Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

          1879

          1878

          1877

          1876

          1875

          1874

          1873

          1872

          1871

          1870

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1870-1879 > 1871

Patriótica renuncia del gabinete para dejar en libertad al presidente.
México, noviembre 1º de 1871.

Ciudadano oficial mayor de la secretaría de Estado

y del despacho de Relaciones Exteriores

 

Presente:

 

Estando para concluir el periodo constitucional del Presidente de la República y para comenzar un período nuevo, durante el cual debe regir los destinos de la nación por el voto de nuestros conciudadanos y del Congreso de la Unión, el gabinete actual se cree en el deber de presentar su dimisión, por si el presidente considerare oportuno organizar, antes del primero de diciembre próximo, el gabinete que debe acompañarlo en su nuevo término, pues consideramos que en esa fecha expira nuestro encargo.

 

Creemos debido hacer presente que, al dar este paso, no hemos sido impulsados por disentimiento de ideas con el presidente, o entre nosotros mismos, en alguna de las graves cuestiones que están pendientes en la actualidad. Nos complacemos, por el contrario, en hacer constar el hecho de que en todas estas cuestiones lo mismo que en las que han tenido ya su solución legal, ha reinado entera uniformidad de ideas entre el presidente y su actual gabinete y en el seno de este mismo.

 

Con frecuencia nos ha parecido, en las diferentes crisis que ha atravesado la República en el período constitucional que está para expirar, que nuestras fuerzas eran demasiado débiles para sacar avante a la nación de los serios peligros que la han amenazado y hemos tenido que hacer un verdadero esfuerzo sobre nosotros mismos para no desmayar antes de la expiración del período, durante el cual se nos llamó y, para continuar prestando nuestros servicios en lo que los consideró útiles el primer magistrado, no podemos menos de reconocer que el patriotismo y perseverancia del presidente fueron siempre uno de nuestros principales estímulos.

 

Nos apena la idea de tener que separarnos de los consejos del presidente, cesando de compartir con él los peligros y responsabilidades de una situación difícil, ocasionada por la excitación de la reciente lucha electoral, en momentos en que la paz se halla interrumpida en varios puntos de la nación y cuando parece probable que se interrumpa en otros en que logren los descontentos llevar a cabo sus planes de inaugurar alzamientos contra las instituciones; cuyos movimientos consideramos como el último esfuerzo hecho para sobreponerse a la constitución y en el que estamos seguros que sus autores no obtendrán un éxito más satisfactorio para ellos, que el obtenido en sus esfuerzos anteriores encaminados al mismo fin.

 

Pero el deber de retirarnos ante una situación nueva, por expirar el período durante el cual nos llamó la confianza del presidente, no nos permite diferir este paso para después de que las sublevaciones que ahora existen y las que puedan estallar con motivo de la última elección, hayan sido sofocadas.

 

El deseo de que el presidente tenga el tiempo necesario para organizar el gabinete con que inaugure su próximo período constitucional nos hace anticiparnos a presentarle desde ahora nuestra dimisión, teniendo sin embargo la intención de seguir desempeñando nuestros deberes hasta que se nos comunique que el presidente haya aceptado nuestras respectivas dimisiones.

 

Creemos excusado manifestar que, no separándonos de los consejos del presidente por diferencia alguna de ideas con él, seguiremos cooperando en la esfera de nuestra posibilidad y con el mismo esfuerzo que hasta aquí por los grandes intereses nacionales que han sido el móvil de su política en el actual período: el afianzamiento de la paz, la consolidación de las instituciones, la realización de la reforma y el desarrollo de los elementos naturales de riqueza de nuestra patria.

 

Réstanos solamente suplicar a usted tenga la bondad de manifestar al presidente nuestra profunda y sincera gratitud por el honor que nos dispensó al llamarnos a su gabinete y por las innumerables pruebas de consideración y confianza con que nos ha distinguido en el período que hemos tenido la fortuna de estarle asociados en las difíciles tareas de la administración pública, a cuya honra y confianza hemos procurado corresponder, desempeñando lealmente nuestros respectivos deberes y haciéndole a la vez presentes nuestros fervientes votos porque le sea permitido, durante su nuevo período, ver coronada esta patriótica empresa que ha sido el constante objeto de sus afanes.

 

Ofrecemos a usted con este motivo las seguridades de nuestra distinguida consideración.

 

Independencia y libertad.

 

México, noviembre 1º de 1871.

 

Ignacio Mariscal

 

Ignacio Mejía

 

José M. Castillo Velasco

 

Blas Balcárcel

 

Matías Romero

 

[Nota autógrafa de Juárez]

 

Noviembre 3 de 1871

 

Dígase a cada uno de los señores ministros que suscriben esta comunicación que el presidente estima y agradece la resolución que han tomado de presentar sus renuncias con el loable fin que expresan y que se tendrán presentes dichas renuncias para acordar oportunamente, sobre cada una de ellas, lo que se juzgare conveniente al servicio público en las presentes circunstancias.

 

(Benito Juárez)

 

Fuente:

 

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.