Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

          1879

          1878

          1877

          1876

          1875

          1874

          1873

          1872

          1871

          1870

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1870-1879 > 1871

Se someten algunos antiguos rebeldes en Guerrero.
Chilpancingo, octubre 31 de 1871.

Sr. Presidente de la República

Don Benito Juárez

México

 

Mi estimado amigo y señor:

 

Las gavillas de Villanueva y Alcaraz que merodeaban por el camino de Acapulco y tenían su guarida en el Cerro de la Vieja, teniendo en continua alarma a los pueblos circunvecinos, se han sometido a la obediencia del gobierno ofreciendo entregar armas y demás objetos de guerra que tienen en su poder,

 

Este resultado se debe, en gran parte, a los trabajos que de antemano tenía preparados y que al fin realicé con la cooperación del coronel Figueroa con objeto de dejar más expeditas a las fuerzas federales para que concurran adonde las circunstancias lo demanden por cualquiera otra emergencia revolucionaria.

 

Queda, pues, destruido el último elemento existente en todo el estado que dejó la imperdonable rebelión del ex Gral. Jiménez y por tal acontecimiento, que redundará en asegurar más la paz y tranquilidad de estos pueblos, lo felicito a usted sinceramente.

 

Ya sabrá usted la injusticia que se ha cometido con el apreciable y honrado joven don Manuel Gallegos que es una de las personas más adictas y entusiastas por la actual administración.

 

A dicho joven se le ha hecho víctima de una intriga de mala ley promovida por el diputado don Maximino Ortega con objeto de conservar la administración del papel sellado, en cuya oficina dejó un pariente suyo contratado para recibir a medias los honorarios que produce, lo cual no habría tenido efecto si el Sr. Gallegos se hubiera recibido de ella para cuyo empleo fue nombrado.

 

Yo me permito llamar la atención de usted sobre este particular de que lo considero perfectamente bien enterado, manifestándole solamente que, para quitar la impresión que ha producido en el público tal acontecimiento, he llamado para que ocupe la secretaría del gobierno del estado al repetido joven Gallegos.

 

Sin otro asunto, por ahora, quedo de usted afectísimo servidor.

 

Francisco O. Arce

 

Fuente:

 

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.