1869
Intrigas en la legislatura poblana.
Puebla, diciembre 14 de 1869


Señor Presidente don Benito Juárez

México

 

Muy respetable señor y amigo:

 

Las dificultades que anuncié a usted se habían presentado en la Legislatura, no han podido ser arregladas por la mala disposición que para ello tenían los diputados filiados a la oposición.

 

Sus pretensiones eran tan inconvenientes que de aceptarlas se atacaba a las instituciones que nos rigen; querían nada menos que reprobar una credencial aprobada y aprobar otra reprobada.

 

Mis esfuerzos han sido inútiles para hacerlos entrar en razón; pero esperaba que hoy, día en que la Legislatura nombra la diputación permanente, asistirían todos y entrarían en discusión más o menos acalorada.

 

Tres de los diputados de oposición concurrieron esta mañana y no quisieron pasar del salón de desahogo, no obstante las repetidas llamadas del Presidente. Al fin se retiraron a pesar de las varias indicaciones que se les hizo para prevenir el escándalo que se daría al estado, si se obstinaban en no concurrir a las sesiones.

 

Esta tarde se citó de nuevo y sólo concurrieron los ocho diputados que habían concurrido en la mañana. Viendo que era inútil esperar, pues los contrarios persistían en no concurrir, se erigieron en junta, redactando un acta en la que constaba todo lo acaecido.

 

Así pues, por falta exclusiva de los señores de la oposición, no se ha nombrado diputación permanente como lo previene la Constitución del estado y en el período de receso quedará sin representación legal el cuerpo Legislativo.

 

El plan manifiesto de los enemigos es reunirse en número de nueve para hacer lo que más les convenga. Para lograr esto cuentan con cuatro de oposición y tres diputados tan débiles a quienes han sojuzgado por el temor. Con esta base poco segura, creen ganar otros dos y erigirse entonces en Congreso.

 

Fácilmente comprenderá usted lo desatinado del proyecto y yo aseguro a usted que vigilaré con empeño para que esto no llegue a verificarse, pues sería un escándalo más grave que el que hoy han dado. Por otra parte, cualquier acuerdo de ellos sería a todas luces ilegal, pues procedían de un modo contrario al que tiene dispuesto la Constitución.

 

Me repito de usted afectísimo servidor y amigo que besa su mano.

 

Ignacio Romero Vargas

 

Posdata:

 

Ya escribo a Cravioto para que afirme al diputado Andrade, rogándole influya con él para que no venga sino hasta que comience el período legal y, en caso de que le sea forzoso venir antes, que no se una con los de la oposición. Mucho estimaría a usted, si lo cree conveniente, escriba, en el mismo sentido al Sr. Cravioto.

 

Aprovecho la oportunidad que se me presenta del viaje de mi compadre el Sr. Sánchez Solís, quien entregará a usted la presente e impondrá a usted extensamente de todo lo ocurrido.

 

[Nota autógrafa de Juárez]

 

Enterado y que ya el Sr. Sánchez Solís estuvo conmigo y me informó extensamente de la situación del estado.

 

Fuente:

 

Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006.