Buscar en  
  Página principal

  Conquista

  Independencia

  Revolución

  Siglo XXI

  Siglo XX

  Siglo XIX

      1890-1899

      1880-1889

      1870-1879

      1860-1869

          1869

          1868

          1867

          1866

          1865

          1864

          1863

          1862

          1861

          1860

      1850-1859

      1840-1849

      1830-1839

      1820-1829

      1810-1819

      1800-1809

  Siglo XVIII

  Siglo XVII

  Siglo XVI

  Siglo XV

Siglo XIX > 1860-1869 > 1869

Juárez reprueba el movimiento.
México, diciembre 20 de 1869

Señor don Francisco Antonio Aguirre

San Luis Potosí

 

Mi estimado amigo:

 

He sabido con sumo sentimiento los sucesos que han tenido lugar en esa ciudad en estos últimos días. Supongo que con la mejor intención y sólo por evitar mayores males aceptó usted el carácter de jefe en el movimiento que se ha efectuado en esa capital el día 15 del corriente; pero, por lo mismo, que creo a usted poseído de buena fe y, sobre todo, por ser usted un amigo a quien aprecio, no quiero que sea usted envuelto en las consecuencias desagradables que inevitablemente resultarán del mal paso que se ha dado, si no se procura volver al buen camino que aconseja la prudencia y el patriotismo.

 

En tal concepto me he resuelto a escribir a usted en lo confidencial para suplicarle haga valer toda su influencia y valimiento a fin de manifestar a las personas que han tomado parte en los sucesos indicados el gravísimo error que han cometido usando de las vías de hecho para remediar los males de que se aquejan, pues sólo los medios legales pueden dar un resultado satisfactorio y honroso y las vías de hecho sólo sirven para desnaturalizar la causa más justa y para sistemar la anarquía.

 

Por esto la nación toda y las autoridades supremas han adoptado por programa reprobar todo motín y todo medio violento que ataque a las autoridades legítimas de la federación y de los estados sea cual fuere el pretexto a que se apele para justificarlo.

 

El gobierno que, consecuentemente con ese programa, ha contrariado el Plan de Tacubaya proclamado por Zuloaga y los recientes motines de Yucatán, Sinaloa, Guerrero y Tamaulipas, no puede, sin faltar a sus más sagrados deberes, sancionar lo que últimamente se ha hecho en esa ciudad y debe hacer respetar la ley y restablecer la paz por todos los medios legales que estén en la órbita de sus facultades.

 

Yo quisiera, antes que todo, que esos medios fueran pacíficos y que las mismas personas comprometidas volvieran sobre sus pasos arbitrando el modo de restablecer las cosas al estado que tenían antes del día 15 del corriente.

 

Sólo así se evitarán grandes males que necesariamente trae consigo la guerra civil y, si usted y las personas indicadas aceptan mi consejo, harán un positivo servicio a nuestro país y a mí un favor distinguido que siempre les agradeceré.

 

Suplico a usted me conteste inmediatamente y por extraordinario, ordenando lo que guste a su amigo afectísimo

 

Benito Juárez

 

[Aumento]

 

Ya escrita ésta, recibí la suya del día 15 del corriente. Reproduzco en contestación lo mismo que he dicho antes. Salió el extraordinario a las ocho de la noche.

 

Fuente:

 

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.