Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

          1879

          1878

          1877

          1876

          1875

          1874

          1873

          1872

          1871

          1870

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1870-1879 > 1870

Juárez aconseja paciencia al gobernador de Puebla.
Puebla, diciembre 13 de 1870

Señor Presidente don Benito Juárez
México

Muy apreciable amigo y señor:

Acompaño a usted un ejemplar de las reformas constitucionales que ha aprobado la Legislatura. Creo que son buenas, sin embargo de que las pasiones de la época tal vez hagan formular la opinión contraria. El Monitor, ya sin conocerlas, las llama monárquicas.

Hoy ha pedido el promotor fiscal al juez de distrito, decrete el amparo que pidieron algunos dueños de panaderías, con motivo de un derecho que se impuso a las harinas y que siempre se ha cobrado en el estado, exceptuándose en los tres últimos meses que había sido remplazado por otro, el cual se derogó al restablecer el antiguo.

No será remoto que se decrete ese amparo; si así fuese lo participaré a usted oportunamente para que tenga la bondad de recomendar a la Suprema Corte de Justicia el buen despacho, no vaya a suceder lo que con el de los propietarios que se quejaban de que se les hacía recaudadores del fisco.

Si ya proveyó usted las suplencias del juzgado de distrito de esta ciudad y tiene la bondad de decirme las personas que haya nombrado, se lo agradeceré mucho.

Mi situación no es tan mala como mis enemigos aseguran. No es buena, sin embargo, porque los amparos que por espíritu de pandilla me están promoviendo, hacen que la Hacienda Pública esté en constante oscilación y que sus entradas se disminuyan.

Quiera Dios darme la calma y serenidad que usted tiene y que trato de aprender, aunque con la convicción de que antes me llevará el diablo que llegue a poseerlas.

No escribí a usted de mi llegada como le ofrecí, porque caí enfermo y hasta hoy he podido salir.

Consérvese usted tan bien como desea su afectísimo amigo que besa su mano.

Ignacio Romero Vargas

[Nota autógrafa de Juárez]

Recibo y enterado. Espero el aviso del amparo de que me habla. Todavía no se me ha dado cuenta de la terna de los suplentes. Cuando se nombren le daré el aviso que desea. Siento que se haya enfermado y le deseo completo alivio y paciencia para sufrir las (…) del prójimo.

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.