Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

          1879

          1878

          1877

          1876

          1875

          1874

          1873

          1872

          1871

          1870

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1870-1879 > 1873

Juicio de intestado de Margarita Maza de Juárez y de Benito Juárez.
México a 19 de mayo de 1873.

En la ciudad de México a 19 de mayo de 1873:

ante mí José Villela, notario público, y los testigos don Joaquín Díaz de León y don Jesús Morales, pasantes de notario, y habita el primero en la casa número 17 de la calle de Cocheras y el segundo en la número 17 de la del Corazón de Jesús, ambos mayores de edad, comparecieron:

1º, la señora doña Manuela Juárez de 29 años de edad y su marido legítimo don Pedro Santacilia;

2º, la señora doña Felícitas Juárez de 26 años de edad y su marido don Delfín Sánchez, con habitación en la casa número 14 de la calle de San Agustín;

3º, la señora doña Margarita Juárez de 24 años de edad y su marido don Pedro Contreras Elizalde, y vive, lo mismo que la primera, en la casa número 18 de la calle de Tiburcio;

4º, la señora doña Soledad Juárez de 22 años de edad, con habitación en la calle de Tiburcio;

5º, el licenciado don Manuel Dublán, casado, en representación y como tutor de los menores doña María de Jesús, doña Josefa y don Benito Juárez y Maza, cuyo cargo le discernió el juez 3º de lo Civil don Carlos María Escobar en auto que proveyó el día 27 de julio de 1872 ante el escribano don Joaquín Negreiros; y habita en la casa número 9 de la calle de Santa Teresa;

6º, don José Maza de 50 años de edad, casado, director de Contribuciones, con habitación en la casa número 4 de la calle de Santa Inés, en legítima representación de la señorita doña Susana Juárez, cuya personalidad conocen las personas antes expresadas.

Todas capaces para contratar y obligarse, a quienes doy fe conocer y dijeron: que el día 2 de enero de 1871 falleció en esta ciudad la señora doña Margarita Maza de Juárez, según lo acredita el acta de defunción asentada a fojas 5 del libro número 4 del Registro Civil a cargo del juez licenciado don Joaquín Díaz; y el día 18 de julio de 1872 falleció en esta capital el señor licenciado don Benito Juárez, según consta en el certificado de defunción que se asentó a fojas 26 del libro número 4 del Registro Civil a cargo de don Francisco J. Ruiz.

Que esos sucesos naturales en sí mismos, pero tan lamentables por mil títulos para los exponentes, acaecieron sin que hubieran hecho constar su última voluntad ninguno de esos dos señores, por cuya razón fue necesario dar conocimiento al señor juez 3º de lo Civil de esta Capital, licenciado don Carlos M. Escobar, quien procedió a nombrar interventor y simple depositario al quinto de los exponentes y a convocar por el término de 30 días a las personas que se creyeran con derecho a los bienes; y a dar conocimiento a los funcionarios que determina la ley, en cuya virtud y en el término señalado se presentaron doña Manuela, doña Margarita, doña Soledad, doña María de Jesús, doña Josefa y don Benito Juárez, como hijos legítimos del señor licenciado don Benito Juárez y de la Sra. Maza, acompañando para justificar su derecho a ambos intestados, las partidas de nacimiento y de matrimonio de sus padres y manifestando espontáneamente que una de las herederas legítimas, doña Felícitas Juárez, estaba entonces en New York y que en Oaxaca residía una hija natural del señor su padre don Benito Juárez; que en vista de esta justificación y después de que la señorita doña Susana justificó su filiación, se proveyó el auto que a la letra dice:

“México, diciembre 24 de 1872.

= Visto este juicio de intestado iniciado por los ciudadanos Pedro Santicilia, Pedro Contreras Elizalde, patrocinados por el Lic. José Linares, el primero como marido de la Sra. Doña Manuela Juárez y el segundo de la Sra. Doña Margarita Juárez, todos vecinos de esta Capital: visto el escrito de 25 de julio último, en el que los ciudadanos expresados, cumpliendo con la prescripción de los artículos 439 y 3,710 del Código Civil del Distrito manifiestan al juzgado el fallecimiento intestado del ciudadano Lic. Benito Juárez, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, y de la Sra. Su esposa doña Margarita Maza de Juárez, e indican la existencia de siete hijos legítimos de ambos y de una hija natural del finado.

Vista la convocatoria que se publicó por la prensa llamando a los que se creyeren con derecho a los bienes de ambos intestados, en virtud de la que se han presentado por medio del ocurso de 19 de agosto, los ciudadanos Pedro Santacilia por su esposa doña Manuela Juárez, Pedro Contreras Elizalde por la suya doña Margarita Juárez, doña Soledad Juárez, por sí; y el Lic.

Manuel Dublán, como tutor de los menores don Benito, doña María de Jesús y doña Josefa Juárez y Maza, en cuyo ocurso manifiestan todos, ser ellos y la Sra. Doña Felícitas Juárez de Sánchez, residente en New York, hijos legítimos de legítimo matrimonio de las personas de cuyos intestados se trata, comprobando tal manifestación las certificaciones que acompañan.

Visto el diverso ocurso de la misma fecha en que el ciudadano José V. Maza, vecino de esta Capital, apoderado jurídico de la señorita Susana Juárez, residente en Oaxaca y patrocinada por el Lic. Pedro Pardo, solicita se declare a su representada hija natural del finado ciudadano Lic. Benito Juárez, y en consecuencia su heredera al intestado.

Vistas las pruebas rendidas por los interesados, el pedimento del representante del Ministerio Público de fecha 22 de agosto, con todo lo demás que se tuvo presente y ver convino.

Resultando comprobado de un modo indudable con la certificación de fojas 1 del incidente relativo, la que se halla comprobada y legalizada, que en 31 de julio de 1843, la Sra. doña Margarita Maza y el ciudadano Benito Juárez contrajeron matrimonio con todas las solemnidades y formalidades debidas.

Resultando debidamente comprobado por las certificaciones de fojas 2 a 8 del mismo incidente, que durante el matrimonio hubieron y procrearon a sus hijos doña Manuela, doña Margarita, doña Felícitas, doña Soledad, don Benito, doña María de Jesús y doña Josefa Juárez y Maza.

Resultando justificada plenamente, por la certificación debidamente legalizada, que corre a fojas 3 del incidente promovido por el ciudadano José V. Maza, y por la conformidad de todos los interesados, según aparece de la acta de la junta respectiva, que la señorita Susana Juárez es hija natural del ciudadano Benito Juárez.

Considerando primero: tratándose del intestado de la Sra. doña Margarita Maza de Juárez, que los aspirantes a su sucesión, habiendo justificado su filiación legítima de acuerdo con lo prevenido en el artículo 352 del Código Civil, y en virtud de su recíproca conformidad y anuencia del Ministerio Público, se encuentran comprendidos en el artículo 3860 del mismo Código, debiendo en consecuencia concedérseles la sucesión legítima en los términos que el mismo establece.

Considerando segundo: respecto del intestado del ciudadano Lic. Benito Juárez, que habiendo justificado su filiación legítima los que lo han pretendido y son los mismos a que se refiere el anterior considerando se hallan en idéntica situación, y por lo tanto debe otorgárseles la sucesión en iguales términos.

Considerando tercero: respecto de la Srita. Susana Juárez, que la conformidad de todos los interesados en la sucesión, la han relevado de rendir la prueba del reconocimiento que exige el Código para que se pudiera tener derecho a la porción hereditaria, según la prevención del artículo 383, debiendo en consecuencia, reputársele como legalmente reconocida para todos los efectos consiguientes: que por lo mismo no hay inconveniente en que sea llamada a la sucesión en los términos que señala el artículo 3865, supuesta la conformidad de las únicas personas que tendrían derecho a formular alguna oposición, y en cuyo beneficio se establecieron las formalidades especiales del reconocimiento.

Por estas consideraciones, y de conformidad con los artículos del Código Civil que se han citado, fallo declarando

Primero: que son herederos al intestado de la Sra. doña Margarita Maza de Juárez la señora doña Manuela Juárez de Santacilia, doña Margarita Juárez de Contreras Elizalde, doña Felícitas Juárez de Sánchez, doña Soledad Juárez, don Benito Juárez, doña María de Jesús Juárez y doña Josefa Juárez, a quienes se les concede la sucesión legítima con arreglo a lo prevenido en el artículo 3860 del Código Civil.

- Segundo: que estas mismas personas, en unión de la Srita. doña Susana Juárez, son herederas al intestado del ciudadano Lic. Benito Juárez, y en consecuencia se les otorga la sucesión legítima en los términos que establece el artículo 3865 y su relativo el 3400 del mismo Código; y Tercero: hágase saber y expídase los testimonios y copias certificadas que se pidieren y fueren de darse.

Así lo sentencia y firmó el ciudadano Juez Tercero de lo Civil, Lic. Carlos María Escobar, por ante mí de que “Doy fe.

Carlos M. Escobar.

= Joaquín Negreiros”.

- Que en seguida se procedió al nombramiento de albacea, y en la junta habida el día 24 de enero anterior, todos los interesados nombraron a la primera exponente para que desempeñara ese cargo, en cuya virtud presentó para su aprobación la cuenta de partición y división que con el inventario se protocoliza, y la cual fue aprobada según aparece del auto original que el notario que suscribe da fe tener a la vista y literalmente dice:

= México, abril 25 de 1873.

= Visto el escrito de 18 del corriente en el que la Sra. albacea de los Sres. Lic. don Benito Juárez y doña Margarita Maza, presenta la cuenta de albaceazgo y la de división y de partición de los bienes de dichos intestados, y resultando que todos los interesados están conformes con esas cuentas como se ve en el mencionado escrito, que las firmas de todos ellos fueron debidamente reconocidas, con fundamento de los artículos 2113 y 2127 del Código de Procedimientos.

Se aprueban las cuentas de albaceazgo y de división y partición de los bienes que quedaron por fallecimiento de los Sres. Lic. don Benito Juárez y doña Margarita Maza, condenando a los interesados a estar y pasar por ellas ahora y en todo tiempo, a cuyo efecto el presente juez, interpone la autoridad de su oficio y este judicial decreto cuanto ha lugar en derecho.

Remítanse los autos al notario designado por la Sra. albacea para los efectos legales.

El ciudadano Juez Tercero de lo Civil lo proveyó y firmó:

“Doy fe

= Carlos María Escobar

= Joaquín Negreiros

=” que en atención a lo expuesto proceden a extender la presente escritura, por la cual o en la vía y forma que haya en derecho todos los Sres. exponentes otorgan y declaran: que aceptan en todas sus partes y reconocen exactos, justos y legales los inventarios que se protocolizan de los bienes que quedaron por fallecimiento de los Sres. Lic. don Benito Juárez y doña Margarita Maza, así como los precios en ellos dados a todos los diversos valores que forman el caudal mortuorio.

Asimismo aceptan en todas sus partes y reconocen igualmente exacta, legal y justa la división y partición que también se protocoliza y se tendrá aquí por repetida con las siete declaraciones que concluye hechas por el representante legal de la Sra.

albacea en ejercicio de las amplias facultades de que fue investida, y con tal arreglo a las bases que para la liquidación y adjudicación de los bienes fijaron de común acuerdo y convinieron expresamente los herederos.

En consecuencia todos ellos se obligan a estar y pasar ahora y en cualquier tiempo por dichos inventarios y partición y por las siete declaraciones que concluye la última; y se tendrán como pactos expresos y formales de los interesados.

Al efecto quieren los otorgantes que a esos inventarios, partición y declaraciones finales se dé y tengan en cualquier tiempo no sólo la fuerza y solemnidad de que todo ello queda revestido por la aprobación judicial mediante la plena y absoluta conformidad de los interesados, sino también el mismo valor y efectos legales que pudieran tener en juicio contradictorio y por sentencia que causara ejecutorias.

Todos los herederos por lo mismo se someten a lo dispuesto en los artículos 4094 y 4122 del Código Civil y renuncian a la excepción que este último establece y también si la tuvieren, la acción que pueda concederles para pedir la rescisión, el artículo 1772; y el término que fija el 1774 del mismo Código.

Declaran los otorgantes que han recibido de la Sra. albacea los bienes, títulos y demás que han debido entregarles conforme a la partición y sus declaraciones y que en consecuencia nada tienen que reclamarle por este principio los herederos.

Pero estos últimos quedan obligados entre sí a verificar desde luego el otorgamiento de las escrituras de reconocimiento que correspondan.

Declaran por último que con los inventaros y cuentas de partición quedan concluidas absolutamente y en todas sus partes las intestamentarias del Sr. don Benito Juárez y doña Margarita Maza; y en consecuencia quieren todos los otorgantes que se tengan por extinguidas y fenecidas las acciones y pretensiones que contra las intestamentarias y entre sí puedan tener o intentar los mismos otorgantes como herederos de sus Sres. padres, sea por la liquidación y valorización de los bienes mortuorios, ya sea por la división y adjudicación de ellos, o sea, por cualquier otro capítulo.

Al efecto reconocen y declaran que ni en esta escritura ni en las operaciones y cuenta que ella se refiere, ha habido, ni hay dolo, error sustancial o de cálculo, ni tampoco lesión o engaño, y en caso que lo haya sea cual fuere su monto se hacen recíprocamente donación irrevocable, obligándose a no intentar acción alguna contra el presente instrumento y estipulaciones en él contraídas; y si no obstante esto lo llegaren a hacer, consienten desde ahora los otorgantes en no ser oídos en juicio ni fuera de él y en que por sólo este hecho se reputen ratificados los contratos que incluye este instrumento, en el cual se tendrán por pactadas expresamente todas las demás cláusulas que se estimen esenciales para su perfecta validez legal, así como los que de ellos mismos puedan ser consecuencia natural y ordinaria.

En estos términos declaran los otorgantes que dejan perfectos y consumados los contratos que incluye este instrumento, cuyo valor legal declaran conocer los mismos otorgantes, así como la extensión y efectos en derecho de las obligaciones contraídas y renuncias hechas en la partición y en escrituras que se obligan a cumplir en su tenor literal y sin contienda de juicio, ya (que) su ejecución los han de apremiar los jueces de esta Capital como si fuera en virtud de sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada.

Así lo otorgan y firman en unión de los Sres. Santacilia, Contreras Elizalde y Sánchez, por la licencia que otorgan a sus respectivas esposas, después que manifestaron todos su conformidad, previa lectura íntegra que se dio a la presente.

Doy fe:

P. Santacilia.

-M. Juárez de Santacilia.

= Margarita Juárez de Contreras.

- Soledad Juárez.

- Pedro Contreras Elizalde.

- M. Dublán.

- José Maza.

- F. Juárez de Sánchez.

- Delfín Sánchez.

- Jesús Morales.

- Joaquín Díaz de León.

- José Villela. N. P.

- Sacóse del protocolo de instrumentos de mi cargo hoy 25 de junio del mismo año de su otorgamiento que se acabó de firmar por el Sr. Sánchez y su Sra., para que le sirva de título a la Srita. Doña Josefa Juárez y va en diez fojas útiles de los sellos primero y tercero bienio corriente, corregido: doy fe.

= E. R.

= ya sea por la división

= Sánchez

= vale

= Testado de Santacilia.

= no vale.

José Villela.

No. 105.-

México, julio 4 de 1873.

En esta fecha se registró la precedente escritura en el libro tercero de la sección cuarta de esta oficina, a páginas 47 a la 50, bajo el número indicado al margen.

José María Arteaga,

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.

Nota:

“Juicio de intestado de Margarita Maza de Juárez y Benito Juárez. México, mayo 19 de 1873”. Recinto de Homenaje a Juárez, vitrinas de exposición, legajo sin número. Trascripción de Carlos Villalba.