las medidas que tiendan á darle impulso y desarrollo.

La Exposición Internacional de Nueva Orleans quedó cerrada en el mes de Mayo último habiendo llamado la atención los productos mexicanos que, según sabe el Gobierno, han obtenido multitud de premios. Figuraron allí muchos de los trabajos que se hacen por cuenta del Gobierno Federal, logrando algunos, como los que presentó la Comisión Geográfico-Exploradora, distinciones muy honoríficas.

Al comenzar el anterior período de sesiones, puse en conocimiento del Congreso la gravedad de nuestra situación hacendaria, informándole acerca de las serias complicaciones con que tenía que luchar la administración pública á causa del estado que guardaba el Erario de la Nación.

Estas dificultades llegaron á extremarse al tocar su término el último año fiscal, sin que hubieran sido medios eficaces para dominarlas, ni la perseverancia del Ejecutivo en sus propósitos de economía, ni su incesante afán en procurar la pureza y actividad con la recaudación de los impuestos.

El mal era intenso y requería remedios más radicales; pues, debiendo saldarse el último año económico con un déficit, importando el presupuesto votado una suma superior á los ingresos probables, no obstante que dejaron de considerarse varios gastos indispensables para el servicio público, habría sido dé todo punto imposible la marcha de la Administración, si no se hubiera afrontado el problema, dictando la resolución que demandaba nuestro estado económico, resolución grave y trascendental por los intereses legítimos que necesariamente habían de afectarse.

Justos é indispensables títulos tenían los acreedores de la Nación para exigir el pago de sus créditos y el cumplimiento de los pactos con ellos celebrados; pero el Ejecutivo tenía al mismo tiempo la ineludible y principal obligación de proveer á la conservación del Gobierno, velando cuidadosamente por la existencia de los poderes públicos, cuando las rentas nacionales no eran bastantes para atender á una y otra de esas necesidades.

Colocado en tan serio conflicto, me decidí á buscar la solución de la dificultad, en las inspiraciones del patriotismo, en el dictamen de mis consejeros oficiales, y en las manifestaciones de la opinión pública, una vez que era indeclinable el deber de afrontar la cuestión, y ya que el voto de mis conciudadanos me había designado, en la última elección presidencial, para que resolviese este problema conocido desde entonces como el más grave.

Entre los varios y diferentes medios que se presentaban para resolver la crisis, pareció preferible, antes que establecer nuevos impuestos, optar por la reducción de ciertos gastos y por el aplazamiento de aquellos pagos que no fueran de rigurosa administración, acordándose el arreglo de la deuda flotante y de la consolidada, mediante un plan que conciliaría, hasta donde fuese posible, la vida del Poder público con el respeto debido á créditos de vigencia incuestionable.

Dictáronse, en consecuencia, las leyes y resoluciones del 22 de Junio último, de las cuales se dió en el acto conocimiento á la Comisión Permanente; habiéndose servido este honorable Cuerpo manifestar al Ejecutivo que había visto con agrado dichas disposiciones, por el patriotismo, acierto y rectitud con que se había resuelto la cuestión económica; viniendo á ser esta aprobación de mis actos, un lenitivo á las amarguras engendradas por aquella situación.

Aun cuando la ley de 14 de Junio de 1883 y la última ley de presupuestos, que me facultaron para dictar estas resoluciones, no imponen al Ejecutivo el deber de dar cuenta al Congreso del uso que hiciera de semejante autorización, me es grato comunicar á la Representación Nacional los motivos que determinaron la expedición de dichas leyes, y el Ministro del ramo os informará detenidamente acerca de este grave asunto.

Las leyes mencionadas están en vía de ejecución; y tengo una verdadera complacencia en manifestar que todos los funcionarios y empleados públicos han aceptado con la abnegación más laudable la reducción de sus respectivos emolumentos, dando así un ejemplo de levantado patriotismo al coadyuvar con su desinterés á la solución pacífica  y regular de la crisis.

También me es satisfactorio poner en conocimiento del Congreso que de parte de los principales acreedores interesados en la deuda flotante, he encontrado la más prudente deferencia y buena voluntad, porque han comprendido, sin duda, los poderosos motivos que originaron el aplazamiento en el pago de sus créditos, y porque no era dado desconocer que sus verdaderos intereses estaban estrechamente ligados con la salvación del orden público.

Confiando en esta buena disposición, puede esperarse que próximamente serán resueltas las dificultades, conciliando, hasta donde fuera dable, los intereses de todos.

El Banco Nacional de México ha aceptado encargarse del servicio de la deuda interior y exterior en los términos fijados por la ley. En consecuencia, el Ejecutivo dispondrá que se entreguen á aquel establecimiento las cantidades destinadas y que siga destinando para el servicio mencionado.

El Secretario de Hacienda os dará asimismo cuenta del uso que se ha hecho de las facultades que el Congreso se sirvió concederme en 11 de Diciembre del año anterior, para modificar las leyes de impuestos y para reducir los gastos públicos; pues aún cuando la mayor parte de las leyes y soluciones dictadas en ejercicio de aquella facultad han sido aprobadas implícitamente por ambas Cámaras, al ser reproducidas en los presupuestos de este año, debido es que el Cuerpo legislativo quede informado acerca de estos puntos, porque así cumplo la obligación que me impuse al honrarme con tan alta muestra de confianza,

La crisis aún no está dominada. Son tan complexas las causas á que debe su origen, y tal ha sido su grado de intensidad, que hay que esperar el remedio de los recursos puestos en juego para conjurarla, y del transcurso del tiempo, elemento esencial en todas las combinaciones humanas.

Me es grato, sin embargo, informaros, que hasta, hoy se han hecho con puntualidad los gastos de administración, verificándose los pagos civiles y militares con la regularidad debida, que espero fundadamente no llegará á alterarse; cubriéndose además alguna parte de la deuda que se contrajo en los últimos meses del pasado año fiscal, para expeditar la fatigosa marcha administrativa en aquellos días.

Sigue mereciendo nuestro Ejército el concepto que de él os expuse en mi Informe de 1 de Abril último; pues ha prestado nuevos é importantes servicios para la conservación del orden.

Las disposiciones militares preventivas tomadas con ocasión de los acontecimientos de Centro-América, de que os dí cuenta en mi anterior discurso, sufrieron alguna, modificación posteriormente; y se movilizaron las fuerzas de la República concentrando en esta capital algunos batallones y regimientos, que, puestos en pie de guerra, sirvieron para formar un Cuerpo de ejército de diez y ocho mil hombres de todas armas, con las municiones y pertrechos necesarios para su objeto.

Habiendo pasado revista á dicho Cuerpo, tuve la satisfacción de encontrarlo listo y bien preparado para emprender la marcha cuando se juzgara conveniente.

Cambiada más tarde la faz de los acontecimientos, se disolvió ese Cuerpo de ejército, volviéndose á poner en pie de paz los batallones y regimientos, que regresaron á sus antiguos cuarteles.

Contenidos los amagos de algunos indios de las tribus Yaqui y Mayo á los pueblos de Navajoa y Alamos, con escasa tropa federal y auxiliar, verificóse últimamente un levantamiento general de dichas tribus, que puso, y con razón, en grande alarma á una parte considerable de Sonora.

Su crecido número y lo inesperado de su agresión, hicieron que al principio no bastasen á contenerlos, ni los elementos de aquel Estado, ni la poca fuerza federal que allí se encontraba.

Fué necesario ordenar al Jefe de aquella Zona que se pusiera al frente de la campaña, mandan.do el Gobierno para emprenderla, fuerza, de las tres armas y jefes de alta graduación conocedores del terreno.

Continuados han sido los golpes que sufrieron las partidas que presentaron acción ; otras fueron desalojadas de los diversos puntos que defendían, y tuvieron que retroceder dispersándose por las montañas.

Aunque han tenido que suspenderse las operaciones, á consecuencia de las lluvias, se han colocado fuerzas en diversos puntos para evitar que los indios se reúnan en número considerable y hagan excursiones al centro del Estado, mientras en estación más favorable, se puede conseguir la definitiva y completa sumisión de esas tribus.

Se procura tener todas las consideraciones posibles á las familias de estos sublevados que viven en terreno ocupado por nuestras fuerzas; se les persuade de que el Gobierno no permitirá, por ningún motivo, que sean despojadas de los terrenos é intereses que posean y legalmente hayan adquirido.

Algunas partidas de indios apaches, de los que se hallaban en la reserva de San Carlos (Estados Unidos) vinieron á cometer depredaciones en nuestro territorio. Fueron perseguidas con la actividad que el caso requería hasta expulsarlas, tomándose después las medidas conducentes á evitar una nueva invasión.

Se ha situado en los puntos convenientes de Sonora fuerza competente de caballería y un escuadrón en Casas Grandes.

En el Colegio Militar, el estudio de las tres armas se ha procurado combinar con la práctica correspondiente, á cuyo fin la Secretaría de Guerra proporciona las tropas y el material necesarios.

En el presupuesto vigente, no se consideró el personal de jefes y oficiales que tenía señalado el Batallón de Ingenieros; por lo que este personal figura en la asignación correspondiente á la Plana Mayor Facultativa del arma.

Así se ha conseguido conservar los jefes y oficiales científicos, aptos para dar á la clase de tropa la instrucción que reclama este batallón, llamado á desempeñar una misión de importancia en el Ejército.

La Plana Mayor de esta arma, sujetando sus trabajos á la más estricta economía, ha seguido ocupándose en las construcciones, levantamiento de planos y reparación de edificios militares; siendo dignas de mencionarse las obras que se han emprendido para la Penitenciaría del Distrito Federal y la Escuela de Tiro.

Se ha atendido á la conservación de otros edificios, estando para terminarse las mejoras del Colegio Militar y un Cuartel que se ha construido en Tapachula.

Han continuado, sobre la, base de la mejor economía posible, los trabajos de la Maestranza nacional y de la Fábrica de armas.

Adelantan en sus labores las comisiones nombradas para proponer las reformas que sean convenientes hacer al Código de Justicia Miau y á la Ordenanza General del Ejército.

Últimamente se ha establecido en la Secretaría de Guerra una sección de justicia militar, con el objeto de mejorar el despacho de tos asuntos que se refieren á esta importante materia.

Se someterá á la deliberación del Congreso un proyecto de ley sobre derechos de practicaje en ambos litorales.

Fué necesario disponer, y actualmente se está verificando en Nueva Orleans, la carena de los buques de guerra "Independencia" y "Libertad."

Con datos oficiales se ha formado y está imprimiéndose una lista de los buques de guerra y mercantes que forman actualmente la marina nacional. Comparándola con la que se hizo en el año de 1881, se nota que en esta última figuraban ciento veintinueve buques de vela y seis vapores, con siete mil seiscientas sesenta toneladas de arqueo, y en la nuevamente formada aparecen trescientas diez y nueve embarcaciones de vela y treinta y cuatro vapores con veinte mil doscientas veintinueve toneladas.

Resulta de esta comparación, que en el transcurso de cuatro años, nuestra marina ha tenido un aumento de doscientos cincuenta y nueve barcos y doce mil quinientas sesenta y dos toneladas ; no siendo aventurado decir que ese aumento es debido, en gran parte, á la protección que el Gobierno está dispensando á ese ramo.

Señores Diputados: Señores Senadores: En el Informe que acabo de rendiros, cumpliendo con nuestra ley fundamental, habréis advertido que ninguno de los ramos de la Administración ha sido descuidado, no obstante serias dificultades que encontré, especialmente en lo relativo al Erario, al encargarme del Poder Ejecutivo.

Por fortuna puede abrigarse la confianza de que irán desapareciendo poco á poco, debido al poderoso auxilio de la opinión pública, que espero no ha de negarme su apoyo, y á los inagotables elementos de prosperidad con que cuenta nuestra patria.

Respuesta del Presidente del Congreso, Lic. D. Alfredo Chavero.

Señor Presidente:

El Congreso de los Estados Unidos Mexicanos ha oído con satisfacción el informe que de sus actos desde el 14 de Abril del corriente año, dá el Ejecutivo de la Unión.

Grato es que nuestras relaciones con los Gobiernos extranjeros hayan continuado bajo el mismo pie de cordialidad que tenían en Septiembre del año anterior; y si en cierto momento se creyó posible llegar á complicaciones de gravedad con la República de Guatemala, fortuna fué que los sucesos militares y políticos de Centro-América dieran al conflicto una solución satisfactoria, que confirma, como una base incontrastable del Derecho público moderno, el respeto á la soberanía de las naciones, aunque sean pequeñas y débiles; solución debida en buena parte á la digna actitud de nuestro gobierno y á los entendidos trabajos de nuestra diplomacia; siendo sus naturales consecuencias la política de sincera amistad que une hoy á México con el Gobierno provisional de Guatemala, y que éste estreche los vínculos fraternales de ambas Repúblicas enviando un nuevo Ministro, conocido por sus antecedentes como amigo de nuestro país, con el objeto especial de negociar un tratado de comercio.

Debemos, por lo mismo, esperar fundadamente que se arreglen las reclamaciones originadas de perjuicios causados á mexicanos, y que á ese fin se admita et establecimiento de un Tribunal mixto propuesto por nuestro Gobierno.

Es también satisfactorio el estado amistoso de nuestras relaciones con los Estados Unidos de América, sin que se haya turbado por la vuelta del partido demócrata poder; amistad que se afianzará más con la ratificación de los tratados postales y de extradición de criminales, y con la aprobación de otras convenciones pendientes.

Las relaciones cultivadas con las Potencias amigas, buscando siempre el desarrollo mutuo del comercio, sin menoscabo de otros intereses nacionales, han dado ya su fruto; y complace al Congreso que se ha firmado el tratado de amistad, comercio y navegación con el Señor Ministro ad hm; de los Reinos Unidos de Suecia y Noruega.

No es menos importante para el país el cuidado del Ejecutivo en guardar la mejor armonía en sus relaciones con los Gobiernos de los Estados; y lo es también que, terminados ya los disturbios de Tepic, se haya asegurado la paz en toda la República.

Son de estimarse las medidas tomadas por el Gobierno para el caso remoto de que el cólera nos invadiese, así como las mejoras llevadas á cabo en el servicio de Correos, el progreso en los trabajos de construcción de la Penitenciaría del Distrito, y el eficaz apoyo prestado al Monte de Piedad, el cual dará por resultado que muy pronto queden saldados sus compromisos, y se halle en estado de proporcionar nuevamente al público sus importantísimos auxilios.

Era ya una necesidad el aumento de las rentas del municipio, y debemos congratularnos de que el Ejecutivo, en uso de la facultad que le concedió la ley de 11 de Diciembre último, haya expedido el decreto de 26 de Junio, adicionando la ley de 1867 sobre fondos municipales.

Si son muy de agradecerse las disposiciones dictadas por el Gobierno en favor de la beneficencia pública, lo es más aún la circular que asegura los intereses de las fundaciones de beneficencia privada, circular que la estimula garantizando los bienes destinados por personas generosas al servicio de la humanidad, y la cual salvó para siempre los fondos del Colegio de las Vizcaínas, uno de los establecimientos más importantes que la caridad ha creado, único refugio para las mujeres en nuestro país, en donde hoy, por tan señalado servicio alienta en el corazón de aquellos seres débiles un profundo sentimiento de gratitud para el actual Presidente de la República, al par del culto que siempre han profesado á los nobles fundadores.

Queda enterado el Congreso, de que el Juzgado Primero de Distrito de Veracruz se instaló en Jalapa, de que han sido nombrados los funcionarios y empleados judiciales de Tepic, y de que el 12 de Junio último se expidió la ley que fija los procedimientos judiciales para el ramo penal de ese Territorio.

El Congreso tomará en consideración la necesidad del pronto despacho de la reforma del registro de comercio, y del establecimiento de la Escuela Nacional.

Queda enterado igualmente el Congreso de que se han continuado los trabajos para el mejoramiento de la Biblioteca Nacional y de las disposiciones relativas á elección de textos en las escuelas nacionales.

Es satisfactorio que, á pesar de las circunstancias, los ramos que dependen de la Secretaría de Fomento hayan continuado desarrollándose de una manera lenta pero segura; como lo acreditan los trabajos llevados á cabo por la Compañía Constructora Mexicana en el ramal de Morelia á Pátzcuaro ; los de la Compañía del Ferrocarril Central en la línea de San Luis á Tampico ; los de las líneas de Yucatán, y la prolongación del ferrocarril de Atzcapotzalco á Tlalnepantla ; siendo de sentirse que la situación del Erario no haya permitido continuar los trabajos del Ferrocarril Interoceánico de Tehuantepec, si bien se ha proveído á la conservación de las obras ya ejecutadas, y se ha autorizado la explotación del tramo entre Salina Cruz y San Gerónimo.

Justificada ha sido la declaración de caducidad de algunas concesiones, por no haber cumplido con las obligaciones que contrajeron las compañías respectivas. Y muy de atenderse es el empeño del Ejecutivo en arreglar la construcción de las obras principales del puerto de Veracruz.

Merece sobre todo la atención del Congreso, el empeño tomado por el Presidente de la República para que hoy se inaugurasen los trabajos del monumento del Padre de la Independencia, débil pero sincera muestra de la gratitud de los mexicanos á los héroes que nos dieron patria, personificados en el inmortal Hidalgo.

Debemos esperar benéficos resultados de las reformas decretadas en el ramo de telégrafos, de los contratos celebrados para la explotación de productos naturales de nuestras costas, y de los formalizados para la colonización de terrenos nacionales y de particulares.

La importancia del deslinde de los terrenos baldíos se ha demostrado con la habilitación de veinte millones de acres, ya disponibles para las operaciones á que los destinan las leyes vigentes. Esto ha permitido, por virtud de dos contratos celebrados por la Secretaría de Fomento, la amortización de setecientos mil pesos de la deuda pública; y servirá para hacer pago de cantidades mucho mayores, facilitando el cumplimiento de la ley de 22 de Junio último.

Laudables son los esfuerzos hechos por la misma Secretaría, para, el desarrollo de los ramos de agricultura, ciencias y minería, debiendo sin duda ser benéfico á ésta, el establecimiento de la Sección respectiva en el Ministerio de Fomento.

Satisfacción debe causarnos el éxito alcanzado por México en la Exposición Internacional de Nueva Orleans, pues no solamente llamaron mucho la, atención nuestros productos, sino que obtuvieron multitud de premios, distinguiéndose muchos de los trabajos hechos por cuenta del Gobierno federal.

Desde que se inauguró la presente Administración se palparon claramente las dificultades hacendarias, consistentes no sólo en las escaseces del momento, sino en la circunstancia agravante de estar empeñadas casi en su totalidad las rentas públicas, y en la imposibilidad, en tal estado, de poder recurrir al crédito, contratando un empréstito que salvase la situación.

La única solución posible era reducir los pagos á los gastos puramente administrativos, suspender los créditos legítimos que sobre las rentas pesaban, y aplazar todos los compromisos hasta que pudiera reorganizarse la hacienda pública. Bajo tales ideas se expidieron las leyes y resoluciones de 22 de Junio último.

Y si bien la salvación de la situación rentística trae como consecuencia la seguridad de los acreedores del Erario, no pueden sin embargo desconocerse la energía y el patriotismo del Ejecutivo para afrontar las dificultades inherentes á tan grave medida, que no podía contar con el aplauso de quienes prefieren el bienestar del momento al porvenir de la República.

No es extraño, pues, que la Comisión permanente se sintiera satisfecha de la rectitud que había guiado la adopción de tales disposiciones; y el Congreso sabrá apreciar merecidamente el informe que el Ministro del ramo le dará acerca de este grave asunto; aun cuando la ley dé 14 de Junio de 1883 y la última de presupuestos, que facultaron al Ejecutivo para dictar esas disposiciones, no le impongan el deber de dar cuenta al Congreso del uso que hiciera de semejante autorización.

En cuanto á la ejecución de estas leyes, es plausible saber que no ha presentado serias dificultades, que todos los funcionarios' y empleados públicos han aceptado la reducción de sus respectivos emolumentos, que los principales interesados en la deuda flotante han mostrado la más prudente deferencia y la mejor buena voluntad, y, en fin, que el Banco Nacional ha aceptado el encargarse del servicio de las deudas interior y exterior, en los términos fijados por la ley.

No son de extrañarse estas dificultades rentísticas en naciones como la nuestra, trabajadas por guerras y terribles vicisitudes, y cuando México no lleva aún dos tercios de siglo de vida propia é independiente, si observamos que pueblos muy poderosos han debido pasar centurias de lucha para organizarse política y hacendariamente: así debemos esperar que la crisis se domine, contando con el transcurso del tiempo necesario.

Los sucesos de Guatemala dieron ocasión para que se reuniera en esta capital un Cuerpo de Ejército de diez y ocho mil hombres, y pudiera verse su buena organización. El Ejército es hoy una garantía de paz y de orden, como lo demuestran los nuevos é importantes servicios que ha prestado, y los que sigue prestando en la campaña de Sonora contra las tribus Yaquis y Mayo.

Siendo estas tribus de indios civilizados y laboriosos, que ocupan el territorio donde se asentaron sus antepasados muchos siglos antes de que bajasen los toltecas y los aztecas al centro de nuestro país, de desear sería que abandonando el camino de la guerra, volviesen por la paz á, la comunidad política de la República mexicana de la cual forman parte.

Así el Congreso ve con satisfacción, que se procura tener todas las consideraciones posibles á las familias de estos sublevados que viven en terreno ocupado por nuestras fuerzas, y se les persuade de que á Gobierno no permitirá, por ningún motivo, que sean despojadas de los terrenos que posean y legítimamente hayan adquirido.

Bien hizo el Gobierno en rechazar y perseguir hasta expulsarlas, á las partidas de indios apaches, tribu de instintos salvajes y extraña á nuestras razas, que abandonando la reserva de San Carlos (Estados Unidos) vinieron á cometer depredaciones á nuestro territorio.

Y el Congreso ve satisfecho que se han tomado las medidas conducentes á evitar una nueva invasión, y se ha situado en los puntos convenientes de Sonora fuerza competente de caballería y un escuadrón en Casas Grandes.

Los adelantos hechos en el Colegio Militar en la enseñanza práctica de las tres armas, la nueva organización y los trabajos de la Plana Mayor, especialmente los relativos á la Penitenciaría y Escuela de Tiro, los de la Maestranza Nacional y de la Fábrica de Armas, y las labores de las Comisiones de reformas al Código de Justicia Militar y á la Ordenanza general del Ejército, son muy de estimarse.

El Congreso se congratula del notable aumento de nuestra marina, debido en gran parte á la protección que el Gobierno ha estado dispensando á este ramo.

Señor Presidente: Si atendemos á nuestros antecedentes históricos, y si especialmente consideramos las circunstancias dificilísimas en que el actual Ejecutivo ocupó el poder, veremos que hay razón para alentar buenas esperanzas.

Hoy que las naciones más poderosas están trabajadas, las unas por plagas terribles, y las otras por amenazas de guerras espantosas ó de tremendas conmociones sociales, no es desconsolador ver en nuestra República á un pueblo laborioso y que, con juicio, ha abandonado el camino de las inquietudes por el de la paz; y seguros de que el Ejecutivo no descuidará ninguno de los ramos de la administración, y contará con el apoyo leal y patriótico del Poder Legislativo, esperamos que con la marcha pausada de las naciones, para las cuales los años son días, sin impaciencias ni precipitaciones, México llegue á la grandeza y prosperidad que para ella soñó, hoy hace apenas tres cuartos de siglo, el inmortal Hidalgo, al levantar el santo grito de la santa Independencia.

Fuente:

Los presidentes de México ante la Nación : informes, manifiestos y documentos de 1821 a 1966. Editado por la XLVI Legislatura de la Cámara de Diputados. 5 tomos. México, Cámara de Diputados, 1966. Tomo 2. Informes y respuestas desde el 1 de abril de 1876 hasta el 4 de noviembre de 1911.

Los cinco tomos fueron digitalizados por la Universidad de Texas:
http://lanic.utexas.edu/larrp/pm/sample2/mexican/history/index.html

 



Descargar Archivo (s): [ 1885.pdf ]