Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

          1879

          1878

          1877

          1876

          1875

          1874

          1873

          1872

          1871

          1870

      1860-1869

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1870-1879 > 1870

Diego Álvarez exige se presente al gobierno Vicente Jiménez.
Chilapa, diciembre 22 de 1870

Señor general don Francisco O. Arce
Bravos
Mi estimado amigo y compañero:

Están en mi poder tres estimables de usted, de 18, 19 y 20 del actual, a que doy contestación.

El Sr. Gral. Loaeza me comunicó, de oficio, el resultado del movimiento sobre Mochitlán, cuyo contenido inserto al ministerio de la Guerra.

Anoche se me presentaron dos miembros de la comisión consabida, el licenciado Peláez y don Eutimio Castro, no obstante haberles prevenido que me esperasen en Guerrero, pero creo que el miedo, infundido por el último movimiento, los hizo venirse a pie, así como porque el Sr. Eguiluz se manifestó con ellos algo desdeñoso. Duval se retiró para su centro, sin duda porque se creyó más importante.

Hablamos, pues, y concluí por manifestarles que no admitía más proposiciones que dos: la de salir el Gral. Jiménez a presentarse al supremo gobierno y la de hacer formal entrega del armamento, convencidos de las razones fundadas en que me apoyé sobre que, sin la decisión de dicho jefe, el llamado interino no existiría, así como de los funestos resultados que para sus defensores traería nuestra aproximación al campamento, acordaron dirigirle con (un) propio una comunicación en el mismo sentido.

Veremos qué resulta y lo sabrá usted oportunamente.

El haber precedido el coronel Alcaraz mi marcha de Guerrero a ésta, no produjo los resultados que me prometía, como diré a usted a nuestra vista.

Descanse usted en que impartiré a don Agustín Estrada la protección que necesite para el mejor desempeño de su cometido.

Quedo impuesto de que llegaron 100 hombres de Aldama, cuya colocación haremos a mi regreso, quedando por ahora, como me dice el Sr. Loaeza, agregados a Hidalgo.

He acordado, con el Sr. Lic. Robles, el nombramiento de juez del estado civil, en la persona de don Manuel Arcos, antiguo militar de muy buenos servicios. Dicho señor licenciado dirá a usted esto y lo demás relativo a otras provisiones administrativas.

Las autoridades de Zitlala y sus vecinos, los de Santa Catarina y de otros pueblos, se me han presentado diariamente a protestar su obediencia al supremo gobierno y cooperar al restablecimiento de la paz y hoy o mañana lo verificarán los de la cabecera municipal de Guechultenango.

Con esto y con la llegada del 8º batallón, que debe quedar aquí, está asegurada esta parte del estado de donde se proveía el enemigo, quitándole, además, que ocupase esta villa al retirarse, si así lo piensa, cuando nos acerquemos a él.

Sin otra cosa que desear a usted la mejor salud, me repito su afectísimo amigo y seguro servidor.

Diego Álvarez

Fuente:

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.